CIUDAD › NUEVAS IMPUTACIONES

A dos ex policías

La Fiscalía Regional imputó nuevos hechos delictivos a dos ex policías de la seccional 19ª que el año pasado fueron acusados de conformar una "asociación ilícita", que incluye al comisario Guillermo Ruiz Díaz, a la que le achacan una decena de ilícitos. En una audiencia realizada ayer, el fiscal acusó a los policías Sebastián Farini y Víctor D`Angelo por falsear un acta de procedimiento y haber pedido dinero a cambio de otorgar una libertad. Los policías lo negaron en sus declaraciones y aseguraron que llevaron detenida a la persona que estaba adentro de un auto robado. Pero la acusación estuvo centrada en que detuvieron a una persona que había salido a ayudar a otra que volcó el auto frente a su casa, en Garzón al 3600, y que resultó ser uno de los presuntos ladrones (que se fugaron al ver a la policía); y que además, cometieron apremios ilegales.

Desde agosto de 2014, un comisario y cuatro policías de la seccional 19ª están presos por los delitos de extorsión, secuestro extorsivo, amenazas coactivas, allanamientos ilegales, falsedad ideológica, robo, encubrimiento y asociación ilícita. Todos llegarán a juicio por haber actuado en al menos nueve casos. De hecho, en octubre pasado, el juez Juan Carlos Leiva, resolvió que permanezcan en prisión hasta que llegue el juicio, ya que el fiscal presentó acusación por los cargos mencionados, y solicitó penas de hasta 15 años de prisión, para algunos de ellos.

En su momento, el fiscal de la Unidad de Delitos Económicos, Adrián

Mc Cormak, pidió la detención de seis policías y los acusó de haber cometido nueve hechos delictivos desde la seccional. Les achacó asociación ilícita, con Ruiz Díaz como "jefe". Sin embargo, en octubre desistió de la acusación a uno de ellos, y solo cinco llegarían a juicio: Ruiz Díaz, Farini, D'Angelo, José Galván y Lucrecia Bustos, que tiene arresto domiciliario por maternidad.

Ayer, el fiscal les imputó un nuevo hecho a Farini y D'Angelo. Según indicó, el acta de procedimiento de un hecho del 26 de junio, expresa que ambos iban patrullando por la zona de Godoy y Garzón, cuando vieron pasar un vehículo a contramano con tres ocupantes, e iniciaron una persecución. El auto (que luego supieron que era robado) despistó y cayó a una zanja. Dos de los ocupantes del Ford Focus salieron corriendo y treparon un tapial para huir, mientras que el conductor quedó atrapado en el auto. Luego de forcejeos y corridas, logran detenerlo y hasta oyeron un disparo contra el pavimento. En eso, uno de ellos pidió refuerzos, cuando se hizo presente una mujer que a los gritos intentó liberar al detenido. Ambos fueron trasladados a la seccional, según dijo sobre el acta que consideró "falsa".

El fiscal continúo con lo sucedido al día siguiente: a las 15.15 se presentó el detenido en Asuntos Internos de la zona sur y dijo ser un chofer, sin antecedentes, con sueldo fijo y padre de familia, que vive frente al lugar donde quedó el auto atrapado. Dijo que estando en su casa escuchó como un choque, salió y vio que arriba del auto había una persona joven y se acercó a ayudar. "Dejame al volante, vos empujá", le dijo. En eso apareció el móvil y la persona que creyó dueña del auto lo apuntó con un arma, lo metió a la casa y huyó. Dijo que los policías (Farini y D'Angelo) "lo agarraron y le pegaron". El hermano del detenido se presentó en la seccional y dijo conocer a uno de los policías como cliente de una casa de repuestos de autos que tiene en calle Provincias Unidas. Ahí le dijeron que "su hermano estaba complicado", dijo Mc Cormak, y habló de una suma de 5 mil pesos, en el marco de la extorsión achacada a los policías.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.