CULTURA / ESPECTACULOS › EN EL CUERPO QUIEN SABE DE CAROLINA MUSA

Narrar lo que dice el paisaje

Carolina Musa (Rosario, 1975) pasó su infancia y adolescencia en Orán, una pequeña ciudad de la provincia de Salta, a donde el año pasado regresó por poco tiempo para cursar un taller de narrativa del Fondo Nacional de las Artes coordinado por Marcelo Cohen. Antes, entre 2008 y 2011, en Rosario, como participante del taller literario de Marcelo Scalona, escribió siete cuentos, en su mayoría ambientados en Orán o en el largo trayecto hasta allí. Uno de ellos, "Inventario", integró la antología Nada que ver, publicada en 2012 en Córdoba.

Este año, esos cuentos fueron publicados por Baltasara Editora, formando En el cuerpo quién sabe: su primer libro de narrativa, que se presentó a fines de abril. Es un libro esperable, esperado y logrado, por una poeta que venía trabajando con solvencia el poema narrativo extenso, en una vertiente neo objetivista que sigue la tradición local reciente de Daniel García Helder y sus coetáneos. Autora de Acústico (poesía, 2011), Musa fue incluida el año pasado en dos antologías regionales: Yo soñaba con comprarme una combi, selección de poesía santafesina y Código urbano, una muestra de la nueva poesía rosarina.

La mirada, el tiempo de la mirada o aquello que Deleuze llamó "la imagen tiempo" es mucho más que un punto de vista en algunos de estos relatos: a "Inventario" y a "Emergencia sanitaria", por ejemplo, los constituye sustancialmente, como una escritura de cámara. El paneo nómade en la road movie cinematográfica se traduce a road story, expansión literaria del género. Pero esta mirada no es una fría lente traslúcida, sino que se tensa de subjetiva crispación, portando el espesor de una primera persona de cronista.

Licenciada en Comunicación social, artesana y docente de talleres para chicos, Musa estudió cine y museología. Participó en realizaciones cinematográficas como productora y asistente de producción. En 2008, su guión de largometraje Embarcación fue seleccionado suplente en la convocatoria del Programa Estímulo a la Producción Audiovisual Santafesina. Cine, poesía y narrativa poseen una continuidad natural en la obra de Musa.

"El paisaje discurre detrás del vidrio invariablemente inmundo. Tranqueras. Alambrada. Campo. Miro mi reflejo a contrapelo y anoto palabras como explosiones. Postes. Autos. Carteles. Ciento cuarenta y dos mil horas despachadas en la ruta treinta y cuatro y no consigo más que palabras sueltas forzadas por el frío artificial del colectivo", escribe Musa, en perfecta sintonía con lo que propone Michel de Certeau desde el epígrafe del libro: "Los lugares son historias fragmentarias y replegadas... son tiempos amontonados que pueden desplegarse, pero que están allí más bien como relatos a la espera".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.