CIUDAD › CONFIRMAN LA CONDENA POR LOS CRíMENES DE BARRIO PARQUE

Perpetua para Martín Santoro

Para el tribunal de segunda instancia, Santoro "mató para lograr el apoderamiento de bienes, y hacerlo en forma impune, sin ser delatado por ser conocido, al menos de las dos mujeres, y probablemente reconocido por parte de Savini", la tercera víctima.

 Por José Maggi

Un tribunal de segunda instancia en lo penal de Rosario confirmó ayer la condena a prisión perpetua para Martín Santoro por la saga de tres homicidios conocidos como los crímenes de barrio Parque. La sentencia firmada por Carina Luratti, Alfredo Ivaldi Artacho y Guillermo Llaudet Mazza, señala que se pudo probar en el proceso penal que Santoro fue el responsable de haber matado a Concepción Lavore, Susana García y José Savini, homicidios ocurridos entre febrero y mayo de 2010. "Está claro que Martín Santoro mató para lograr el apoderamiento buscado (de bienes), y hacerlo en forma impune, sin ser delatado por ser conocido, al menos de las dos mujeres, y probablemente reconocido por parte de Savini". Por ende se lo condenó por tres homicidios criminis causa, es decir para ocultar el delito de robo.

El fallo contesta la impugnación de la defensa que habló de "un complot" contra Santoro, pero los magistrados fueron claros en su respuestas: "Esta hipótesis no es tratada con acierto por quien la afirma. Asumir la teoría del complot sostenida por la asistencia técnica del encartado, sería tanto como pretender que un ex funcionario policial retirado de la Fuerza, dos funcionarios de alto rango adscriptos por su jurisdicción a la investigación de hechos que conmovían seriamente a la sociedad, un juez y un fiscal hubieran sido parte de la elucubración de una mentira que los abarcara a todos, para encontrar en una persona absolutamente inocente un chivo expiatorio".

Los camaristas remarcaron que "se encontraron objetos en poder de Santoro que no eran producto del robo de electrodomésticos, sino productos reconocidos por familiares de tres personas asesinadas sin que para el ingreso a sus viviendas se ejerciera violencia, con bolsas de verdulería sin abrir sobre las mesas, y una Traffic blanca con una abolladura en el costado rondando por la zona en que no podía Santoro ir caminando (en Zavalla, donde fue asesinado Savini)".

Para los jueces la participación asignada a Santoro en los homicidios de García, Savini y Lavore está acreditada "más allá de toda duda razonable, en el grado de certeza que un veredicto de condena requiere". El fallo, en el voto de la mayoría, analiza y concatena cada una de esas pruebas.

Cada una de las pruebas sobre las conversaciones mantenidas por Martín Santoro vinculadas con estas muertes, vinculadas con los objetos que trataba de vender que luego fueran reconocidos como de propiedad de las víctimas y el hallazgo en su poder del celular de Susana García, "no dejan lugar a dudas sobre su autoría".

Santoro, por alguna razón -que no tiene trascendencia a la hora de la prueba de sus actos- contó lo que estaba haciendo. Contó de las muertes, guardó los objetos robados aunque no tuvieran valor económico; y no tuvo tiempo, o no tuvo logística para vender otros, de mayor valor. Santoro dijo a testigos que necesitaba dinero porque "estaba seco". "Misterios de la esencia del ser humano, misterios de la avidez del hombre, que pocas veces se conforma con lo que tiene. No es sólo la necesidad o la miseria la razón del ataque a la propiedad, y menos aún del ataque a la vida", señalaron los camaristas.

Al término de la lectura del fallo, Judith, vecina de dos de las víctimas expresó: "Estamos realmente contentos de comprobar que el esfuerzo después de tanto tiempo, luchando por obtener justicia dio sus frutos. Esto nos crea una esperanza, una fe, en que la Justicia si quiere puede funcionar".

Otro de los vecinos que asistió fue Jorge Eldo Juárez, quien tuvo una participación importante en las movilizaciones que se hicieron en el barrio en reclamo de justicia. El ex juez rosarino se mostró satisfecho por la condena a Santoro, pero reiteró que falta identificar a los cómplices. "El convencimiento por la ferocidad, por la estrategia que debió tener y por la multiplicidad de lesiones hacen pensar que hubo dos, tres o más partícipes. De todos modos, Martín Santoro es autor de estos asesinatos. Y se templa la confianza en la Justicia el hecho de que por unanimidad los tres camaristas rechazaron todas las nulidades planteadas por la esforzada defensa, además confirmaron la condena. Esa unanimidad da tranquilidad".

Compartir: 

Twitter
 

Santoro dijo a testigos que necesitaba dinero porque "estaba seco".
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.