CIUDAD › DENUNCIA "UNA TRAMPA" AL DEFENSOR PúBLICO

Una mochila que no le pertenecía

El Defensor general de Santa Fe, Gabriel Ganón, deslizo su sospecha

de que el funcionario acusado de haber intentado ingresar una sustancia -hasta el momento desconocida- al penal de Coronda podría haber caído en una "trampa". En esa línea pidió que no se manche el "nombre y el honor" de una persona sin investigar, y lanzó duras críticas hacia el Servicio Penitenciario.

El último miércoles varios portales de noticias informaron que un defensor público había intentado ingresar a la Cárcel de Coronda con una mochila, que en su interior tenía "droga", por lo cual el funcionario quedó a disposición de la Justicia Federal. Sin embargo Ganón advirtió ayer que se estaba jugando con el buen "nombre y honor" de una persona a la cual aún no se la investigó, porque hasta el momento se desconoce cómo llegó esa sustancia allí y si efectivamente se trataba de cocaína.

"Hay que dejar de hacer circular la información de esta manera tendenciosa y maliciosa, ya que nunca se repara el daño que se pueda ocasionar". "Hay una persona -agregó- que es un integrante de la defensa pública, que aparentemente tenía esa sustancia. De hecho lo escuché al director del Servicio Penitenciario, que no tiene muy claro cómo ocurrieron las cosas. A esta hora tampoco se sabe si esa sustancia estaba en condiciones de ser consumida ni siquiera qué sustancia era la que se encontró".

"Lo que nosotros sabemos -remarcó Ganón- es que fue llamado por la Fiscalía para que retirara una mochila perteneciente a una persona que él defiende, que estaba en ese penal y que estaba reclamando sus pertenencias desde hace muchísimo tiempo". Así, "cuando en la cárcel al ingreso requisan la mochila, encuentran estos paquetes y ahí es donde se inicia todo", detalló. Ganón manifestó que "nadie revisó" la mochila con anterioridad, pero sí dejó en claro que cuando intentara ingresar al penal el "abogado sí sabía que iba a ser requisada porque era lo que correspondía". "No tenía por qué hacerse responsable de una mochila que no le pertenecía. El la entregaba en el penal para que se la alcancen al interno y sabía que iba a ser requisada", señaló.

"Qué fue lo que pasó antes, si nadie nunca revisó esa mochila y no sabía que habría dos sobres de lo que eventualmente podría llegar a ser cocaína. Eso habrá que averiguarlo. Lo cierto es que el defensor está quedando como un contrabandista de droga o como un adicto", denunció. Pero además dio a entender que en las cárceles de todo el país hay "un negocio que controla y maneja el Servicio Penitenciario", donde se permite que ingrese "cocaína, marihuana, pastillas, celulares" en un penal.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.