CIUDAD › GRAVE DENUNCIA CONTRA PERSONAL POLICIAL DE LA COMISARíA 14ª

La detención ilegal de seis menores

Luego de salir de una cantina en zona oeste y protagonizar una pelea con otras chicas, fueron trasladadas a la seccional 14ª, donde las obligaron a desnudarse, las golpearon y discriminaron. "Son mugrientas, sin educación", les dijo un policía.

 Por Lorena Panzerini

Golpes, insultos, maltratos y vejaciones en la comisaría 14ª fue lo que denunciaron ayer los padres de seis jovencitas que estuvieron demoradas durante ocho horas, sometidas a aberrantes situaciones. Acompañadas por abogadas del equipo de trabajo del diputado que preside la Comisión de Derechos y Garantías, Eduardo Toniolli, las chicas, acompañadas por sus padres, relataron que luego de ser golpeadas en plena calle por personal policial, cuando fueron detenidas a la salida de la cantina "Divina Greta" --la madrugada del domingo--, fueron trasladadas a la seccional 14, donde las obligaron a desnudarse completamente, las golpearon, insultaron y discriminaron. "Yo te rompo toda la cabeza y no me importa si voy a juicio", les dijo una oficial a la que describen con "pelo corto castaño rojizo". Mientras que recibieron insultos por parte de un policía masculino, que estaba dentro de la misma habitación donde ellas estaban sin ropa: "Negras villeras, sucias, mugrientas, se hacen las lindas por la calle y andan robando", las acusó. La Fiscalía de Denuncias abrió una investigación sobre el personal de la seccional, que estará a cargo del juez de Instrucción 11º, Hernán Postma.

Las víctimas fueron una nena de 12 años; dos de 14; una de 15; una chica de 17; y otra de 18. Todas de barrio Gráfico. También fue detenido un chico de 17, que no estuvo junto con las mujeres. Todos estaban en la cantina de zona oeste, donde una amiga festejaba su cumpleaños. Según relató Alejandra Fedele, del Movimiento Evita, en determinado momento, dos de ellas se levantaron al baño y otras adolescentes se acercaron a agredirlas, y se produjo una pelea. Las seis chicas decidieron irse y salieron a la calle a buscar un taxi, sin suerte. "Eran cerca de las tres de la mañana cuando aparecieron en la calle las tres agresoras del baño, junto a tres muchachos, las alcanzaron y se inició una pelea. Hubo insultos y forcejeos, pero las chicas lograron huir a las corridas", dijo Fedele.

Tras ello, "cuatro o cinco" móviles policiales las interceptaron, y las acusaron de haber robado. Según creen, las podrían haber denunciado las jóvenes con las que se encontraron en el local nocturno. "Se bajaron del patrullero, nos corrieron y nos tiraron contra un portón. Nos preguntaron las edades y nos pateaban en la cara", relató una de las víctimas. "Dos policías mujeres me doblaron los brazos para atrás y nos metieron de los pelos a los patrulleros", agregó. Una vez en la seccional, las hicieron pasar a un baño y les pidieron que se desvistieran, que se sacaran aros y anillos. "Una de ellas se demoraba y los policías le decían que le iban a sacar los aros con una pinza", reza la denuncia. "Nos hicieron volver a vestir y pasamos a otra habitación donde nos hicieron sacar la ropa otra vez. Estuvimos más de media hora desvestidas, mientras los policías se reían, nos decían 'mugrientas, sin educación'. Y una mujer nos comparaba con el hijo, decía que era 'un santo' y que si fuera como nosotras 'lo cagaría a palos'", dijo la víctima, todavía angustiada.

Al traumático momento por el que pasaron al estar desnudas en una celda con al menos "un personal masculino", se sumó la situación de la joven de 18 años, que padece diabetes y tuvo episodios de vómitos y fuertes dolores, a quien obligaron a permanecer parada. "Ella les decía que la dejaran ir al baño, pero le decían que vomitara ahí, y se lo hicieron limpiar a otra de las chicas. Vomitó como cuatro veces, y ella dijo que no podía hacerlo más de dos veces porque la iban a tener que internar. Al final ya le salía sólo sangre", relató una de las jóvenes sobre lo que pasó alrededor de las 7 de la mañana.

Recién a las 11, el personal llamó a la madre de una de las chicas y con un patrullero trasladaron a la joven al hospital Carrasco, donde estuvo internada hasta el miércoles por la tarde. "Esto empezó de una manera, pero terminó con seis menores ilegalmente detenidas e incluso una de ellas hospitalizada", señaló Fedele, en Tribunales, quien agregó el personal policial "las amenazaban con llevarlas al pabellón de detenidos", incluso un agente hacía comentarios de índole sexual, frente al ruego de las chicas para que dejaran de pegarles.

Además, señalaron que "la policía se quedó con 60 pesos de una de las chicas, y con el celular de otra, que dicen que fue robado, pero la madre tiene la factura de compra", dijo Fedele.

En la Fiscalía de Denuncias estimaron que se habrían infringido leyes por parte del personal policial. Frente a ello, la causa se elevó al juzgado de Postma y se pidieron medidas tales como la revisión médica del forense a las niñas, y otras como el secuestro del registro de ingresos a la comisaría, del domingo pasado.

Compartir: 

Twitter
 

En el interior de seccional, fueron obligadas a desnudarse.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.