CIUDAD › RECETA PARA MATAR AL MOSQUITO DEL DENGUE SIN DAñAR EL MEDIO AMBIENTE.

El bioinsecticida rosarino

Los desarrolló un grupo de científicos rosarinos que trabaja en el producto desde hace más de dos años. Está por salir al mercado y se podrá aplicar en bebederos de animales o directamente sobre las plantas sin dañarlos.

Se creó en Rosario un producto que mataría las larvas del Aedes Aegypti, sin provocar problemas tóxicos para el medio ambiente, ni los animales, plantas y humanos, que habitan en las zonas urbanas junto al mosquito que trasmite el dengue. Se trata de un "bioinsecticida", que hace más de dos años comenzaron a desarrollar especialistas del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario. El doctor Roberto Grau, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y profesor de la facultad de Bioquímica de la Universidad Nacional de Rosario, explicó que su novedoso producto lograría matar los huevos que el vector coloca en los reservorios de agua, de manera totalmente sana para la salud de las personas y demás seres vivos. Sin embargo, lo que podría ser el fin de la problemática de la epidemia que vive gran parte del país, está frenado burocráticamente hace meses, "por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y el Senasa, que todavía tienen que habilitar el producto. Además, la planta que se necesita para producirlo en serie, que está en la ciudad de San Lorenzo, está esperando que un inspector la apruebe para tal fin".

Según se indica desde el Conicet, en unos dos meses el "biolarvicida" saldría a la venta; pero solicitan a la población que se continúe con las medidas de prevención indicadas, hasta tanto el producto pueda ser utilizado para la fumigación, y atacar directamente al huevo del Aedes.

Acerca de su idea y trabajo, Grau señaló: "Esto comenzó a mediados de 2006, cuando a través de un estudiante a quien yo ayudé en su tesina, tuvimos contacto con gente que tiene una planta en San Lorenzo que fabrica inoculantes, entre otros productos. Ellos se acercaron para ver si se podía realizar algún proyecto, utilizando bacterias que fueran patógenas: o sea, amigables para el medioambiente y beneficiosas para el hombre". Y recordó: "Paralelamente; en el primer cuatrimestre de ese año, yo había viajado a un congreso en Curitiba (Brasil), donde vi la problemática del dengue. Al tiempo, volví a viajar a Río de Janeiro, y el problema continuaba. Entonces propuse esta alternativa ecológica, que produce una biotoxina que es específica contra la larva de los mosquitos; y que, a diferencia de los químicos, no es tóxico para el medio ambiente, las plantas, los animales y los humanos".

Grau explicó sobre su invento: "Se trata de una formulación líquida que va a tener una indicación de preparado; por ejemplo, poner tantas cucharadas de té por litro de agua. Ese líquido, luego de su disolución, puede ser la bebida del perro, y no le va a pasar nada, sino que va a hacer que cuando el mosquito pose sus huevos en el agua, estos mueran". Además, esta reacción tiene una ventaja de suma importancia, y es que "va un paso antes de la formación del Aedes: mata la larva, por eso se puede poner hasta en el agua de los peces; ya que está basado en las toxinas naturales que producen unas bacterias que están en el aire y en el agua. Estas desarrollaron, con la evolución, toxinas contra el huevo de los mosquitos, porque las larvas se alimentan de bacterias. En cambio, si se hace una fumigación con los productos actuales, de no lavar las cosas en los lugares donde se hizo el trabajo, afectaría a los seres vivos".

Acerca de los tiempos, y previendo que la problemática continuará, el investigador consideró: "Tal vez la aprobación del biolarvicida no llegue a tiempo para dar tratamiento a la epidemia actual en Rosario y gran parte del país, pero es fundamental para la prevención; porque además, el calor vuelve en agosto, y no faltan muchos meses".

En relación al avance de la aprobación por parte de entidades nacionales, el especialista explicó: "El producto se realiza con una planta que está aguardando habilitación en la localidad de San Lorenzo; por eso en este momento, estamos esperando que un inspector la habilite; y, por otro lado, la autorización para sacar el producto al mercado está en manos del Anmat; porque el biolarvicida pertenece al grupo de los "domisanitarios"", indicó.

"Ya hicimos pruebas de laboratorio y todo está comprobado; además, se probó la efectividad en otros lugares, como La Plata". Por eso, Grau manifestó no entender las demoras. "No digo que sea la solución, pero creo que ayudaría mucho y es bueno porque no es tóxico y ataca directamente a la larva".

Informe: Lorena Panzerini

Compartir: 

Twitter
 

El doctor Grau, junto a su equipo del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.