CIUDAD › EMPLEADA DE CATERING GOURMET FUE A LA JUSTICIA POR DESPIDO INJUSTIFICADO

Todo por un pedazo de tarta

Valeria Belyin, de 24 años, fue cesanteada "con causa" en junio pasado, pero la razón es haber separado --sin llegar a ingerir-- una porción de pasta frola que sobró del evento del Día del Bioquímico en Pami 2. Reclama indemnización.

 Por Sonia Tessa

Valeria Belyin jamás imaginó que separar una porción de pasta frola para la merienda podía derivar en un telegrama de despido con causa. Ni siquiera llegó a comer la tarta, debió devolverla por la reprimenda de la encargada de Catering Gourmet, la empresa para la que brindaba servicios en Pami 2. El abogado de la joven de 24 años, Hugo Páez Alvarez presentó ayer una demanda por despido sin causa, en reclamo de la indemnización que estipula la ley de contrato de trabajo, ante el juzgado laboral número 4, a cargo de Ricardo Gragmena.

El 15 de junio Valeria llegó a trabajar, a las 14, y vio que habían sobrado algunas porciones de pasta frola tras el festejo por el Día del Bioquímico. Con su compañera separaron dos, pero su superior le indicó que estaban contadas, porque estaban destinadas a nutricionistas y encargados. Ella lo devolvió, pero su compañera ya lo había comido. Valeria pidió disculpas, pero a la encargada no le bastó y le dijo que debía hablar con Leandro Dutra, hijo del propietario de la empresa. La conversación fue violenta. El empresario les espetó que "tenían prontuario" y amenazó con despedirlas. Valeria recuerda que le dijo que nunca le había faltado a la empresa. "Me sentí re humillada, no sabía cómo reaccionar porque sentía que era desproporcionado lo que me estaba diciendo en relación a lo que yo había hecho", recordó ayer en diálogo con Rosario/12. Quince días después, las dos empleadas recibieron un telegrama de despido con causa, por "haber consumido alimentos en horario de trabajo".

Valeria tiene 24 años y trabajó un año y ocho meses en Catering Gourmet. El mismo día del telegrama recurrió al Sindicato de Gastronómicos y al abogado Hugo Páez Alvarez. Desde los 19 años es empleada gastronómica y una semana después del despido consiguió empleo. Consultado por Rosario/12, el titular de la empresa, Daniel Dutra, manifestó su sorpresa. "No sé por qué saltó este tema ahora, si ocurrió en junio", dijo el empresario, quien subrayó que la empleada "fue despedida con causa, y el contrato fue bien rescindido".

En cambio, Páez Alvarez puntualizó que la demanda se debe a lo incausado del despido, y consideró que la sanción "fue desproporcionada". El profesional enfatizó "Se pide indemnización por despido. Si quieren fundamentar la causa en este tema, no tiene sustento. Si hubiera existido la falta, que también rechazamos porque no hay acreditación, pudo corresponder algún apercibimiento, o dos días de suspensión, no más que eso", dijo el representante legal de la joven.

Valeria indicó que semanas antes del despido tuvo una discusión con el titular de la empresa, al que le reclamó por la falta de personal, que obligaba a los empleados a trabajar dos y hasta tres turnos por día. Dutra le respondió que se arreglaran "entre ellos" para cubrirse las faltas, y Valeria fue contundente: "Le dije que yo arreglaba mis problemas, pero que la necesidad de contratar más personal era un tema que debía resolver la empresa". Valeria tiene experiencia en distintas firmas gastronómicas y afirmó que "siempre está prohibido llevarse alimentos pero ninguna otra empresa prohíbe que se coma". Además, recordó que el día del incidente pidió disculpas, tanto a su encargada directa como a Dutra, pero sólo recibió insultos y amenazas. "Le dije que se manejara como quisiera, que no podía echarme por una porción de pasta frola", recreó Valeria. Pocos días después recibió el telegrama de despido en la casa donde vive con sus padres.

Compartir: 

Twitter
 

La pasta frola de la discordia no llegó a ser comida por Valeria, pero igual fue despedida.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.