CULTURA / ESPECTACULOS › LOS DERECHOS DE AUTOR POR LA OBRA DEL ESCRITOR EN DISPUTA

El legado de Fontanarrosa

La disputa, que tiene como partes enfrentadas a Franco Fontanarrosa (único hijo del Negro) y a la viuda Gabriela Mahy, se inició en 2008. El juez Bellizia, quien tiene en sus manos la mayoría de los juicios impulsados por Mahy, promueve una mediación.

Aunque reflotado por los portales de noticias en la mañana de ayer, el litigio en torno a la obra de Roberto Fontanarrosa no es nueva. La disputa, que tiene como partes enfrentadas a Franco Fontanarrosa (único hijo del Negro) y a la viuda Gabriela Mahy, se inició en 2008 y es además compleja, ya que se compone de una causa central vinculada con los derechos de autor sobre la obra del escritor y dibujante, a la que se suman cerca de una veintena de causas satélites.

La génesis del conflicto legal se vincula con la cesión que, aún en vida y previo a su segundo casamiento con Mahy, el Negro Fontanarrosa hizo de los derechos de autor en favor de Franco. Con posterioridad al matrimonio, esa cesión se ratificó ante escribano, aunque luego la representación legal de la viuda plantearía la nulidad de la cesión, lo que se transformó en la causa central que, en primera instancia, trabajó la jueza Gabriela Sansó, y que hoy es manejada por Fabián Bellizia, a cargo del juzgado Civil y Comercial Nº 12. El magistrado es quien tiene en sus manos la mayoría de los juicios, impulsados por Mahy, y el responsable de promover una mediación que evite llegar a instancias judiciales.

Así lo distinguieron a Rosario/12 desde la representación legal de ambas partes, que coincidieron en la actitud positiva de Bellizia de acercar a las partes con el objetivo de lograr una conciliación. Para ello, el pasado 29 de marzo se paralizaron los expedientes por un plazo de seis meses, en los que se desarrollarán reuniones conciliatorias jueves de por medio con la intención de acercar a las partes.

En relación a las versiones periodísticas que circularon ayer, éstas se focalizaron en dos conflictos puntuales. Por un lado, la demanda por 300 mil pesos presentada por la defensa de Mahy el pasado jueves (a menos de dos horas del comienzo de la reunión conciliatoria). Por el otro, en la publicación del libro inédito del Negro, Negar todo, impedida por el hijo del escritor, que tomó esa decisión al no haber sido consultado sobre el tema, aún siendo heredero y titular de los derechos de autor.

En ese sentido, desde el entorno de Franco Fontanarrosa descartaron de pleno su intención de evitar futuras publicaciones de la obra firmada por el Negro. De hecho, como actual propietario de los derechos de autor, el joven músico podría vender la obra, hecho que ha descartado con el fin de evitar nuevos conflictos entre las partes, pero que no implica de forma alguna una determinación de quitar de circulación los trabajos del genial autor.

Durante los próximos seis meses, el juez Bellizia tendrá en sus manos la posibilidad de que las diversas demandas puedan resolverse por la vía de la mediación. De lograrlo, el magistrado, junto con la buena voluntad de las partes, permitirán que el legado del Negro siga vigente.

Compartir: 

Twitter
 

Franco Fontanarrosa, el Negro y Mahy, en 2006, durante un homenaje en el Congreso de la Nación.
Imagen: Télam
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.