CIUDAD › OTRAS DOS PSICOLOGAS DESPEDIDAS DEL HOGAR DEL HUERFANO TRAS DENUNCIAR SERIAS IRREGULARIDADES EN LA INSTITUCION, HABLARON CON ROSARIO/12.

"Están presionando a los chicos"

Las tres psicólogas (Lampugnani, Di Paolo y De Loredo), la ex coordinadora Nodari y otras personas están dispuestas a dar su testimonio ante la Justicia donde desde la semana pasada hay dos presentaciones realizadas, una por parte de la Secretaría de Derechos Humanos por los casos de maltrato que pasaron al fuero en lo Penal Correccional , y otra que presentó la Defensoría del Pueblo en base al testimonio de una chica que pasó 13 años en la institución referidas a las sospechas de abuso y que quedaron radicadas en Instrucción 2ª.

 Por Alicia Simeoni

"Los chicos alojados en el Hogar del Huérfano están siendo presionados por estos días. Nunca antes quisimos hacer público nuestro testimonio acerca del pedido de investigación que formulamos, temíamos que se convirtiera en un detonante contra las niñas, niños y adolescentes". Quienes así se expresan son dos psicólogas, Eugenia De Loredo y Lucrecia di Paolo quienes fueron separadas de sus cargos en enero pasado, después que presentaron ante la Dirección de Protección y Promoción Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes un pedido de investigación respecto de situaciones de maltrato y la sospecha de abuso hacia adolescentes allí alojadas. De Loredo y di Paolo hablaron por primera vez junto a la ex coordinadora de la institución, María Alejandra Nodari, también firmante del pedido de investigación y despedida recientemente. Cuando Rosario/12 dio a conocer el contenido del pedido de investigación y reflejó varios testimonios de quienes están relacionados al trabajo con la niñez y tienen preocupación por el tema, tal el caso de la diputada provincial Alicia Gutiérrez y del Consejo local de Protección Integral de la Infancia, comenzó el discurso amedrentador: si se habla se pone en riesgo la continuidad del hogar. Por otra parte este diario consulto en el Juzgado de Instrucción Nº 4 de los Tribunales provinciales de Rosario sobre cuál fue el destino de la denuncia presentada en 2001 por la entonces presidenta Laura Bertoto de Weskamp acerca de un posible hecho de corrupción de menores en el que se encontraban involucrados dos personas de la institución, MM. y OG. De la investigación desarrollada surgieron desmanejos administrativos pero no se probó el delito de corrupción "todavía no se había conformado un equipo interdisciplinario de abordaje con los chicos que trabajara al tomarles un testimonio ni se contaba con cámara Gesell , y la causa quedó parada.

Eugenia De Loredo y Lucrecia di Paolo trabajaban como psicólogas en el Hogar del Huérfano y fueron separadas de sus cargos en el mes de enero pasado. Junto a Alejandra Nodari, coordinadora de la institución y despedida hace tres semanas atrás, firmaron el pedido de investigación de los que, de comprobarse, pueden calificarse como graves hechos de maltrato y también mencionaron las sospechas de los abusos cometidos por parte de un preceptor, OG. Se trata de la misma persona involucrada en la denuncia del 2001 que realizó la actual concejala Laura Bertoto de Weskamp, entonces presidenta de la institución ante una cantidad de irregularidades y de presentaciones judiciales que ya había realizado la entonces psicóloga de la institución, Silvia Lampugnani, despedida en 2007 y cuyas declaraciones fueron publicadas en la edición del domingo pasado.

Las tres psicólogas, Lampugnani, di Paolo y De Loredo, la ex coordinadora Nodari y otras personas están dispuestas a dar su testimonio ante la Justicia cuando desde la semana pasada hay dos presentaciones realizadas, una por parte de la Secretaría de Derechos Humanos por los casos de maltrato que pasaron al fuero en lo Penal Correccional , y otra que presentó la Defensoría del Pueblo en base al testimonio de una chica que pasó 13 años en la institución referidas a las sospechas de abuso y que quedaron radicadas en Instrucción 2ª. El titular del juzgado de la 4ta. Nominación donde se había radicado la denuncia de 9 años atrás, Juan Carlos Vienna, dijo que en aquel momento el magistrado Jorge Eldo Juárez encargó la investigación a las TOE sin que se pudieran probar las sospechas por corrupción de menores. Al tiempo la empleada MM. fue despedida del Hogar pero el preceptor OG. siguió trabajando todos estos años en el HH. y se multiplicaron los testimonios por sospechas de abusos en los que el hombre, se expresa, jamás usó la violencia, por el contrario la descripción de los distintos casos da cuenta del recurso de la seducción para conquistar a las adolescentes que le interesaban.

Juan Carlos Vienna explicó que en aquel momento, en el 2001, se detectaron irregularidades o desmanejos administrativos. A partir de las denuncias presentadas hace pocos días, el juzgado de Instrucción Nº 2 remitió el expediente con el pedido que se acumulara al del año 2001 pero el juez Vienna consideró que no corresponde. "En aquel trajín que tenía el juez Juárez la causa quedó olvidada" y no se reclamó por ella. La actual concejala Laura Weskamp expresó que no tuvo noticias ni informes: "Nunca supe más nada y tiempo después me enteré de que había quedado en la nada".

