CIUDAD › UN DOCUMENTAL RESCATA LA HISTORIA DE LA TORRE DEL CORREO, QUE FUE DEMOLIDA EN 1933

El perfil de una ciudad que no fue

Sonia Helman dirige un video sobre la obra diseñada por Angel Guido, que comenzó a levantarse en 1929 pero se interrumpió. Tres años después, pese al reclamo rosarino, fue derrumbada.

 Por Sonia Tessa

El perfil de Rosario desde el río Paraná podría ser muy distinto, si la torre de 80 metros que el arquitecto Angel Guido diseñó en 1929 para la sede del Correo no se hubiera tirado abajo en 1933. Con el golpe de estado de José Uriburu de por medio, la ciudad vivió entre 1929 y 1934 una situación insólita: en el edificio de Correo se levantó una torre que nunca se terminó, y fue demolida por orden del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, con argumentos presupuestarios. Pero su destrucción resultó mucho más onerosa y se cobró por lo menos una vida. Esta historia, que algunos memoriosos tienen presente, será contada en el documental La Torre de Guido, que prepara la realizadora Sonia Helman, con producción ejecutiva de Ricardo Gallo, y que recibió el premio del programa Estímulo a la producción audiovisual santafesina del Ministerio de Cultura e Innovación de la provincia.

En plena etapa de producción, Helman pasa horas revisando diarios de la época, y realizando entrevistas con colaboradores de Guido, con Adriana Martínez Vivot, nieta de Guido y con el arquitecto José Jumilla, entre otros. Las hipótesis sobre las razones de la demolición de aquella torre fueron, hasta el momento, dos. "Había un problema político ideológico. Por un lado, se decía que la Iglesia no quería un edificio más alto que la Catedral, pero eso no está documentado aunque forma parte de la historia oral", indica la directora. Por otro lado, la obra primero fue aprobada por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, que luego ordenó su derrumbe. "Está la teoría de que el Correo de Rosario no podía ser más alto que el de Buenos Aires", agrega. Este argumento tampoco está escrito, sino que fue recogido a partir de distintos testimonios.

¿Cómo nació la idea de La torre de Guido? Helman había conocido todo el episodio en 1993, cuando realizó un documental sobre el arquitecto que más de 20 años después diseñó el Monumento a la Bandera. Pero hace poco tiempo recibió una cinta de 16 milímetros para pasar a DVD, de las tantas que llegan a su estudio. Aquella película había sido filmada por el inmigrante italiano Ugo Frasinetti, pero la familia no sabía si las imágenes eran de Rosario o de Italia. Al mirarlas, Helman descubrió que se trataba de Rosario y no pudo creerlo: contaba con un documento fílmico inédito. Allí se veía la torre de 80 metros que se había levantado en 1929 en el edificio del Correo, frente a la plaza 25 de mayo.

La búsqueda la llevó también a descubrir que el diario La Capital formó parte de la campaña para salvar a la torre. "La Bolsa de Comercio, la Federación Gremial del Comercio y la Industria y el diario La Capital llamaron a los legisladores a defender la torre. El intendente Esteban Morcillo viajó a Buenos Aires a pedir que no demolieran la torre. Los argumentos de las fuerzas vivas de la ciudad eran que la construcción era un punto notable visto desde el río, así como la importancia arquitectónica de una torre en la ciudad, y también que podía servir como faro", relató la directora.

Pero los intentos fueron vanos. La decisión de paralizar la construcción de la torre se tomó apenas se produjo el primer golpe de Estado del siglo pasado, el 6 de septiembre de 1930. La orden del ministerio de Obras Públicas llegó en 1993, y comenzó a cumplirse en agosto de ese año. La tarea de derrumbe concluyó en mayo del año siguiente. "Una vez dinamitada la torre, años después Angel Guido la recrea en el Monumento a la Bandera, la hace debajo de la barranca para que no moleste a la Catedral, aunque nunca se haya acreditado que haya sido la Iglesia la responsable del derrumbre de la torre del correo", indicó Helman.

Aunque se la llame genéricamente "la torre", en realidad eran tres. La principal, de 80 metros, y otras dos, complementarias. Allí funcionarían oficinas. Incluso, en el libro Fábula de la virgen y el bombero, la escritora Angélica Gorodischer hace referencia a las especulaciones que rodearon la destrucción de esa estructura.

Desde que comenzaron a realizar el documental, los realizadores encuentran gente que puede aportar datos, ya sea porque su familia vivía en la zona del correo o por otras razones. De hecho, Helman destacó a Ernesto Scolara, "no sólo por el aporte en investigación periodística sino porque él disparó que el Correo rosarino no podía ser más alto que el de Buenos Aires, ya que su madre vivía en el barrio y esa era una de las razones que se esgrimían entonces". Por eso, convocó a las personas que tengan algún aporte a escribir a [email protected] Para encontrar más datos, y espiar el cuaderno de bitácora de la realización del documental, se puede entrar a www.latorredeguido.blogspot.com.

Compartir: 

Twitter
 

Angel Guido diseño una torre que pudiera verse desde el Paraná.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.