CIUDAD › DIERON NEGATIVOS LOS TEST DE ALCOHOLEMIA EN EL RíO

El que no toma, navega sin problemas

A una semana de la implementación del control de alcoholemia, sobre el río Paraná ya se realizaron 60 tests en guarderías y clubes náuticos, y todos dieron negativo. Al igual que en las calles de la ciudad, con el inicio de la temporada de verano, ahora los controles a conductores se trasladan al río, con operativos de seguridad de la Prefectura. En ese sentido, recordaron que por ahora no habrá sanciones y será de carácter preventivo, pero a partir del 1º de diciembre comenzarán a regir las multas. Además, volvieron a pedir precaución a la hora de navegar, debido a la bajante que experimenta el río, que ayer se ubicó en 2.10 metros de altura.

Como contraparte de lo que sucede en las calles rosarinas, en el río los navegantes parecen ser más responsables, porque hasta ahora, ni un solo test detectó la presencia de alcohol en sangre para quienes pretenden circular con sus lanchas, yates y veleros. El que bebe no navega podría ser la frase en este caso. Según indicaron desde la Prefectura local, "los 60 test de alcoholemia realizados en el fin de semana dieron negativo", pese a la altísima afluencia de público que recorre las aguas del Paraná.

Si bien los operativos arrancaron hace una semana, y se llevarán a cabo hasta el 30 de noviembre con carácter preventivo, la mayor influencia de gente se dio este fin de semana largo, entre turistas y ciudadanos, y el río fue el lugar elegido por jóvenes y adultos. Desde el 1º de diciembre, los controles se incrementarán y comenzarán a regir las multas y castigos para todos aquellos que conduzcan embarcaciones alcoholizados.

En la práctica, el operativo está en manos de los guardacostas, que controlan la actividad en el río. Estos llevan a bordo el equipo de alcoholímetros para realizar el test a los timoneles. Este monitoreo que se puso en marcha la semana pasada, como prueba piloto, es un hecho inédito en el país. La medida fue tomada a nivel nacional y se aplicará en todas las vías navegables del país; es decir, en toda la jurisdicción de la Prefectura Nacional sobre ríos, lagos y todo el litoral marítimo argentino.

Si bien no hubo test de alcoholemia positivos, desde Prefectura comentaron que se labraron algunas actas por falta de documentación de los conductores. Además, recordaron que "para las embarcaciones deportivas, el límite de tolerancia de alcohol en sangre de 0,5 (500 miligramos por litro de sangre) y para los timoneles de artefactos acuáticos tipo moto o similar, será 0,2. En cuanto a las embarcaciones comerciales, el nivel de tolerancia es 0. Es decir, que el conductor no podrá tener ninguna graduación alcohólica". Como consecuencia de detectar casos positivos, al sancionado se le inhabilitará el carnet náutico y se labrará un multa.

Por otro lado, ayer el río se ubicó en 2,10 metros de altura, y se estima que seguirá creciendo. "Subió unos centímetros en estos días (el viernes pasado estaba en 1.96 metro) y por ahora la altura no trajo inconvenientes con la navegación comercial ni con la deportiva", expresaron.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.