CIUDAD › SIGUE LA REUNIóN DE EDILES POR ESPERANTO

Entre dudas y certezas

 Por Claudio Socolsky

Funcionarios municipales del área Legal y Técnica y de Habilitaciones de Industrias, Comercios y Servicios, mantuvieron ayer una reunión con los ediles que integran la comisión de Gobierno del Concejo Municipal para responder consultas sobre el expediente de habilitación del boliche Esperanto. Luego del encuentro, que sorpresivamente se realizó a puertas cerradas, los concejales decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta hoy al mediodía. La presidenta de la comisión, Daniela León (foto), dijo a Rosario/12 que los concejales "zanjaron bastante sus dudas, por lo menos todas las preguntas se contestaron". Según la edila radical, en el encuentro se hincapié en la convocatoria al Registro de Oposición. "Hubo algunas objeciones de por qué se hizo en enero, cuando hay un porcentaje de vecinos que pudieron estar ausentes de la ciudad por las vacaciones; también se objeta que en la notificación se consigna el rubro como confitería y no confitería bailable, que pudo prestar a confusión de algunos vecinos, y la ubicación de un geriátrico", precisó León.

La subsecretaria Legal y Técnica de la Municipalidad, Carmen Donadío; la directora general de Habilitaciones de Industrias, Comercios y Servicios, Marianela Mosconi y el subdirector del área, Adrián Celiz, respondieron a las consultas de los concejales sobre el polémico y voluminoso expediente que desde la semana pasada se encuentra en el Palacio Vasallo, tras ser remitido por el Departamento Ejecutivo.

La presencia de los funcionarios que participan del proceso de habilitación de un local en Rosario fue comunicada ayer a la mañana. "Ellos se pusieron a disposición del Concejo, lo mismo pasó con el expediente la semana pasada que fue puesto a disposición por el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado", señaló la concejala León.

Ayer, antes de la reunión, sorpresivamente se comunicó a asesores y cronistas que no iban a poder presenciarla. Según explicó la concejala León, esto fue decidido por un pedido de la mayoría de los ediles que integran la comisión, con excepción de Jorge Boasso (UCR). "Ellos consideraron que había que abordar el tema de manera más tranquila; muchos bloques tenían un estudio exhaustivo del expediente, iniciado el 22 de diciembre del año pasado, que está aquí desde la semana pasada", explicó la concejala.

"Las reuniones cerradas son herramientas de funcionamiento institucional del Concejo, y no pretenden de ninguna manera tapar y ocultar absolutamente nada; simplemente se consideró que podía ser una reunión más dinámica", agregó León para zanjar la cuestión.

El concejal Roy López Molina (PRO), que acompañó el reclamo de los vecinos que se oponen a la instalación de Esperanto en Presidente Roca y Zeballos, dijo que se trataron "tres puntos sensibles; por un lado, la habilitación del geriátrico, que el ministerio de Salud provincial hizo bajo el rubro establecimiento de salud con internación, con lo cual el trámite se debería parar".

En este sentido, la concejala León dijo que el Ejecutivo contestó que "el propio Concejo excluye en la modificación a la ordenanza de derechos de espectáculos públicos al geriátrico expresamente, con lo cual no es el geriátrico el que inhabilita la apertura de una confitería bailable".

Otro de los aspectos cuestionados por el edil macrista es el relacionado con el Registro de Oposición. "Acá hay dudas sobre cuál es el número de opositores que se necesitan, sobre la cantidad de personas que fueron notificadas, y si se envió solamente a residentes o también a domicilios donde no residen vecinos", precisó López Molina.

El concejal agregó que el tercer aspecto a analizar son los metros útiles respecto de los planos. "El riesgo pasa porque no haya una tergiversación de rubros, ya que pretendemos darle un tratamiento distinto jurídicamente a lo que en la realidad está unido bajo una misma unidad funcional o de negocios", precisó López Molina.

El titular del bloque de concejales del PRO explicó que los representantes de la franquicia del boliche en realidad pretenden que el inmueble que tiene salida por calle Zeballos sea una confitería bailable, aunque se encuentra completamente unida y con un ingreso común con el que tiene salida por Presidente Roca.

"A este sector se pretende dar el mismo tratamiento de bar y restaurant. Pero como sucede en otros boliches de la zona, a determinada hora se levanten las mesas y queda un mismo boliche, excediendo los 250 metros cuadrados que establece la ordenanza", señaló López Molina.

León, en tanto, dijo que la Municipalidad aclaró que "los planos no están aprobados; es decir, ni siquiera tiene viabilidad otorgada por la Municipalidad, en definitiva está en una instancia bastante primaria en ese sentido. Se ha llegado hasta el Registro, pero ni siquiera se han revisado las oposiciones".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.