CIUDAD › RECOLECTORES Y TRABAJADORES DE PEAJE ADVIERTEN

El clima gremial se torna espeso

La lucha gremial seguirá marcando esta semana la temperatura social en la ciudad, con distintos frentes abiertos que se encuentran movilizados ante la política de ajuste del gobierno nacional que esmerila el poder adquisitivo, retrae el consumo y pone en riesgo las fuentes laborales de los rubros que padecen con mayor intensidad la pérdida de actividad.

El Sindicato de Recolectores de Residuos avisó la posibilidad de que esta semana apele a medidas de fuerza y cese del servicio si no consiguen un acuerdo paritario en la reunión que tendrán este miércoles en Buenos Aires. Así lo advirtió el titular del sindicato a nivel provincial, Marcelo Andrada, que integra la federación nacional de recolectores.

El conflicto se reavivó luego de que se afirmaran las posiciones de cada parte: mientras el gremio pide una mejora salarial del 42 por ciento, la patronal se plantó en una oferta que apenas llega al 29 por ciento.

"Hay mucha distancia entre ambas cifras. Si el miércoles no hay fumata blanca, esa misma tarde nos reuniremos y se lanzará una batería de medidas de fuerza, incluso puede ser un paro nacional", aseveró Andrada.

Por otra parte, en los peajes también se respira clima espeso. El Sindicato de Trabajadores del Peaje (Sutracovi) se declaró en alerta luego de que la empresa concesionaria Arssa, a cargo de la explotación de la autopista Brigadier López, a Santa Fe, comunicó que pagará el medio aguinaldo en cuotas y que es probable que no cumpla con la segunda parte del último acuerdo paritario.

Dirigentes del Sutracovi le transmitieron su preocupación al ministro provincial de Infraestructura y Transporte, José Garibay, a cargo del área en la que opera Arssa. "No vamos a permitir que menoscaben derechos de los trabajadores", dijo el secretario general, Leandro Bond y advirtió que encararían "medidas de acción directa".

El panorama lo completaron esta semana el reclamo de los telefónicos nucleados en Sitratel que piden un aumento del 39 por ciento más un bono de 5 mil pesos, contra una oferta por parte de Telecom que no pasa del 30%; y la protesta de la UOM y el Movimiento Sindical Rosarino (MSR) frente a la planta "Navarro", de Acindar, en Presidente Perón al 8000, ante la negativa de la empresa a pagar el aumento salarial acordado y el inminente cierre de esa unidad. Sumado a ello, sigue la vigilia metalúrgica en las fábricas de línea blanca y autopartistas de la región.

Compartir: 

Twitter
 

Los recolectores definen este miércoles. Puede haber paro.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.