CIUDAD › NIEGAN LA LIBERTAD A SIETE POLICíAS POR EL HOMICIDIO DE IVáN MAFUD

Balacera sin ninguna razón

La jueza Lurati entendió que el joven asesinado en setiembre de 2014 no cometió ninguna acción que provocara los 19 balazos sobre su auto, tras una persecución que terminó en Roldán. Sí liberó a los ocho efectivos acusados de encubrimiento.

La Cámara Penal negó la libertad de siete policías acusados del homicidio de Iván Mafud, cometido tras una persecución en septiembre de 2014, y denunciado como un hecho de "gatillo fácil". Al mismo tiempo, la jueza Carina Lurati ordenó la libertad de otros ocho uniformados imputados por colaborar en el encubrimiento del crimen. Para el fiscal Miguel Moreno, personal de Seguridad Vial intentó detener a la víctima con una motivación "económica", aquella madrugada. Al llegar a Roldán, el auto de Mafud se encajó en una zanja y los uniformados dispararon. Luego, los móviles que participaron "fraguaron" un acta y plantaron armas a la víctima. "No existen elementos que permitan sostener alguna causal negativa en la acción de disparar contra el auto de Mafud. Las pericias, testimonios y demás evidencias demuestran falacias en la versión de los imputados", sostuvo la camarista. Es decir que Lurati entiende que ninguna acción de Mafud que pudiera provocar semejante balacera.

Si bien Lurati avaló la investigación de la Fiscalía y atribuyó sospechas de responsabilidad contra los imputados, modificó la calificación penal que se les imputó en febrero pasado: les sacó el agravante de premeditación de dos o más personas. Así, Gabriel Sguazzini, Oscar Jauregui, Gerardo Amarilla, Alfredo Correa, Matías Maidana, Alejandro Gómez y Walter Machuca quedaron imputados de "homicidio calificado por ser integrantes de la fuerza", cuya pena podría ser perpetua. La fiscalía los señala como quienes dispararon "no menos de 19 veces" contra el vehículo de Mafud. Incluso, la investigación arrojó que cuando el auto quedó encajado, los policías Sguazzini y Gómez "siguieron tirando". Sin embargo, la camarista consideró que en la etapa previa al juicio deberán detallarse las responsabilidades de cada uno.

En tanto, Fabián Díaz, entonces jefe del Comando Radioeléctrico, y Norberto Dilda, subjefe, fueron acusados de "ayudar a los autores a eludir la autoridad; haber omitido dar cuenta inmediata al fiscal y al gabinete criminalístico" sobre lo sucedido. La calificación que les achacaron fue "robo calamitoso agravado (de 3000 pesos y una silla de bebé del auto), falsedad ideológica, incumplimiento, abuso de autoridad y encubrimiento agravado"; pero la Alzada modificó el primer delito de robo a "hurto calamitoso". Similar imputación recayó sobre Víctor Vélez, Diego Franco, Fabián Malisani, Eva Monzón, Ayelen Bustamante y Jhonatan Sánchez. Estos ocho quedaron ayer en libertad, ya que la pena en expectativa podría ser de cumplimiento condicional.

En febrero pasado, los 15 policías quedaron detenidos tras un año y medio de investigación. Por aquellos días fueron imputados, y la jueza Mónica Lamperti ordenó la prisión preventiva de todos.

En su momento, Moreno detalló que el personal de Seguridad Vial inició la persecución en Uriburu y Avellaneda, supuestamente porque la patente trasera del auto de Mafud, un Fiat Marea, no estaba visible. Como el conductor no detuvo la marcha comenzaron a seguirlo en la patrulla donde viajaban Jáuregui y Monzón. Sin embargo, "recién 2.3 kilómetros más adelante" decidieron "blanquear" la persecución al 911, con la clave 5, que indica la existencia de disparos desde el auto que huye. En su momento, Moreno consideró que las detonaciones que se informaron por radio, durante el trayecto de 45 minutos, eran las de las propias balas policiales. Por ello, sentenció que en el contexto de un domingo por la madrugada, "el objetivo de la patrulla era netamente económico; pero como Mafud no paró decidieron hacerle aprender" e inventaron un enfrentamiento para "justificar el haber acribillado a Mafud".

Según detalló, "el móvil de Seguridad Vial inició la persecución, a la que luego se fueron sumando otros móviles, con los demás implicados en la causa. Al llegar a la A012, el Marea quedó atascado en una zanja y los policías dispararon. Dentro del Marea y afuera, tirado en el suelo, se encontraron un revólver y una pistola calibre 22. La hipótesis fiscal, que avaló ayer la camarista, da cuenta de que fue plantada por los policías y hasta se manifestó que uno de los imputados (Walter Machuca) "está relacionado con la venta ilegal de armas", según surge de las escuchas telefónicas.

La versión policial que figura en el acta agrega que Mafud no iba solo, sino que un cómplice huyó cuando el auto volcó. Sin embargo, no hay pruebas que den cuenta de ello.

Compartir: 

Twitter
 

Enrique y Diana, padres de Iván Mafud denunciaron que la versión policial era falsa.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.