CIUDAD › ABREN CAUSA CONTRA POLICIAS SOSPECHADOS DE ENRIQUECIMIENTO ILICITO

Del anónimo a la veracidad

La denuncia anónima fue tomada por la Fiscalía y suma como prueba un DVD con filmaciones caseras que relaciona a varios de los jefes con la sustracción de vehículos. Se dio intervención a Asuntos Internos de la Policía "para que se haga un cotejo de bienes".

Una denuncia anónima presentada en Tribunales a fines de febrero puso la lupa judicial sobre unos quince efectivos policiales de jerarquía a los que se apunta, en un relato detallado, por beneficiarse con las famosas cajas negras policiales, en este caso relacionadas al narcotráfico y al robo de automóviles. El anónimo suma como prueba un DVD con filmaciones caseras que relaciona a varios de los jefes con la sustracción de vehículos. La denuncia ingresó por la Fiscalía de Cámara el 28 de febrero a cargo de María Eugenia Iribarren y ya se encuentra bajo responsabilidad del fiscal de turno, Carlos Cobani. La funcionaria admitió que si bien el texto "menciona a muchas personas" aún no puede dar detalles al encontrarse el caso en plena investigación. "Los anónimos se toman como denuncias que no dan la posibilidad de interrogar. Siempre se trata de cotejar y ver la veracidad del relato. De un relato en un escrito anónimo a encontrar pruebas y sustentar acusaciones hay un trecho", explicó. Además se dio intervención a Asuntos Internos de la Policía "para que se haga un cotejo de bienes" de los sospechados.

Iribarren dijo que en la denuncia hay varios funcionarios mencionados, pero aclaró que la gran cantidad de denuncias que se conocen hoy "se debe a una actitud del Poder Ejecutivo, del que depende la policía. Sí existe una respuesta por parte del Ministerio de Seguridad para investigar las respuestas son mucho mayores".

"La denuncia se vincula con casos puntuales que se están investigando. Los anónimos se toman como denuncias que no dan la posibilidad de interrogar. Siempre se tratar de cotejar y ver la veracidad del relato. No se puede tomar en su generalidad sino que hay que ir cotejando. De un relato en un escrito anónimo a encontrar pruebas y sustentar acusaciones hay un trecho", afirmó la fiscal.

Por su parte, el fiscal encargado del caso ya ordenó una investigación sobre la situación patrimonial de cada uno de los denunciados, como así también envió copias del anónimo a la justicia federal, ámbito donde se investigan cuestiones vinculadas a las drogas, y a Asuntos Internos para que desarrolle una pesquisa paralela.

"Si hay participación en actividades ilícitas del personal policial necesariamente va haber enriquecimiento ilícito. Por eso se le dio intervención a Asuntos Internos para que se haga un cotejo de bienes", admitió Cobani.

El fiscal recordó que emitió un dictamen el 2 de marzo con una serie de medidas en las que se pidió informes sobre causas que ya están en trámite. "Una de esas causas es el crimen del suboficial Carlos Honores (ocurrido en 27 de Febrero y avenida de Circunvalación) y otra el asesinato de Carlos Fajardo (cuyo cuerpo apareció en el baúl de auto en Carcarañá). "Pedí que se elevaran copias a los juzgados que intervienen en esos hechos para que verificara los extremos de esas denuncias y si lo que dice el anónimo tiene algún grado de verosimilitud", afirmó.

El fiscal de instrucción confirmó que en el anónimo se mencionan a quince policías con jerarquías, es decir jefes, y que el único elemento de prueba con algún grado de credibilidad es un DVD que contiene varias filmaciones caseras. "En esas imágenes no se mencionan a policías ni se habla de narcotráfico. Tienen que ver con la sustracción de automotores. Ahora hay que identificar a las personas que aparecen en la filmación. Si bien la denuncia habla en general de las cajas de recaudación de la policía con relación al narcotráfico, la filmación no tiene que ver con eso", remarcó Cobani.

Agregó que al mencionarse la cuestión del narcotráfico decidió enviar copia de la denuncia a los Tribunales Federales que son el ámbito oficial para investigar ese tipo de delitos. "Las autoridades de la Justicia Federal deberán ver si lo que se dice allí tiene vinculación con alguna causa en trámite", explicó.

En rigor el expediente fue remitido el juzgado federal Nº 4 y girado de inmediato al fiscal federal Nº 1 Marcelo Di Giovanni, que deberá investigarla. En este documento se nombran a cuatro jefes policiales que ya no ocupan cargos.

El funcionario también dijo que se le dio intervención a la sección Investigaciones Patrimoniales de la Dirección de Asuntos Internos para también desarrolle una pesquisa.

Compartir: 

Twitter
 

La Fiscal de Cámara, María Eugenia Iribarren, tomó la denuncia anónima.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.