CIUDAD › ANTES DE QUE ENTRE EN VIGENCIA EL NUEVO CODIGO URBANO

Ultimos permisos flexibles

De duplicó la cantidad de pedidos para construir en altura en estas semanas que el Ejecutivo se tomó para "hacer algunas correcciones" al nuevo Código Urbano que votó hace un mes el Concejo con la oposición de los constructures.

 Por Guillermo Zysman

A un mes de haber sido aprobado por el Concejo, el nuevo Código Urbano aún no fue promulgado por el Ejecutivo. "Estamos haciendo algunas correciones técnicas a la ordenanza", explicó a este diario la secretaria de Planeamiento, Mirta Levin. En las últimas cuatro semanas, desde que los concejales sancionaron el nuevo ordenamiento urbanístico a la fecha, se duplicó la presentación de anteproyectos para construir en altura en el centro y macrocentro de la ciudad, zona próxima a regular. A estas solicitudes el municipio respondió otorgando las denominadas reservas de derecho con 60 días de duración. "Lógicamente que hay especulación alrededor de estas cuestiones, es similar a lo que ocurre cuando se anuncia que va a aumentar la nafta y la gente llena el tanque y hace largas colas. Acá pasa lo mismo pero claro, hay intereses mucho más fuertes en juego", admitió a Rosario/12 el director de Obras Particulares de la municipalidad, Eduardo González.

El 6 de marzo pasado en una polémica sesión, con el voto de los ediles del oficialismo, el Concejo sancionó el nuevo Código Urbano. La iniciativa, que generó fuertes críticas del lobby constructor, determinó para el área central ﷓que abarca avenida Pellegrini, bulevar Oroño y el río﷓ una altura máxima general para construir de 23 metros (planta baja y 7 pisos), aunque contempla excepciones. También estableció una definida normativa para las propiedades y áreas de protección histórica y preserva a sectores hoy degradados, con la intención de desarrollar proyectos unitarios de impacto estratégicos.

"La ordenanza vino al Ejecutivo con algunos errores técnicos que estamos corrigiendo, por esa razón la norma todavía no fue promulgada y aún no está en vigencia", confió la secretaria de Planeamiento. Levin dijo aspirar a poder terminar la correción en los próximos días, para así poder poner en marcha una iniciativa del propio gabinete. De hecho, la semana entrante, funcionarios municipales se capacitarán para poder instrumentar la nueva normativa. "Lo que ocurre es que gran parte de las figuras técnicas que existían desaparecen como los índices de factor ocupacional de suelo y tierra y a la vez hay que saber usar las nuevas herramientas", acotó González.

Mientras tanto, la Dirección de Obras Particulares del municipio recepcionó en las últimas semanas el doble de anteproyectos para construir en el centro y macrocentro que en meses anteriores. "Habitualmente teníamos 30 anteproyectos y en estas semanas se duplicó, llegamos a los 60", confirmó el titular de la repartición.

Eduardo González comentó que ante ese pedido, el gobierno municipal tiene que aplicar la norma que está vigente. "No podemos aplicar una ordenanza que no está todavía promulgada, podríamos ser acusados de abuso de autoridad así que nos regimos por el marco vigente", acotó.

En ese marco, la municipalidad otorga, si toda la documentación y los requisitos técnicos se cumplen, una reserva de derecho. "Se analizan la altura reclamada, los pisos sugeridos y si todo está bien se expide rápidamente el certificado que dura 60 días, para así darle al inversor cierta previsibilidad", agregó el funcionario.

De inmediato el director de Obras Particulares admitió que existe una gran especulación en la materia, acentuada desde que el Concejo analizó y sancionó el nuevo ordenamiento urbanístico. "Claro que hay especulación, como no la va a haber. En Argentina cuando se anuncia que aumenta la nafta la gente hace largas solas para poder llenar el tanque con el precio anterior al aumento, imagínese si no va a haber especulación en un tema como este donde hay intereses mucho más fuertes en juego", graficó.

En ese marco, según pudo saber este diario, el municipio recibió incluso un pedido para poder construir lo que sería el edificio más alto de la ciudad en Dorrego e Ituzaingó, un proyecto para una estructura de 50 pesos que seguramente no prosperará. De hecho, con el nuevo Código en vigencia no admitiría siquiera discusión alguna.

Compartir: 

Twitter
 

La nueva reglamentación regula fuertemente las alturas para las construcciones. El Ejecutivo admite que antes de que lo regule "hay especulación de los constructores".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.