CIUDAD › ENTREVISTA EXCLUSIVA AL INTENDENTE MIGUE LIFSCHITZ

"Todavía no decidí mi futuro"

Dijo que le quedan "unos días hasta el 21 de febrero" para definir si se presenta por un tercer mandato. Habla de "cambio" y "renovación" pero rápidamente vuelve sobre sus pasos y afirma que podría estar al frente de la intendencia "por mucho tiempo más".

 Por Pablo Fornero

A doce días del cierre de listas, el intendente Miguel Lifschitz no decidió aún si buscará la re-reelección. En diálogo con Rosario/12, el titular del Ejecutivo dijo que todavía tiene "unos días" para comunicar su postura definitiva. Lifschitz prefiere despistar con sus declaraciones, cuando habla de "cambio" y "renovación" rápidamente vuelve sobre sus pasos y afirma que podría estar al frente de la intendencia "por mucho tiempo más". Dijo que la unidad del PJ "obliga" a los integrantes del Frente Progresista Cívico y Social a ser "cuidadosos" en sus propuestas. "La división interna dentro del socialismo genera un escenario distinto del que estamos habituados", analizó.

-¿Decidió su futuro político?- preguntó Rosario/12.

-No, todavía no. Me quedan unos días hasta el 21 de febrero así que vamos a tratar de aprovecharlos. Yo no tengo ninguna preocupación en lo personal, mi mayor preocupación hoy pasa por poder ofrecerles a los rosarinos la mejor propuesta a nivel local, que pueda realmente expresar la continuidad de un proyecto político, de un proyecto de gestión, pero que también pueda tener contenidos de renovación y de cambio.

-Mencionó las palabras "renovación" y "cambio", usted plantea de seguir la línea que ha comandado en sus dos gestiones, pero ¿con su persona a la cabeza?

-La tarea de la intendencia me apasiona, hace muchos años que estoy en la gestión local y podría hacerlo por mucho tiempo más. También es cierto que, a veces, es bueno generar alternativas y recambios porque permite nuevas improntas en la gestión pública. Pero, este caso es especial, estamos en una coyuntura muy particular, en una situación de división interna dentro del socialismo que, de alguna manera, genera un escenario distinto del que estamos habituados. Estamos procurando encontrar la mejor solución para la ciudad de Rosario.

-¿Se podría afirmar que usted no está convencido de ir por un nuevo mandato, pero la interna socialista, extraña para el partido, hace que repiense la idea de no presentarse nuevamente a la intendencia?

-No sé si la interna propiamente dicha o la necesidad de poder consolidar una propuesta con claras chances de triunfo primero en la interna abierta dentro del Frente Progresista y luego en la elección general. Evidentemente, la unificación del peronismo en una sola estructura jurídica, no digo que genere preocupación, pero cuanto menos nos obliga a ser cuidadosos en la propuesta que vamos a hacer.

-Políticamente hablando, ¿siente que tocó un techo en Rosario?

-Ser intendente de Rosario es un desafío permanente y un lugar político de muchísima relevancia. Es más importante políticamente que muchos gobernadores o muchísimos legisladores nacionales. Por lo que significa Rosario, porque es la marca del socialismo, por el peso político propio que tiene en la Provincia y en la Nación. Desde ese punto de vista, yo estoy muy satisfecho, gratificado con esta posibilidad que me dan dado los rosarinos de ser intendente en dos oportunidades. Siempre estoy dispuestos a aceptar desafíos que tengan que ver con mi trayectoria y con el aporte que puedo seguir haciendo, sin duda, a la construcción del socialismo en la Argentina.

-¿Cuándo se decide?

-Lógicamente que uno siempre trata de definir las cosas lo antes posible. Las conversaciones, los diálogos, sobre todo cuando hay distintas alternativas, llevan su tiempo. No todas las candidaturas están definidas a esta fecha. Creo que va a haber sorpresas. Probablemente, algunos de los nombres que hoy aparecen, finalmente, no estén en carrera. Pueden aparecer otros nuevos, habrá que esperar unos días más.

-La unidad del PJ y la interna del Frente Progresista, ¿hacen que la que se acerca sea la elección más difícil de los últimos años para el Frente?

-Todas las elecciones son siempre difíciles porque cada una tiene su particularidad y nunca hay que dormirse en los laureles. Creo que tanto en la provincia como en la ciudad la gestiones del Frente Progresista vienen con una buena valoración positiva de la población, lo cual indicaría que tienen muchas chances de ser reelectas o de tener continuidad. Pero esto va a depender en mucho de las candidaturas, del desempeño de esos candidatos y también de que la dispersión de una elección interna con varios candidatos no termine haciendo perder oportunidades.

Compartir: 

Twitter
 

"Yo no tengo ninguna preocupación en lo personal", dijo el intendente a este diario.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.