CIUDAD › COMPRARON TERRENOS EN BARRIOS PRIVADOS Y NO PUEDEN ESCRITURAR

El malestar de propietarios

La falta del final de obra para un desarrollo urbano impide a dueños de terrenos acceder al crédito Pro.Cre.Ar

 Por Luis Bastús

La aparición en la escena local del crédito Procrear para construcción de viviendas dejó en evidencia el malestar de aquellos que compraron terrenos en algunos barrios nuevos de la zona y todavía no pueden escriturar porque las empresas urbanizadoras no cumplieron con obras y estudios exigidos por los municipios y la Provincia, y por lo tanto no pueden presentar sus planos ante la Dirección de Catastro. Ayer, la indignación de los poseedores de lotes en el barrio Tierra de Sueños 3, de Roldán, saltó de Facebook a la calle con una protesta frente a las oficinas de la desarrolladora Aldic SRL, en Corrientes y San Lorenzo. Entre los compradores de terrenos en el barrio Acequias del Aire se cuece idéntica demanda.

Romina Acosta, una de las propietarias que ayer participó del reclamo, contó que la empresa los atendió junto a representantes de las inmobiliarias que comercializan sus lotes, y que "no respondieron más que excusas que pretenden quitarse responsabilidad de encima para achacársela a la Municipalidad porque no les da el final de obra, pero la realidad es que hay un montón de cosas que no hicieron y por eso no consiguen el permiso", dijo, entre el enojo y la frustración de saber que no podrá calificar entre los 10000 aspirantes al crédito Procrear que obtuvieron un turno de la Ansés. Un portavoz del Banco Hipotecario señaló que esta cuestión es una de las preguntas recurrentes que los interesados plantean en las reuniones informativas que comenzaron anteayer.

El intendente de Roldán, José María Pedretti, confirmó a Rosario/12: "No puedo firmar un final de obra para un desarrollo que está sin terminar. A Tierra de Sueños III le faltan varias obras, no una sola. Entiendo que no actuó de mala fe, pero se adelantó a poner fecha de entrega que no pudo cumplir". No fue el caso de los barrios I y II encarados por Aldic, sobre la ruta A﷓012 y sobre autopista a Córdoba, que Pedretti habilitó por decreto en su momento. "Lo que pasa es que Tierra de Sueños I fue de los primeros barrios de Roldán, dentro del casco urbano, fue distinto. Se le hizo la obra de gas y fue viable. En Tierra de Sueños III es una situación distinta", distinguió.

Los adquirentes reprocharon que "la empresa no hizo aún los accesos por autopista ni detrás del loteo, tampoco el gas, ni la escuela, ni el dispensario, como se establece en el boleto de compraventa". "Yo compré en agosto de 2010, no para especular sino para construir mi casa alguna vez allí. Se me dijo que la escritura iba a estar para noviembre de 2011, y ya ven: no hay nada", denunció Acosta. Y el disparador fue el anuncio de los créditos Procrear: "El problema ya lo veníamos señalando el año pasado, y ahora que salió esta posibilidad, salimos desbocados a buscarla pero volvemos a comprobar que no tenemos manera de conformar una carpeta que nos habilite para el crédito. Ahora queda a la vista toda la publicidad engañosa de los desarrolladores que hicieron negocio con nuestros ahorros", agregó.

El malestar se hace ostensible en Facebook, donde los propietarios la divulgan en la cuenta "Tierra sin dueños" y "Acequias del aire Roldán", para el caso de quienes viven la misma incertidumbre sobre el emprendimiento del Grupo Lima, al norte de las vías del ferrocarril y el límite con Funes. Ambos barrios suman más de 3500 propietarios que pagaron sus terrenos y que aún no pueden escriturar aunque los plazos comprometidos por las desarrolladoras en el contrato de compraventa ya expiraron. Incluso más de uno comenzó a construir por su cuenta, pese a no tener dominio real sobre su inmueble.

Según Pedretti, de los 13 loteos que transformaron a Roldán en la última década, con 10000 parcelas en total, sólo esos dos adeudan condiciones para obtener el OK y proceder a escriturar.

El conflicto se hizo más visible en abril pasado, cuando la Secretaría de Medio Ambiente provincial clausuró en Arroyo Seco el Tierra de Sueños Boating, también de Aldic, la desarrolladora dirigida por el pastor evangelista Alberto Di Carlo. El motivo fue que la empresa no había realizado los estudios de impacto ambiental requeridos por la ley 11717. Dicho recaudo consiste en garantizar condiciones sustentables en cuanto a accesos viales, provisión de agua, de energía, manejo de residuos y disposición cloacal, entre otros ítems. Ayer, desde Las Acequias Desarrollos Inmobiliarios SRL, señalaron que "la Provincia no puede exigir cosas que no pedía en su momento, cuando se presentó el plan de inversiones. Ahora no nos pueden obligar a que hagamos cloacas". Y lo que los privados interpretan como un cambio en las reglas de juego es, para el gobierno provincial, la intención de hacer cumplir una ley vigente desde 1999 para procurar organizar el crecimiento urbanístico de la zona. Mientras tanto, los dueños que todavía no pueden serlo quedan masticando la bronca.

Compartir: 

Twitter
 

Pedretti, intendente de Roldán, analizó la situación.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared