CIUDAD › INICIAN UNA INVESTIGACIóN CONTRA LA BARRABRAVA DE ÑULS

A fondo contra los barras

La acción judicial será llevada adelante por el Ministerio Público de la Acusación que pretende desenmarañar las relaciones y complicidades en la hinchada de Ñuls, dividida y sin conducción. Ya son 76 las personas a las que aplicarán el derecho de admisión.

Tras los incidentes del domingo en el estadio de Newell's --que demoraron el clásico, después del entretiempo--, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) inició una investigación contra la barrabrava a instancias de una denuncia del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro. El funcionario presentó ante el fiscal regional Jorge Baclini 40 horas de filmación de cámaras de seguridad del estadio y un listado con otros 38 nombres de barras que tendrán prohibido ingresar al Coloso del Parque. En total, ya suman 76 las personas no admitidas en el paraavalancha rojinegro. En tanto, se indicó que ese derecho de admisión no se aplicará a la hinchada de Central cuando los equipos de la ciudad vuelvan a enfrentarse este domingo en el estadio canaya. "El Poder Ejecutivo provincial tomó la decisión de ir a fondo contra las barras y lo hemos demostrado", enfatizó Pullaro en conferencia de prensa. La investigación pretende ir más allá y desenmarañar las relaciones y complicidades dentro de la hinchada de Ñuls, dividida y sin conducción.

Los incidentes que se dieron durante el entretiempo del clásico del domingo pasado, en el marco de la Copa Santa Fe, y las amenazas a dirigentes de Newell's, provocaron la reacción del gobierno, que intercedió judicialmente por el hecho. "Vinimos a traerle información a la Fiscalía, en disco rígidos externos, donde hay material de filmaciones de los equipos que tiene el Ministerio de Seguridad, sobre los diferentes operativos en la cancha. Hay 40 horas de filmación --10 cámaras filmaron durante cuatro horas, cada una-- para que el Ministerio Público disponga de los hechos concretos del domingo por la tarde. Tenemos identificadas a 38 personas más que a nuestro criterio deben tener una restricción. Nosotros llevamos adelante una investigación donde vimos cómo se desarrollaron los hechos: tenemos filmado el ingreso de los diferentes hinchas y también barras que llegaron al estadio donde luego se produjeron hechos de violencia al intentar, en dos oportunidades, que el partido se detuviera o se deba suspender", indicó Pullaro.

Según dijo el funcionario, en las imágenes "se puede observar a las personas que subieron al alambrado, y otras que estuvieron en permanente contacto con gente de afuera de la cancha, porque se estaban enviando mensajes y no estaban mirando el partido. Se puede ver a quienes instigan que otras personas suban al alambrado y tenemos los rostros identificados", advirtió, sin dar nombres.

Ayer, Pullaro volvió a desmentir la presencia de un arma. "No se vio ningún arma. No podemos constatar hasta ahora que haya habido un arma en la cancha". Y sobre los sectores enfrentados en el paraavalancha rojinegro, señaló que las personas identificadas pertenecen "a los diferentes grupos", en disputa por el liderazgo.

El ministro fue claro: "Tomamos la decisión política de ir a fondo contra los barras: la semana anterior pedimos al MPA la restricción para 38 personas y saludamos la decisión de la Justicia de acompañar ese pedido, por lo que el domingo 38 personas no pudieron acceder al club. Ahora, venimos a pedir más restricciones, para otras 38. Por cada uno de los violentos que tengamos identificados vamos a trabajar para que no entre a arruinar una fiesta. Apostamos a que las dirigencias de los clubes nos acompañen en estas decisiones, porque es la única provincia del país que las está tomando", destacó.

En tanto, Baclini dijo que se investigarán los hechos del domingo, pero también se intentará avanzar con el análisis de la estructura de la barrabrava, que se considera "una organización mucho más fuerte". Incluso, el ministerio de Seguridad se comprometió a brindar colaboración con personal especializado. Además, el fiscal dijo que todos los hechos que tienen relación con la barra, como los últimos crímenes: el de Matías "Cuatrero" Franchetti, acribillado en la puerta del Coloso, el 7 de junio; y el de Maximiliano La Rocca, del pasado 27 de junio, se entrecruzarán. Sobre los delitos que se les podría achacar, se habló de asociación ilícita, pero también de una saga de hechos de lesiones, portación de armas y delitos relacionados con la ley que previene y sanciona la violencia en espectáculos deportivos. Las penas en el marco de esa normativa van de un mes a tres años, según dijo el fiscal Sebastián Narvaja, que estará al frente de la pesquisa.

Sobre el clásico que se jugará este domingo en el Gigante de Arroyito, Pullaro señaló que, de momento, "no se aplicará el derecho de admisión" a la hinchada canaya.

El domingo, el primer incidente demoró 25 minutos el partido, cuando dos grupos de la barrabrava se trenzaron a golpes de puño, luego de que uno de ellos descolgara una bandera del "Cuatrero". Mientras que un segundo episodio violento ocurrió a los 28 minutos del segundo tiempo, cuando un puñado de barras se trepó al alambrado con intención de suspender el partido.

Tal como viene publicando Rosario/12, en la disputa de la barra brava rojinegra aparecen los nombres de Leo, el veterano Al Pacino y Nelson "Chivo" Saravia, quien mantiene lealtad a Diego "Panadero" Ochoa, preso desde agosto de 2013.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Pullaro se reunió ayer con el fiscal regional Jorge Baclini.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.