CIUDAD › BERNI HIZO UN BALANCE SOBRE LA PRESENCIA DE GENDARMES EN ROSARIO

"Se respira una mayor tranquilidad"

El secretario de Seguridad señaló que "no hubo ni un solo homicidio mientras que el índice de delito bajó a la mitad" desde que operan fuerzas nacionales en la ciudad. El gobierno nacional entregó ayer 100 unidades móviles blindadas a Gendarmería.

 Por José Maggi

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró que "en los barrios de Rosario donde desplegamos fuerzas federales no hubo ni un solo homicidio, mientras que el índice de delito bajó a la mitad". "Hoy en la ciudad se respira una mayor tranquilidad, sobre todo en aquellos barrios que habían sido sacudidos por la violencia", agregó. El balance lo concretó ayer acompañado por el gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein durante la entrega de cien vehículos a la Gendarmería. Bonfatti agradeció el apoyo del gobierno nacional: "Estamos demostrando que podemos, que no nos vamos a dejar vencer por aquellos que eligen el mal camino". En el mismo acto se presentaron los 500 nuevos policías que intervendrán en la prevención de delitos en las zonas más conflictivas de la ciudad junto a los gendarmes.

Ayer a la tarde, en el parque Independencia, se realizó el acto de entrega por parte del gobierno nacional de 100 unidades móviles blindadas a Gendarmería para patrullar los barrios de Rosario. En la oportunidad, además, fueron presentados los 500 nuevos policías que intervendrán en la prevención de delitos en la ciudad. El acto contó con la presencia del titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Félix Crous; el ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto y el Jefe de la Policía provincial, Omar Odriozola, entre otros funcionarios.

En rueda de prensa, Berni destacó que desde el desembarco de las fuerzas federales recibieron expresiones de satisfacción de comerciantes, vecinos y taxistas. "Están muy contentos -dijo- con este trabajo que estamos haciendo con la policía de la provincia de Santa Fe".

El funcionario nacional ratificó que los dos mil gendarmes y prefectos que patrullan la ciudad se quedarán en Rosario por tiempo indeterminado. "Eso lo vamos a ir evaluando con el gobierno de Santa Fe, que está haciendo un esfuerzo importante, han incorporado 500 efectivos que a partir de mañana (por hoy), van a estar trabajando en forma conjunta con la Gendarmería", señaló Berni.

"Nosotros venimos a ayudar y aportar, y vamos a ir transfiriendo no solamente tecnología, porque estamos armando un centro de control operativo, sino también transmitir la experiencia que hemos acumulado en todos estos años de profesionalización en cuestiones de seguridad ciudadana", completó el secretario de Seguridad nacional.

Este centro fue mostrado ayer por la mañana a los medios de prensa convocados a un desayuno de trabajo, y consta básicamente de monitores donde pueden seguirse -a través de un GPS colocado en cada unidad- cada uno de los movimientos de las 150 patrullas y 20 motos que las fuerzas federales despliegan a diario en 24 barrios rosarinos. También de los cincuenta patrulleros de la policía provincial.

En el monitoreo participan además de la Gendarmería, las Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Policía Federal, la Prefectura, y la policía santafesina, cada fuerza tiene allí a uno de sus operadores. La grilla de seguimiento se completa con la conexión de las cámaras que ya tiene instaladas el municipio en diversos sectores de la ciudad.

Antes de la recorrida, el secretario de Seguridad pidió a la prensa local que "colabore" con la lucha contra el narcotráfico aportando datos que crean de interés, al tiempo que pidió "responsabilidad" en las publicaciones para que estas no afecten las investigaciones federales en curso.

Berni agregó además que el trabajo conjunto con las fuerzas provinciales y municipales apunta a aportar "no solamente en cuestiones de narcotráfico sino también en cuestiones de seguridad".

En este sentido destacó que la presencia de gendarmes en los barrios rosarinos llegó sin disparar "ni un sólo tiro". "Estamos convencidos de que la violencia sólo genera más violencia en un barrio, porque donde entra la policía a los tiros es muy difícil el accionar de la policía e interactuar con la sociedad, porque el mayor aliado que tienen que tener nuestras fuerzas federales en los barrios es la sociedad", explicó.

La intendenta Fein también se mostró satisfecha por el trabajo que se realiza en materia de seguridad en Rosario: "Entendemos que la ciudad está mucho mejor con la presencia de las fuerzas y dentro de pocos días, con la incorporación de la policía comunitaria, también vamos a fortalecer la seguridad de cada barrio".

Berni habló sobre los resultados obtenidos tras la serie de allanamientos realizados en distintos bunkers de la ciudad. "Sabemos que cada vez que uno va a un bunker encuentra muy poquita droga porque son las reglas del mercado, pero sí se obtiene información importante y sensible que le permite a la Justicia seguir avanzando", afirmó y recordó que el procedimiento de septiembre pasado en una vivienda de Funes perteneciente a Delfín Zacarías surgió "a partir de pequeñas intercepciones de ventas al menudeo", lo que entiende "permitió a la Justicia seguir avanzando en forma ascendente para dar con los principales responsables".

Compartir: 

Twitter
 

Berni y Bonfatti, entre otros, participaron del acto de entrega de vehículos.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.