CIUDAD › LA JUSTICIA CLAUSURO EL PROSTIBULO SABOR, SABOR DE ZONA OESTE

Después de tantas denuncias

El local de Junín y Provincias Unidas violaba la ley de profilaxis. Allí se encontró a cinco mujeres en situación de prostitución, que afirmaron estar allí por su voluntad. El colectivo Las Juanas pide que se investigue en Pichincha.

 Por Lorena Panzerini

La Justicia rosarina clausuró ayer el prostíbulo Sabor Sabor, de Junín y Provincias Unidas, en la zona oeste de la ciudad, donde cinco mujeres de entre 19 y 35 años ejercían la prostitución. La Unidad Regional II indicó que la investigación se basó en la denuncia pública del candidato a intendente por el justicialismo, Héctor Cavallero, quien afirmó que el lugar contaba con protección policial. Por su parte, Gabriela Sosa, del colectivo de mujeres Las Juanas, pidió que se investigue de la misma manera la zona de la terminal de ómnibus y barrio Pichincha. Ayer, el local de "Sabor, sabor" no había ningún tipo de habilitación, ni libreta sanitaria, y personal de la división Judiciales actuó en el marco de la Ley de Profilaxis. En tanto, la fiscal Adriana Comporini indicó que en el lugar fueron detenidas tres personas, pero este diario pudo saber que el mayor implicado, detenido en la vivienda de Juan Pablo II 208 bis, por personal de División Judiciales de la policía, es Marcelo Alejandro Luna, de 41 años, quien sería el encargado de regentear el prostíbulo, donde había cuatro habitaciones ambientadas con música, luces rojas y heladeras con bebidas alcohólicas. Intervienen en el caso el Juzgado de Instrucción 10º y el Juzgado Federal 3º.

Si bien la situación que se encontró en la casa de barrio Industrial, no era legal, la fiscal aclaró que "ninguna de las mujeres es menor de 18 años", y destacó que tras tomarles declaraciones, con asistencia psicológica, ninguna manifestó estar realizando trabajo forzado, y quedaron liberadas, sin causa iniciada. "Por miedo, las mujeres manifiestan estar prostituyéndose por decisión propia, pero lo que pasa en realidad es otra cosa y terminan siendo casos de explotación de la prostitución ajena", advirtió Sosa.

El encargado del operativo, Eduardo Carrillo, dijo que "se iniciaron actuaciones por la Ley de Profilaxis, porque las trabajadoras no tenían la documentación necesaria para ejercer el trabajo sexual". Luego, continuaron las investigaciones para dar con el responsable del inmueble, que fue detenido poco más tarde, en otra vivienda. Además, fue apresada Mariela Oviedo, encargada del lugar, de 41 años, y una empleada de 37 años, que fue liberada horas después. También se demoró a varios clientes eventuales, de nacionalidad china.

En el lugar se halló una pizarra donde se anotaban diferentes situaciones. Se pudo saber que a las mujeres se les cobraban multas de entre 20 y 120 pesos, por llegar tarde, y de 500 pesos por salir del lugar con el cliente. Además, encontraron "registros, documentación informática, material (tipo juguetes sexuales) que utilizaban las empleadas para su trabajo, y libretas con anotaciones".

En tanto, Camporini agregó que mientras se realizaba el operativo, llegó un hombre "a cobrar servicios de avisos publicados en un diario local", cosa que "también habrá que evaluar tras la ley sancionada y ya promulgada que prohíbe estos avisos".

Se trata del cuarto caso de prostíbulos clausurados en lo que va del mes. La semana pasada, tres allanamiento terminaron con cuatro detenidos, y se investiga la posible conexión con una red de trata de personas. Sosa reclamó que se busquen casos como estos en la zona de "la terminal y también en barrio Pichincha"; y apuntó a que "si una mujer decide llevar adelante lo que ella considera trabajo en un espacio como ése, tiene que tener las mayores garantías posibles".

"Todo el mundo sabe que hay lugares que funcionan como prostíbulos, y están prohibidos; también hay lugares que utilizan otros nombres y funcionan de otra manera, donde hay mujeres víctimas de trata. Si no se abordan temas como las connivencias policiales, políticas y judiciales; si el hilo se corta por lo más fino, vamos a tener las cárceles llenas de clientes y mujeres que ejercen la prostitución, cuando en realidad hay que ver el otro extremo", apuntó.

Por su parte, el promotor de las investigaciones en barrio Industrial el concejal Cavallero, se manifestó "satisfecho" por el procedimiento. "A ese prostíbulo, en la colectora este de Circunvalación, me cansé de denunciarlo", agregó ayer.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Cavallero
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared