CIUDAD › EL JUEZ DE FAMILIA DIO EN GUARDIA PROVISORIA A LA BEBA ABANDONADA

Sin estigmatizar a la madre

El magistrado Marcelo Molina tomó una "medida urgente", pero decidirá quién se hace cargo de la beba tras escuchar a la joven de 20 años, de nacionalidad paraguaya y empleada doméstica, que dio a luz en el Centenario la semana pasada.

 Por Lorena Panzerini

En una "medida urgente", el juez de Familia Marcelo Molina dio en guarda provisoria a la beba que nació la semana pasada en el hospital Centenario, cuya madre se ausentó tras el parto. "Cuando esta pareja se levantó por la mañana, no imaginó que a la noche tendría a una beba en su casa", destacó. En tanto, Lourdes O., la madre de 20 años oriunda del Paraguay, relató su historia ante la Justicia penal tras ser encontrada por la policía, el sábado pasado. Dijo que "se equivocó" al dejar a su hija, y ahora el juez de Familia espera dialogar con ella para que manifieste su voluntad respecto de la maternidad. Sobre ello, resolverá la cuestión de fondo. Molina pidió que no se estigmatice a la madre biológica: "No la tiró en un contenedor, ni la abandonó en la calle. Las mujeres no siempre están en las mejores condiciones después del parto", advirtió. Al mismo tiempo, destacó la actitud de la pareja que estaba en la lista del Registro Unico de Aspirantes a Guarda (Ruaga), que dejó de lado su interés personal de adoptar para cuidar provisoriamente de la nena. El magistrado indicó que de ahora en más, hay "un abanico de posibilidades enorme: desde que la madre reclame a la beba y la Justicia evalúe si está en condiciones de criarla, hasta que la familia que la está cuidando pueda adoptarla; pero lo que rige ante todo es el interés superior de la bebé".

Abandonada. Esa fue la palabra con la que se conoció la situación de la beba, la semana pasada, cuando las autoridades del hospital Centenario dieron intervención a la Dirección Provincial de Niñez. Sin embargo, ayer el juez Molina pidió que no se hicieran conjeturas sobre la actitud de la madre, y pidió esperar a que la mujer dé su versión y exponga su voluntad ante la justicia de Familia.

Lourdes declaró el sábado por la noche ante la justicia penal, acusada de "abandono de persona". En su relato ante el Juzgado de Instrucción 7º, la mujer dijo haberse "equivocado" el martes pasado, al irse del hospital dejando a la beba. La joven relató que estuvo de novia con un muchacho y quedó embarazada, pero su pareja no le creyó, y se fue con otra mujer. Lourdes trabajaba como empleada doméstica, vive con su hermana, que también tiene una beba. A Lourdes, sus patrones la despidieron al advertir que iba a ser madre. Inmersa en una situación difícil, le ocultó el embarazo a su familia del Paraguay. Durante la noche del domingo 3, antes del parto, Lourdes empezó a sentir dolores y como su hermana no podía acompañarla al médico porque su nena dormía, se fue sola. Al día siguiente nació la pequeña, "en perfecto estado de salud".

Ante la huída de la madre, las autoridades sanitarias trasladaron a la recién nacida a la sala de neonatología "no porque estuviera mal, sino porque allí recibiría cuidados de los profesionales" que no le podían brindar en la habitación. Allí estuvo hasta el viernes pasado, cuando el juez Molina fue advertido sobre los riesgos de que la pequeña contrajera alguna enfermedad intrahospitalaria.

Enseguida, el magistrado puso en marcha la medida urgente: lo primero que hizo fue ponerse en contacto con la directora y la trabajadora social del Centenario para interiorizarse de la situación. "Los recién nacidos necesitan indispensablemente que les den contención y afecto, y lo mejor es la familia", dijo Molina. Ante la circunstancia, el juez decidió buscar una familia provisoria que se hiciera cargo de la situación. Es que la posibilidad de que la mamá revea su actitud está latente. Así, el magistrado tomó contacto con la Dirección de Niñez y con la dirección del Ruaga. Minutos después, el director del registro, Santiago Lemos, envió los datos de la primera familia que figuraba en la lista, que ya había sido entrevistada. La pareja fue convocada al juzgado. "Hicieron un acto de solidaridad enorme y tuvieron un gesto humanitario que no tiene cualquiera", destacó Molina, quien ofició al hospital tras la aceptación de la familia, que el mismo viernes buscó a la nena tras comprar una cuna y ropa de recién nacido.

En tanto, ayer el titular de la Dirección de Niñez, Lautaro D'Anna, indicó que se presentaron dos tías de la beba que desean hacerse cargo. Sin embargo, la Justicia apuntará a escuchar a la mamá, y luego evaluará las alternativas.

Compartir: 

Twitter
 

La semana pasada, en el hospital Centenario, Lourdes tuvo a su beba y se fue tras el parto.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.