La concejala Bertoto de Weskamp expresó que algunas de las situaciones que se presentaban en el Hogar le "llamaban la atención". Cuando la psicóloga Silvia Lampugnani ya había denunciado maltratos físicos y psicológicos ante la institución y la Justicia, se presentó la sospecha por lo que podía encuadrarse en la corrupción de menores por parte de MM. Y OG. preceptores de la institución. En ese momento realizó la denuncia porque también escuchó los testimonios grabados de varias chicas, "pero nunca supe cómo terminó esa causa" dice , y también señaló que cuando dejó de presidir la institución, pero siguió en la comisión directiva, "lo que más me dolió es que la gestión de María Eugenia Saccone cerró la sección de las chicas mayores de 12 años. Claro es una edad en que el trabajo es más difícil y conflictivo pero el HH no está para comodidad de quienes son las autoridades sino para servir y cumplir con las necesidades que se presentan".

Por si quedara alguna duda de que la actual comisión directiva estaba al tanto del que después fue el pedido de investigación formulado por un grupo de profesionales del Hogar, las tres personas despedidas en este último período señalaron a Rosario/12 que desde el 23 de julio de 2009 se puso en conocimiento de las damas las irregularidades sobre las que se tomaba conocimiento. Al parecer, por los testimonios recogidos de di Paolo, De Loredo y Nodari, también por las consultas que esta cronista intentó hacer con la presidenta María Eugenia Saccone, se trata de una mujer que grita con frecuencia y ésa era la reacción ante lo que se le hacía saber: "Ustedes plantean esto pero ¿tienen plata?, porque con plata se arreglan todas las cosas solía decir". La jefa de personal indicó que desde allí en más las observaciones que tuvieran que hacer debían ser presentadas por escrito. Y así fue, el 25 de noviembre de 2009 se elevó una nota a Saccone que firmaron De Loredo, di Paolo, Nodari y otras personas donde se planteó la existencia de "conductas incorrectas del personal que implicarían un grave perjuicio emocional, como psicofísico, en los chicos". Allí se hablaba de conductas recurrentes atribuidas sobre todo por las niñas a un hombre que trabajaba por la tarde como preceptor de la sección varones y señalan que dichos de personas que vivieron en el hogar hablan de que estos problemas, las sospechas de abuso, vienen de larga data. Las profesionales se pusieron a disposición de las damas para colaborar en la investigación que se decida llevar adelante.

Con fecha 13 de noviembre se informó a la jefa de personal Marisa Stangalino que una niña había sido revisada por la médica de la institución y se le constataron lesiones en la zona del cuello y del antebrazo. La chica atribuyó el hecho a una empleada, la que también le propina otros malos tratos, tal como figura en la nota, como introducirle la cabeza dentro de un inodoro, un hecho que confirmaron niñas de su misma sección. La misma nena expresó ante la médica que la atiende en el Hospital de Niños Victor J. Vilela, Andrea Labartete, que le suministraron más medicación que la indicada, lo que provocó una notificación de Labartete al HH.

El 2 de noviembre de 2009 se informó a la comisión que también una empleada había llevado una película para que vieran las nenas de la sección chiquitas y medianas, de entre 5 y 12 años. Se trató del filme "La huérfana" sobre la cual las profesionales entendieron que no era apta para ellas porque entra en la categoría de las películas de terror, ya que trata sobre una niña con problemas psiquiátricos que luego es adoptada en un orfanato, mientras que -se señaló la trama es "siniestra y agresiva".

También De Loredo y di Paolo señalaron que cuando una niña tiene una crisis se utiliza el mecanismo de tirarle un balde con agua fría "para calmarles el brote". Otro caso de mal suministro de medicación fue puesto en conocimiento de la dirección del HH. Por otra parte se marcó que en los casos en que alguna niña rasguña "se constatan las lesiones de quienes trabajan pero no las de las chicas a las que tampoco se escucha". La premisa parece ser que siempre mienten y la realidad inscribe la que puede ser considerada como una máxima institucional, "nena que se va, nena que no puede reingresar". Los testimonios señalan que no existe personal capacitado para trabajar con los niños, para no profundizar las situaciones de crisis sino tratar de organizar un contexto donde se desarmen las situaciones de violencia que puedan aparecer.

Con respecto a las sospechas de abuso, se trata de un tema que en el HH. suena como una verdad a todas luces la misma Laura Bertoto escuchó y vio hace muchos años, como dijo, situaciones que le llamaban la atención. Las damas comisionaron al trabajador social y psicólogo Marcelo Longo para realizar una "investigación reservada" y el hombre hizo declaraciones días atrás en cuanto a que él no había podido encontrar elementos que probaran algunas de las situaciones descriptas, ya que por otra parte, De Loredo, di Paolo y Nodari también señalan los tirones de cabellos, el tratamiento despectivo y humillante como moneda de uso cotidiano. Las expresiones al estilo de decirle a una niña "¿sabés por qué estás acá?...Porque tu madre es una puta y no te quiere", pueden ser utilizadas como parte de un variado repertorio estigmatizante. Por último recuerdan que las únicas investigadas fueron ellas, quienes denunciaron las graves situaciones.

Compartir: 

Twitter
 

"¿Sabés por qué estás acá?...Porque tu madre es una puta y no te quiere", son algunas frases que se utilizan.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared