CIUDAD

Abrazada por el pueblo

La Madre de la Plaza 25 de mayo, Elida de López, murió ayer por la mañana, a los 88 años. Luchadora incansable por los derechos humanos, trabajó en la recuperación de la identidad de decenas de niños apropiados durante la dictadura militar. Su accionar fue un ejemplo para toda la sociedad en su afán por alcanzar la verdad y la justicia. Elida comenzó su lucha en Mar del Plata, donde fue secuestrado en 1977 su hijo Adrián Sergio López. A partir de 1996, Elida se trasladó a Rosario, donde continuó su militancia. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos expresó su hondo pesar por la muerte.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.