CIUDAD › ASESINARON AL PADRE DE EL POLLO BASSI EN VILLA G. GáLVEZ

Acribillado en su remisería

Fue ayer a media mañana, cuando Luis estaba tomando mates frente a su negocio. Un hombre bajó de un auto con una ametralladora y le descargó una ráfaga. Diez tiros dieron en su cuerpo. Murió por la tarde en el hospital provincial de Rosario.

Luis Bassi, el padre de un narco procesado por el crimen de uno de los jefes de la banda de Los Monos, fue asesinado ayer de siete disparos frente a su remisería en Villa Gobernador Gálvez, en un episodio similar al que acabó con la vida de otros dos de sus hijos. El ataque ocurrió a media mañana, alrededor de las 10, en la remisería ubicada en Chile y 20 de Junio, cuando llegaron al lugar dos hombres a borde de automóvil azul del que descendió un hombre que iba como acompañante con una ametralladora en su poder y se dirigió hacia donde estaba Luis Bassi padre, prácticamente en la puerta del negocio. Bassi falleció por la tarde en el Hospital Provincial de Rosario. El ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, enmarcó el hecho en "una disputa de bandas", aunque no brindó mayores precisiones y prefirió aguardar a ver qué "surge de la investigación" ( ver aparte). Omar, hermano de la víctima, aseguró que "hace seis meses que pedimos custodia y no vino nadie".

Otros dos hijos de Bassi fueron asesinados a tiros con diferencia de 44 días entre diciembre y febrero pasados en el mismo lugar, donde la familia además de su vivienda particular posee una remisería.

El caso es investigado por el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Florentino Malaponte, quien relató que Bassi fue sorprendido en la puerta de su casa por un hombre que se bajó de un automóvil y le disparó en varias oportunidades. "Le dieron siete disparos en los miembros inferiores, en el tórax, el abdomen y uno en un brazo", detalló.

Fue la vicedirectora del Hospital Provincial, Soledad Rodríguez, la encargada de informar la muerte del hombre de 61 años, quien había sido sometido a una intervención quirúrgica al mediodía y quedó "en coma inducido en el respirador artificial", precisaron fuentes sanitarias.

Omar Bassi, hermano de la víctima, vive al lado de la remisería y tiene un taller mecánico. Allí se encontraba cuando su hermano fue atacado a balazos. "El estaba sentado tomando mate. Yo estaba a la vuelta y en ese momento sentí los disparos". "Lo primero que atiné -contó Omar- es a meterme adentro. Pero lo que menos me imaginé es que (las balas) le iban a impactar a mi hermano que estaba acá".

El hombres recordó que "apenas lograron compensarlo, lo trasladaron de urgencia" al Hospital Provincial.

La víctima es padre de Luis Orlando "Pollo" Bassi (29), un ex integrantes de la barrabrava de Newell's Old Boys sindicado como presunto narcotraficantes de Villa Gobernador Gálvez. El "Pollo" Bassi fue procesado en julio pasado por el juez de instrucción rosarino Juan Andrés Donnola por el asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero, ocurrido el 26 de mayo de 2013 en la puerta del boliche "Infinity Night" de Villa Gobernador Gálvez.

El "Pájaro" Cantero era, junto a su hermano Máximo Ariel, alias "Guille" o "Roberto", el jefe de la narcobanda "Los Monos", cuyos cabecillas fueron procesados en febrero pasado por asociación ilícita y otros delitos. El juez Donnola le achacó al "Pollo" Bassi su presunta responsabilidad como instigador del crimen de Cantero, mientras que procesó como autores materiales a Facundo "Macaco" Muñoz y Milton Damario, dos "soldaditos" de Bassi. Luego del asesinato del jefe de "Los Monos" dos hermanos del "Pollo" fueron asesinados en distintos hechos.

El 31 de diciembre pasado un hombre ingresó a la remisería familiar y tras pedir un coche para ir al cementerio, sacó una pistola 9mm de sus ropas y mató de varios disparos a Leonardo Bassi (36), recordaron los investigadores. Luego se subió a una moto y se fue del lugar.

En tanto en la medianoche del 12 de febrero pasado dos hombres que se movía en moto encontraron a Maximiliano Bassi (34) reparando un camión en la puerta de la remisería: uno se bajó y le disparó seis veces, también con una 9mm, y el hombre murió un rato después en el Hospital Provincial de Rosario, el mismo centro de salud donde en la tarde de ayer falleció su padre tras recibir siete balazos.

Por su parte el diputado provincial radical Maximiliano Pullaro se mostró preocupado por "la impunidad" con la que se cometio el crimen.

Compartir: 

Twitter
 

Omar, hermano del asesinado, se toma la cabeza. "Ya me habían matado a dos sobrinos", dijo.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.