CIUDAD › LO APROBó EL CONCEJO

Perros con microchip

Desde la semana próxima, en Rosario, todos los perros deberán tener colocado un microchip subcutáneo, para las razas peligrosas será obligatorio el uso de correa corta, mientras que el bozal será exigido a aquellos canes que tuvieran antecedentes de ataques. Quienes saquen a pasear a sus mascotas y no recogan sus deposiciones serán sancionados con una multa que irá de los 150 a los 450 pesos. Son los aspectos más relevantes de la nueva regulación para la tenencia responsable de perros que aprobó ayer por amplia mayoría el Concejo Municipal.

Será obligatorio el uso de correa corta en las siguientes razas de animales: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileño; Rosa Inu, Akita Inu, y sus mestizos. El uso del bozal sólo tendrá carácter de recomendación. Su uso será obligatorio en los casos que existieren antecedentes de ataques a otros animales o personas.

En el ámbito del IMUSA se creará el Registro Unico de Mascotas en el cual deberán estar inscriptos los canes. La identificación se hará mediante la utilización del sistema electrónico de microchip a colocarse en forma subcutánea, sin anestesia ni ninguna otra preparación, de modo de posibilitarse su posterior lectura externa mediante lectora, cargándose los datos del can como del propietario. El costo del chip es de 3 euros. El IMUSA tendrá a su cargo y sin costo, la registración de los canes en los casos que hubieren sufrido accidentes en la vía pública y se les preste atención en sus dependencias, a los que se ofrezcan en adopción y los comunitarios.

"Los propietarios de todos los perros tendrán seis meses de plazo voluntario para colocar el chip, después entrarán a regir las sanciones de acuerdo a la reglamentación que se haga", explicó a Rosario/12 uno de los impulsores de la ordenanza, el concejal socialista Aldo Gómez.

Los dueños de los canes deberán firmar una declaración jurada en la que deberán dejar constancia: a) si se ha realizado adiestramiento, indicando la tipología sea de defensa, ataque, guardia, caza, salvataje o cualesquiera otra; b) constancias expedidas por médicos veterinarios que en su caso informen sobre la conducta, c) antecedentes de ataques a otros animales, familiares o terceros.

El Imusa entregará al propietario una tarjeta identificatoria con sus datos, los de su can y código del microchip la que deberá portar siempre que el animal esté en la vía pública. Las infracciones leves serán sancionadas con multas que van desde $150 a $450; las graves desde $ 451 hasta $800 y las gravísimas desde $ 801 a $1500.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.