CIUDAD › LA PRESIDENTA ENTREGó CRéDITOS DEL BICENTENARIO A FIRMAS SANTAFESINAS

Para defender a las empresas locales

Cristina Fernández de Kirchner subrayó los logros del modelo, y pidió a los empresarios que inviertan para crecer.

 Por Guillermo Zysman

"Inviertan, agranden la capacidad instalada, se viene la hora de América Latina y este gobierno tomará todas las medidas que sean necesarias para defender las empresas y el trabajo argentino", instó ayer Cristina Fernández a los pequeños y medianos empresarios locales que la recibieron en el 75º aniversario de la Asociación Empresaria de Rosario. Allí la Presidenta destacó que en el Presupuesto 2011 presentado en el Congreso al mediodía se utilizarán nuevamente reservas del Banco Central para pagar los compromisos de la deuda del año próximo. En ese sentido, anunció que ayer el BCRA batió su record al superar los 51 mil millones de dólares pese a haber cancelado compromisos del año en curso. En otra encendida defensa del modelo instaurado en 2003, CFK convocó a sumarse "con alegría y buena onda" al proyecto de país y llamó a la oposición a discutir "ideas con propuestas pero no como barras bravas de equipos de fútbol".

La jefa de Estado entregó además los primeros dos préstamos del Bicentenario a empresas santafesinas, una rafaelina y otra venadense, que permitirán sumar cien nuevos puestos de trabajo. Por tercera vez en el año la Presidenta desembarcó en la ciudad. Ayer lo hizo para encabezar las bodas de diamante de la AER en el City Center Rosario.

Pese a lo anunciado no hubo movilizaciones al extremo sur de parte de piqueteros y empleados de la autopartista Paraná Metal, en conflicto desde hace dos semanas en la autopista. El auditorio no podía ser más favorable a la mandataria: cerca de dos mil empresarios pymes la aplaudieron y escucharon antentamente su discurso. En el escenario hacían lo propio el gobernador Hermes Binner, el intendente Miguel Lifschtiz, la ministra de Industria, Débora Giorgi, el titular de CAME, Osvaldo Cornide y el diputado Agustín Rossi. El anfitrión, Elías Soso dejó en claro de entrada la receptividad de la entidad que preside hace años con las políticas de la Casa Rosada. "No importa quién gobierne sino cómo gobierne y la verdad es que los números nuestros andan bien, lo dicen todas las consultoras. Todavía falta pero dejamos atrás épocas muy malas", planteó el dirigente mercantil quien repasó en su discurso las "épocas felices de Rosario en los 60 de fábricas a plenos, los nefastos años de Martínez de Hoz y la pesadilla de los 90".

"En todos estos años aprendimos que sin industria no hay Nación y que no hay que dejar todo librado al mercado sino proteger a nuestras empresas y trabajadores", finalizó. Binner se limitó a saludar a la entidad y a resaltar sus aportes a la ciudad y la provincia en todas las convocatorias lanzadas para planificar estratégicamente la región. Y tuvo elogiosos conceptos para con Soso por sus años de trabajo. A Cristina apenas le agradeció su presencia en la ciudad.

No hubo reclamos de recursos coparticipables ni mención a logro alguno del gobierno nacional. Más bien indiferencia. Fernández de Kirchner devolvió gentilezas a Soso. "Escuchaba atentamente su discurso histórico y coincidía en todo, incluso me anticipaba a sus palabras, siendo él desarrollista y yo peronista. Lo importante es que coincidimos en el diagnóstico, en los problemas que tuvimos y en las soluciones que nos sacaron de esas crisis", dijo de entrada. Sus casi cuarenta minutos de alocución estuvieron marcados por una encendida defensa del modelo con todas sus variables: crecimiento del mercado interno, de la exportación, de la industria nacional, de la balanza comercial, las reservas y los indicadores sociales. En ese marco enumeró "tres buenas noticias del día": récord de reservas del BCRA (51.094 millones), un Presupuesto (el de 2011) presentado ayer que ratifica ocho años de crecimiento económico sostenido y recuperación del turismo receptivo en un 84 por ciento en julio de 2011 en comparación con el año pasado. En tren de hacer anuncios confirmó que el año próximo volverán a pagarse compromisos de la deuda con reservas del BCRA "para evitar el juego de las especulaciones por eventual incapacidad de pago", y ratificó que su gobierno "tomará todas las medidas que sean necesarias para defender las empresas y el trabajo argentino". Además entregó los primeros dos certificados de eligibilidad del Bicentenario, créditos para las firmas Garro de Venado Tuerto, para sumar tecnología y 25 puestos de trabajo y para Basso, de Rafaela, que permitirá incorporar otros 75. "Este es el rol del Estado que vamos a seguir defendiendo", sintetizó.

Compartir: 

Twitter
 

Entre sonrisas, el presidente de la AER, Elías Soso, le entregó un presente a la mandataria.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.