CIUDAD › EL ESTUDIO QUE HIZO EL MALBA CONSTRUIRá LA BIBLIOTECA DEL BICENTENARIO

Inclusivo, sustentable e innovador

Esas son las características del proyecto ganador del concurso, que fue presentado por el estudio del arquitecto Alfredo Tapia. Todas las propuestas que recibieron menciones del jurado se exhibieron ayer en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia.

 Por Lorena Panzerini

El proyecto del estudio del arquitecto Alfredo Tapia, de Córdoba, ganó el concurso de ideas para la construcción de la Biblioteca del Bicentenario. "Abarca cada expectativa estratégica", aseguraron los miembros del jurado sobre la propuesta realizada por los mismos profesionales que diseñaron el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), y que propusieron para Rosario un edificio que contará con "luz natural" y con la "calidez" de la madera, en diferentes espacios de encuentro. "Muy lindo", fue la primera impresión que se le escuchó al intendente Miguel Lifschitz, mientras recorría la muestra de los proyectos plasmados en láminas que iban de techo a suelo, en una exposición realizada en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia. Además del proyecto ganador, se exhibieron el segundo y tercer premio, de Rosario y Montevideo, y también se pudieron observar otras nueve ideas que recibieron menciones especiales del jurado.

Luego de tres días de deliberación, los arquitectos encargados de elegir el proyecto, entre 127 propuestas, dieron su veredicto y según indicó el intendente, la decisión fue "unánime" para la presentación de los arquitectos cordobeses. "Estamos muy conformes con los resultados", dijo Lifschitz, al tiempo que aseguró: "Es un muy buen proyecto, que reúne todas las condiciones que exigíamos en las bases del concurso. Es un edificio muy amigable con el entorno, con el barrio y de una escala similar al edificio del arquitecto portugués Alvaro Siza (el Centro de Distrito Sur). También tiene una cantidad de atributos relacionados a la iluminación natural y materiales también naturales, para que sea un verdadero edificio ecológico".

Por su parte, el ministro de Gobierno y Reforma de Estado, Antonio Bonfatti, invitado a la exposición, se manifestó "impresionado" con la calidad de los proyectos, e indicó que "los espacios verdes logran una especie de simbiosis entre un edificio y otro", dijo en relación a la contigüidad de la futura biblioteca con el minimunicipio.

El nuevo edificio será construido sobre un terreno de más de 15 mil metros cuadrados, lindero al Centro de Distrito Sur Rosa Ziperovich. En cuanto a los avances de la obra, el arquitecto Guillermo Castiglione, de la Secretaría de Planeamiento municipal, indicó: "Armaremos una presentación para conseguir fondos internacionales para este tipo de edificio bioambiental y después habrá un trabajo con los arquitectos, para ir ajustando el proyecto y el programa con las diferentes áreas municipales involucradas (cultura y planeamiento urbano)", adelantó. Luego "se hará un concurso de estudios para hacer el legajo definitivo, y posteriormente saldrá la licitación de la obra. Aunque, aún no sabemos por qué parte empezará", indicó. En ese sentido, planteó una ventaja del proyecto seleccionado: "Se puede construir por partes, y cada parte es el todo", dijo.

Una de las innovaciones que propone el proyecto es que intenta invitar a los jóvenes que "se vuelcan a internet y no van más a la biblioteca". "Los arquitectos hicieron una metáfora con el Caballo de Troya: incorporan el lugar para realizar otra actividad que sí hacen los jóvenes, como andar en skate y otras actividades que se hacen al aire libre, que además forma parte de la plaza, y luego esa plaza se transforma en el techo del edificio y sin darse cuenta, ya están en la biblioteca", indicó Castiglione.

Por su parte, la coordinadora de la Biblioteca del Bicentenario, Fernanda González Cortiñas, detalló que si bien "los 127 proyectos presentados fueron de un nivel muy interesante", el ganador "redondea los tres conceptos solicitados en el programa: inclusión, sustentabilidad e innovación", señaló. Además, explicó que se trata de un edificio con "una escala muy doméstica; es una biblioteca amable, con una estructura importante en madera, y un gran parque que lo rodea, con una estructura de patios internos que iluminan naturalmente las salas. La intención, según indicó, es "que la gente logre una lectura muy íntima, de una manera menos intimidante de lo que puede ser una gran sala de biblioteca". Además, agregó que "hay muchos espacios dinámicos: lectura para niños, para jóvenes y una bebeteca, que es una suerte de plaza blanda, donde habrá un primer acercamiento de los bebés y los niños más pequeños a la lectura, a partir de libros de tela, donde además descubran las texturas". Para la coordinadora, la idea "es que a partir de esta biblioteca se empiece a pensar en una generación amiga de los libros y la lectura, de cara al futuro".

En tanto, el segundo premio fue para la arquitecta rosarina Jessica Vidalle, cuyo proyecto fue calificado como "contundente y organizado"; mientras que el tercer lugar fue para Mario Báez y Adrián Durán, dos profesionales de Montevideo, que lograron "interrelacionar el exterior con el interior, y articularlo con el centro de distrito", decía la devolución del jurado sobre esa obra.

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto ganador incluye luz natural, con espacios que tendrán la "calidez de la madera".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.