CIUDAD › SI EL CONCEJO TERMINA DE APROBAR LA REFORMA TOTAL DEL CóDIGO URBANO

Sale mudanza para 250 firmas

La Municipalidad dará entre cinco y seis años de plazo, además de gestionar facilidades económicas para que se relocalicen dentro de la ciudad. El área más grande que cobrará interés industrial son 113 hectáreas en la zona sur.

 Por Luis Bastús

Si el Concejo aprueba las dos etapas que restan para la reforma total del Código Urbano, habrá empezado la cuenta regresiva para las industrias y empresas de servicios que deberán mudarse en los próximos años para salir de barrios residenciales y establecerse en áreas específicas de su actividad. Para favorecer esta relocalización masiva, la norma que se viene suma 340 hectáreas a las 940 que hoy dispone la ciudad. Es que la Municipalidad quiere evitar que la readecuación propicie el éxodo de empresas a ciudades vecinas. "Se trata de ordenar los usos de la ciudad y disipar situaciones de conflicto, tanto para el bienestar del vecino como de las empresas que quieren estar en un área específica para trabajar mejor", resumió el secretario de Planeamiento, Pablo Barese.

De los 10.000 comercios, industrias y empresas de servicios radicadas en el segundo anillo perimetral, la Municipalidad detectó que 250 realizan actividades que el nuevo Código Urbano no les admite. Esas tendrán que mudarse sí o sí. Y hay otras 400 que están bajo análisis y podrían seguir el mismo camino: buscar nuevo emplazamiento, dentro de las áreas que están definidas como de "uso productivo" en la reforma del segundo anillo y de los cordones perimetrales del Código Urbano que el Ejecutivo municipal envió hace dos meses al Concejo. Este jueves, los ediles debatirán lo que refiere al 2º anillo.

A priori, el proyecto salió consensuado de la comisión de Planeamiento y el oficialismo supone que conseguirá sancionarlo en ordenanza. Es la franja que va entre 27 de Febrero y bulevar Seguí, por el sur; entre Vera Mujica y las vías del ferrocarril Belgrano, por el oeste; y entre Aristóbulo del Valle y Marull, por el norte. Luego será el turno de la última etapa, la del 75 por ciento restante del ejido municipal. En estas dos últimas etapas del nuevo Código Urbano, lo que a la Municipalidad le interesa más que las alturas permitidas de construcción es definir los usos del suelo. Hasta hoy, la normativa tolera una convivencia entre uso residencial y uso industrial que propicia no pocas situaciones de conflicto.

"Las grandes industrias ya tienen resuelta su ubicación, pero en los barrios hay, por ejemplo, un depósito que no genera humo ni efluentes líquidos, pero que recibe un camión con semirremolque que ocupa media cuadra al estacionar y tapa las cocheras, y usan la vereda para cargar y descargar. Esta clase de cosas es la que pretendemos subsanar", señaló Barese.

Para elaborar esta propuesta, Planeamiento examinó el territorio hasta concluir con un patrón general acerca de qué hacen los que ocupan la ciudad. El barrio San Francisquito, detrás del Mercado de Productores, está llamado a desarrollarse a futuro como zona de depósitos y empresas de logística porque resulta que en sus cuadras hay más galpones que viviendas. Los particulares que residen allí podrán continuar, pero no se admitirán nuevas casas. Este es el espíritu del proyecto que está bajo análisis del Concejo.

"En barrio Matheu tenemos a los vecinos que nos dicen que pagan como zona residencial pero tienen fábricas al lado y camiones que le rompen el pavimento nuevo; y por otro lado, empresarios que nos reclaman suelo industrial, sin viviendas, para no tener problemas con el vecindario. Hoy estamos trabajando con empresarios que quieren reubicarse. Aquellos que deban mudarse y no quieran hacerlo, llegará un momento en que se quedarán sin habilitación si no se adecúan a los usos de cada zona", planteó Barese.

Por lo tanto, entre ambas reparticiones --Planeamiento y Producción-- decidieron fijar como "áreas de logística, productivas y de servicios" nuevas zonas con terrenos vacantes y libres de asentamientos irregulares para que la ciudad sume un total de 1.280 hectáreas para estos usos. Hasta hoy, hay 940 hectáreas, en muchas coexisten el uso industrial y el residencial. Entre ellas, están los cuatro polígonos industriales privados: uno en Ovidio Lagos al fondo, y los otros tres en el oeste, entre Circunvalación, Uriburu, vías del ferrocarril y el límite municipal.

Con la nueva ordenanza, se establece como área de uso productivo todo el frente de Circunvalación (unas 130 hectáreas), con preferencia de industrias de mayor impacto en el arco sudoeste, y empresas de servicios y menor impacto industrial en el arco noroeste. La continuación de Uriburu hacia el norte también quedará definida como área productiva, para integrarse a los polígonos privados ya existentes. Otras zonas que serán redefinidas para asentamiento industrial y de servicios son las adyacencias de Provincias Unidas y Juan José Paso, Sorrento, Eva Perón contra el arroyo Ludueña, e inmediaciones del Mercado de Concentración de Fisherton.

El área más grande que cobrará interés industrial son 113 hectáreas comprendidas entre Circunvalación, autopista Aramburu, Lagos y el arroyo Saladillo. Son terrenos privados en los que el municipio promoverá la radicación de empresas en experiencias asociativas, por ejemplo, de manera de generar pequeños parques industriales 5 o 10 hectáreas en los que un grupo de pymes compartan servicios comunes.

"Si a un empresario le decimos que tiene que mudarse, además de darle un plazo considerable, 5 o 6 años, tenemos que ofrecerle una alternativa para reubicarse porque si no, es una expulsión de la ciudad", explicó Barese.

La secretaria de Producción, Eleonora Scagliotti, reveló que trabajan para financiar el costo de estas reubicaciones con créditos de Sepyme, Consejo Federal de Inversiones y del Banco Municipal, con tasas que van del 8,5 al 15 por ciento anual. "Tenemos que seducir a las empresas con un plan de integral para que la relocalización les resulte ventajosa. Es un proceso que tendrá algunos conflictos en la transición, pero que rendirá sus frutos en el largo plazo", dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Para favorecer la relocalización masiva, se sumarán 340 hectáreas para usos industriales.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.