CIUDAD › HISTORIA DE ANAHí

La mujer de la ventana

La imagen de Anahí Salvatore agarrada de la ventana de su departamento, el martes, fue una de las primeras que se podía ver al llegar a Salta y Balcarce, aquella trágica mañana, mientras los fogonazos no daba tregua, en la planta baja. Ayer, la mujer recibió el alta médica en el Sanatorio Parque. "Toda mi casa quedó en escombros", reflejó sobre lo que podía ver del interior de su departamento, mientras intentaba respirar desde arriba, con el fuego consumiendo todo a su paso.

"Lo que más necesitaba era aire. El humo era terrible y cada vez hacía más calor", relató sobre su vivencia. "Para mí pasaron muchos minutos hasta que pude salir. Creo que estuve como dos horas. Yo estaba muy lúcida y lo único que quería era no perder esa lucidez de poder moverme. Sentía que si me acercaban una escalera podía salir. Lo que pasa es que el aire me quemaba y el calor me ahogaba. Eso era lo que más sufría, más allá de los golpes", señaló.

Al mismo tiempo, la mujer se manifestó agradecida con su rescatista. "Quiero encontrar al bombero que se acercó con la escalera para sacarme. Me pasaba agua. Yo le decía si vos me atás yo puedo salir de acá. Quisiera verlo y agradecerle todo. Yo estaba lastimada, pero no sentía nada. Lo único que quería era salir de allí", dijo al programa Bien Temprano de Canal 5.

Anahí recordó que unos minutos antes de la explosión habló por teléfono con su marido y que lo alertó de que había ruido extraño en el edificio. "Me dijo que ya venía a casa, y al rato explotó todo. Cuando estaba en la ventana, lo pude ver en la calle. Me hacía señas. Entonces me quedé más tranquila. Por suerte ninguno de los dos estaba entrando o saliendo del edificio", agradeció.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.