CIUDAD › UN CRUCERO DE LUJO LLEGO A LA CIUDAD Y LEVANTO ESPERANZAS

Turistas junto al río Paraná

La sorpresiva llegada de un embarcación de lujo, de una empresa alemana, alentó las expectativas para promocionar la plaza. Desde Turismo Piló, que organizó la llegada, afirmaron que harán falta algunas inversiones en infraestructura.

 Por Lorena Panzerini

Rosario dio ayer un nuevo paso en materia turística: un crucero alemán de cinco estrellas llegó al puerto de la ciudad con más de 300 visitantes, y su estadía pintó un cuadro majestuoso con el río Paraná. Proveniente de Río de Janeiro, Brasil, antes de las siete de la mañana el Deutschland de la compañía de cruceros Peter Deilmann, amarró en la Terminal Puerto Rosario, a la altura de calle 27 de Febrero, y cientos de turistas alemanes, rusos, noruegos, polacos y brasileros abandonaron los lujos de a bordo para recorrer distintos puntos de la ciudad, en una visita programada por las tierras que enseguida relacionaron con el astro del fútbol, el rosarino Lionel Messi. Golf, shopping, caminatas y hasta un show de folclore y tango fueron algunas de las actividades. Hoy, a las 11 parten hacia el puerto de Buenos Aires, en una travesía que finalizará en abril. El secretario de turismo local, Héctor "Pichi" De Benedictis, dijo que "esta llegada acelera los tiempos" para explotar el puerto turísticamente. "Significa que Rosario se convirtió en una plaza apetecible, sin ser ofrecida". En tanto, desde la empresa de turismo Receptivo Piló, que organizó la visita, apuntaron que el puerto local necesita más infraestructura para que continúen llegando cruceros.

Es el primer buque de este tipo que llega a la ciudad, y prácticamente sorprendió a locales y visitantes que pasan este enero en Rosario. Según indicó Luciano Leonori, de Receptivo Piló, se trata de un crucero que traslada a 315 turistas y más de 200 tripulantes. La travesía comenzó el 20 de diciembre y antes de arribar a Rosario, los pasajeros visitaron Montevideo y Punta del Este. "Hace un año que estamos trabajando en esta visita, en organizar este tour; y esperamos poder seguir trabajando en este sentido", dijo. El organizador señaló que por el momento "es la única visita de un crucero" para la temporada; aunque advirtió: "Queremos estar a la altura de las cuestiones necesarias para que lleguen más embarcaciones de este tipo".

Por su parte, De Benedictis apuntó que el Ente de Turismo ofreció folletería para que los visitantes supieran qué lugares recorrer, debido a que se trata de la primera experiencia de este tipo. "El tema de turismo de cruceros es algo que venimos hablando hace más de dos años con gente de la provincia; y la llegada de este crucero está acelerando los tiempos para bien, porque significa que Rosario se ha convertido en una plaza apetecible, que puede ser posible; y trabajaremos en la búsqueda de nuevos cruceros". Además, reconoció que "para desarrollar este tipo de turismo, a futuro serán necesarias instalaciones específicas para recibir a los turistas". Sin embargo, advirtió que es "un trabajo muy lento para posicionar la ciudad. Con esto tenemos todo para salir a trabajar; pero hay que ser cautos, porque hay otras cuestiones que estamos abordando: algunas más cercanas y otras que se piensan a tres o cinco años".

Leonori apuntó a la necesidad de coordinar acciones para estar a la altura de las circunstancias, tras este impulso para Rosario como puerto turístico. "Hay que trabajar a nivel institucional y político para ofrecer a la ciudad como un puerto importante para cruceros". Si bien dijo que "el dragado es apto" para que lleguen embarcaciones de este tipo, "hay algunas cuestiones de infraestructura a las que apuntar: mejorar cuestiones estructurales porque no está del todo preparado", remarcó. Lo cierto es que "si estos arribos se tornan más regulares, se tendrán que hacer algunas mejoras en cuanto a la coordinación interna con agencias y proveedores; lograr el fácil acceso y mejorar el sitio de llegada, y la construcción de sanitarios".

Además, hizo hincapié en que el impacto no es sólo social, sino que en materia económica es "importante que haya gente con alto poder adquisitivo recorriendo la ciudad. La relación básica es: si cada uno de ellos gasta un mínimo de cien dólares, es muy importante el dinero que se mueve".

Por otro lado, los medios locales retrataron el lujo interior de la embarcación que cuenta con nueve pisos. Además de las habitaciones, tiene free shop, restaurantes, cine, terraza al río, bares y piscina con esculturas.

Leonori indicó que los turistas se dividieron en dos grupos: uno realizó una visita guiada por Rosario, que incluyó el Monumento Nacional a la Bandera, el Centro Cultural Parque de España y parques; mientras que el otro contingente jugó al golf. Al anochecer, todos se reunieron en el crucero para disfrutar de la música folclórica alrededor de la piscina.

Compartir: 

Twitter
 

Puro lujo. La embarcación de nueve pisos estará hasta hoy, a las 11, en el puerto rosarino.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.