CIUDAD › ROSARIO RECLAMA APORTE EXTRA DE TRES MILLONES DE PESOS MENSUALES

Para que funcione el transporte

El último estudio de costos del transporte arrojó como resultado un desfasaje de 30 centavos con el precio actual del boleto, pero el intendente descartó un nuevo aumento. "No es justo ni posible por cuestiones políticas, económicas y sociales", dijo Lifschitz.

 Por Guillermo Zysman

Tras aclarar que no iba a promover un nuevo aumento de la tarifa, el intendente Miguel Lifschitz difundió ayer el último estudio de costos del transporte que arrojó como resultado un desfasaje de 30 centavos con el precio actual del boleto, a raíz del incremento de insumos y de la masa salarial. Según el jefe comunal, con estos números el sistema necesitará de un aporte extra de tres millones de pesos mensuales que reclamarán "como acto de estricta justicia y federalismo" a la Nación mediante los legisladores santafesinos y del resto del país "como ocurre en Capital Federal y Gran Buenos Aires". Visiblemente preocupado, Lifschitz advirtió: "Si este escenario no se revierte, para el largo plazo vamos a tener serios problemas. Por lo pronto, esta situación repercutirá en el servicio y afectará al pasajero" a través de menores frecuencias y deterioro en el estado de las unidades.

Lifschitz encabezó ayer por la tarde una informal rueda de prensa junto a las autoridades del Ente de Transporte y la Secretaría de Servicios Públicos. A diferencia de estudios de costos recientes, el municipio decidió, para el último trabajo, armar una puesta en escena ya que el resultado arrojó un desfasaje significativo.

De acuerdo a los datos del Ente, el costo tarifario por pasajero a octubre de 2008 es de 1,901 pesos, 14 centavos más que el relevamiento anterior cerrado en agosto y 30 centavos más que la tarifa vigente desde fines de julio cuando el Concejo aprobó en una escandalosa sesión el más reciente aumento del boleto. La principal variable que se incrementó fue la masa salarial que ya representa el 48 por ciento de los costos totales, al incorporarse la última cuota (11 por ciento) del acuerdo paritario suscripto en febrero entre las empresas y la UTA. El salario inicial de un chofer se ubica ahora en 3800 pesos.

El intendente recordó que en Capital Federal y Gran Buenos Aires "se incrementaron los montos de los subsidios nacionales para cubrir la diferencia y no producir pérdidas a las empresas". Ante la falta de mayores subsidios, la proyección de la municipalidad es que en el último cuatrimestre del año el sistema en su conjunto tendrá una pérdida de aproximadamente 16 millones de pesos, sólo por este motivo.

Teniendo en cuenta que esta situación la padecen todas las ciudades del interior, Rosario ya inició contactos con otras comunas para unificar el reclamo a la Nación. Además la administración Lifschitz envió a los legisladores nacionales una carta mediante la cual sugiere la sanción de una ley que establezca un Régimen de Compensaciones Complementarias Provinciales (RCCP) para atenuar las asimetrías con Buenos Aires.

Desde el Ejecutivo acotaron además que la municipalidad ya aporta recursos propios a través del Fondo Compensador del Transporte por 13 millones de pesos mensuales, más otros 10 millones para solventar el déficit que le producen a la Semtur un conjunto de líneas de baja rentabilidad pero "necesarias desde lo social" y 3 millones asignados para la constitución de la Empresa Mixta.

Finalizada la descripción del estado de situación, el intendente se encargó de aclarar que "esta vez no vamos a propiciar un aumento de la tarifa. Creemos que no es justo ni posible seguir elevando la tarifa por cuestiones políticas, económicas y sociales. A nadie se le escapa que son los sectores medios y de menores recursos quienes más utilizan el transporte público para movilizarse y no hay margen para aumentar el boleto. Al menos no es factible para el corto plazo".

-Si no llegan en lo inmediato más subsidios, ¿cómo impactará el déficit operativo en la prestación del servicio? ¿hasta cuándo el sistema puede seguir absorbiendo estos atrasos?

-Si este escenario no se revierte, para el largo plazo vamos a tener serios problemas. Por lo pronto, los colectivos seguirán circulando pero esta situación repercutirá en el servicio y afectará al pasajero en las frecuencias y en el estado de las unidades.

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz junto a las autoridades del Ente de Transporte y la Secretaría de Servicios Públicos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.