CIUDAD › EL INCENDIO DE LA FISCALIA DE ESTADO ABRE MAS DE UN INTERROGANTE

Donde hubo fuego, cenizas quedan

Una alta fuente policial dijo a este diario que "en un 80 por ciento fue un accidente", pero el veinte por ciento restante se lo reserva "como sospecha" porque se encontró una botella de vidrio de medio litro vacía, que está siendo peritada.

 Por José Maggi

"Hasta el momento las pericias indican que fue accidental, no tengo elementos para pensar en otra cosas. Pero si fue un atentado nadie más que yo quiere averiguarlo: mi padre fue el único juez en Rosario que quiso investigar el vaciamiento del Banco Provincial de Santa Fe y recibió 900 gramos de trotyl como respuesta. Si es una karma que tenemos los Barraguirre lo voy a enfrentar con dignidad, y vamos a investigar todo lo que sea necesario". La frase, contundente, pertenece al Fiscal de Estado Jorge Barraguirre -que interviene en el proceso electoral de Ñuls- al momento de explicar lo sucedido en la madrugada de ayer en las dependencias de Moreno y avenida Pellegrini cuyo mobiliario, más algunos expedientes, fueron devorados por un incendio que la propia policía y el juzgado correccional en turno calificaron como "accidental previsible": es decir sin dolo pero fruto de la falta de cuidado. Un cortocircuito es el gran sospechoso oficial, aunque los sectores en pugna en el club están siendo observados de acuerdos a quien analice el hecho. Una alta fuente policial se mostró desconfiada: "En un 80 por ciento le digo que es un accidente, pero el veinte por ciento restante me lo reservo como sospecha porque se encontró una botellita de vidrio de medio litro vacía, que está siendo periciada", para saber su contenido. La oposición a Eduardo López encabeza por Guillermo Lorente se despegó públicamente del hecho y lo repudió, mientras una pintada hecha sobre la pared de la ventana incendiada sumaba suspicacia hacia el autor: "Intervención a Ñuls o la pagan todos", decía una pintada que por tan obvia hizo volver su mirada hacia el mandamás del club del Parque.

El edificio de Moreno y Pellegrini ardió poco después de las 4.30, y las lenguas de fuego asomaron por una de las ventanas de calle Moreno.

Los bomberos lograron reducir el fuego rápidamente y no se produjeron heridos, pero sí se registraron pérdidas materiales y de documentación.

El jefe de la Unidad Regional II Osvaldo Toledo aseguró que "no se va a descartar ninguna hipótesis. Vamos a recibir todas las declaraciones testimoniales que surjan tanto de los vecinos como del personal que intervino en primera instancia".

El comisario Hugo Cabral, a cargo de la seccional 5ª, que tiene jurisdicción en la zona del incendio, informó que "sólo se produjeron daños materiales y los bomberos están investigando la causa del hecho. La hipótesis principal es accidental porque cuando llegaron estaban todas las ventanas cerradas pero seguirán trabajando". El titular de la Fiscalía de Estado aseguró que "los bomberos informaron que el incendio fue producto de un cortocircuito y no ha sido intencional".

Barraguirre señaló que "gracias a Dios no tuvimos que lamentar más que la pérdida de algún expediente", y precisó que "el daño no es significativo, ya que se quemaron unas computadoras y quedó inhabilitada una oficina". "Ahora estamos tratando de tener una pericia oficial que confirme el informe preliminar, además de asegurar la casa, porque la puerta quedó dañada cuando ingresaron los bomberos", indicó el funcionario.

La agrupación Socios e Hinchas Autoconvocados emitió un comunicado en el que señalan que "ante los lamentables hechos de público conocimiento sucedidos en la madrugada en el edificio de Fiscalía de Estado, aclaramos que en el caso que se confirme la hipótesis que relaciona el hecho con la vida institucional de Ñuls, se trataría de una nueva página de violencia escrita por Eduardo López desde 1994".

"Esta larga cadena de violencia y conflictos internos -continua el texto- incluye amenazas permanentes y pintadas en las paredes de toda la ciudad contra dirigentes opositores, secuestros y agresiones en las tribunas del Coloso y diversas canchas del país a hinchas disidentes, aparición de grupos de tareas en ocasiones de marchas y actos, y demás situaciones que todo leproso conoce sobremanera".

Compartir: 

Twitter
 

La hipótesis principal es accidental pero la policía sigue trabajando en la investigación.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.