CIUDAD › EN DOS SEMANAS SE PONE EN MARCHA NUEVO CUADRO TARIFARIO DEL TRANSPORTE

Distintas tarifas para pasajeros

La tarjeta biviaje saldrá 1,90, la ocasional dos pesos, seis recorridos a 1,80 y tarjeta de 40 viajes a 1,60.

 Por Guillermo Zysman

En una ajustada votación, que demandó cuatro horas y culminó 11 a 10, el Concejo aprobó ayer el nuevo cuadro tarifario del transporte urbano. En dos semanas subirse a un colectivo de Rosario costará entre $1,60 y 2 pesos, dependiendo la modalidad de pago. Ante la negativa de uno sus aliados electorales -el arista Oscar Greppi-, el socialismo terminó acordando con el radical Jorge Boasso un paquete de medidas que permitió sancionar la ordenanza. El concejal de la UCR, promotor de la tarjeta laboral y los servicios diferenciales, fue el blanco de las críticas de los ediles opositores, quienes lo acusaron de ser funcional al PS y de haber recreado la "mayoría automática" que tanto cuestionó en la última elección. "Es cierto hubo acuerdo político, ante un inevitable aumento del boleto intenté mitigarlo con ideas superadoras. ¿Qué pretenden que imitemos el papelón del Senado nacional que está paralizado por falta de acuerdos y consensos", se defendió. "No le mienta a la gente, el aumento no era inevitable, terminó concretándose por su voto", le enrostró María Eugenia Bielsa, quien batalló sin suerte junto a Héctor Cavallero para que el pack de cinco tarjetas con ocho viajes durara 60 y no 30 días.

El debate, de alto voltaje político con matices técnicos, tuvo esta vez tribunas vacías: en base a una recomendación de la policía, la mayoría de los bloques decidió impedir el ingreso al Palacio Vasallo de un centenar de estudiantes secundarios que se movilizó para oponerse al aumento. Los ediles todavía recuerdan lo ocurrido en julio de 2008, cuando se votó el último aumento, sesión escandalosa que terminó con invasión de jóvenes al recinto e incidentes.

De acuerdo a lo aprobado, en dos semanas, habrá distintas tarifas: tarjeta biviaje a 1,90 el recorrido, ocasional a dos pesos, seis recorridos a 1,80, estudiantil 90 centavos y tarjeta de uso frecuente de 40 viajes -cinco tarjetas de 8 recorridos- a 1,60.

Boasso fue el encargado de abrir la discusión con una encendida defensa del proyecto acordado con el socialismo. Resaltó la bondades de la tarjeta laboral y/o de uso frecuente de 40 viajes en cinco tarjetas que beneficiará, según los cálculos del edil "al 80 por ciento de los usuarios del sistema" y que seguirá costando 1,60. También destacó los cambios que se vienen: servicio diferencial troncal, integración de la Semtur y la Mixta y la tarjeta inteligente sin contacto

Alberto Cortés (Proyecto Sur) salió al cruce de esta argumentación planteando que era un intento para "disfrazar el aumento del boleto, que es el gran eje del debate, porque todo lo demás ya estaba en otras ordenanzas o se estaba por ejecutar". Le siguió Bielsa quien con un encendido discurso le enrostró a Boasso su funcionalidad a los planes del oficialismo, recordándole sus dichos de campaña cuando se presentaba como un opositor a la mayoría automática del socialismo.

El reutemista Diego Giuliano tildó la suba que estaba en debate como "culposa. El intendente ni siquiera envió un mensaje, sólo un estudio de costos. No nos subestimen, es un duro y puro aumento", planteó.

Desde el kirchnerismo, Norma López recordó que el PJ "tiene historia para hablar de beneficios en el transporte a los sectores populares como fueron las franquicias a jubilados y a estudiantes que presentaron los ex concejales Ortolani y Rossi. Pero acá, detrás de la tarjeta laboral hay un aumento que impacta fuerte en la población".

Sin eufemismos, Daniela León (UCR) aseguró que la suba que luego se aprobó "impactará en lo que menos tienen, que son quienes más dificultades tendrán para pagar 64 pesos por la tarjeta laboral para obtener el beneficio, y al contrario comprarán la más cara".

En la misma sintonía se manifestó el ex intendente Héctor Cavallero, para quien el incremento tarifario "es una medida regresiva, que está muy lejos de perseguir justicia social". Luego el edil del PPS propuso junto con Bielsa que la tarjeta laboral tuviera una vigencia de 60 y no de 30 días, opción que el socialismo rechazó.

Fernando Rosúa (Encuentro por Rosario) no dudó en afirmar que el modelo de transporte "está agotado" y pronosticó que con el nuevo cuadro tarifario "habrá menos pasajeros en los colectivos".

La sesión tuvo fuertes roces políticos. Ante las críticas de sus colegas, Boasso reconoció "haber llegado a un acuerdo político con el socialismo. Ante el aumento inevitable de la tarifa busqué mitigarlo con ideas superadoras. De lo contrario tendríamos un cuerpo como el Senado paralizado por la falta de consensos". Bielsa le respondió con dureza: "No le mienta a la gente, el aumento no era inevitable, terminó concretándose por su voto".

Finalmente, con 9 votos propios, el radical frentista Del Cerro y Boasso, el oficialismo consiguió 11 avales, contra los 10 del arco opositor y antes de fin de abril habrá nuevo cuadro tarifario.

Compartir: 

Twitter
 

"Es una medida regresiva, que está muy lejos de perseguir justicia social", dijo Cavallero.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.