CIUDAD › MACRI DIJO QUE ENCONTRó MUCHO ENTUSIASMO EN SANTA FE Y RECONQUISTA

La alegría es solo macrista

"Me voy muy contento, tras una jornada movida y muy linda con mucha energía positiva", dijo el Presidente, luego de destacar que "nunca en la historia se invirtió tanto en Santa Fe". Lifschitz, en tanto, dio por superado los "chispazos".

Desde Santa Fe

Mauricio Macri pasó ayer por Santa Fe súper custodiado y dejó una súper promesa. Sin que nadie se lo preguntara, prometió que en los tres años y dos meses que le quedan en la Casa Rosada, la inversión de su gobierno en obras de infraestructura en la provincia será "récord histórico". Lo estimó en 48 mil millones de pesos "sólo en obras viales", pero después le agregó un tercio más en "obras de saneamiento". No sacó el total, pero la suma rondaría los 65 mil millones de pesos. "Nunca en la historia se invirtió tanto en Santa Fe", planteó. Y lo dijo así, en pasado, como si las obras ya estuvieran hechas. A pesar de las cápsulas de seguridad que lo rodearon todo el tiempo y cierta indiferencia de los santafesinos, Macri pareció llevarse otra impresión: "Me voy muy contento", dijo tras una "jornada movida" y "muy linda" con "mucha energía positiva".

Macri compartió los dos tramos de la gira en Reconquista y en Santa Fe con el gobernador Miguel Lifschitz, en una tregua política entre ambos después de lo que uno llamó "cortocircuitos" y el otro "los chispazos" de los primeros meses. En la capital de la provincia, el trío se completó con el intendente José Corral.

Al mediodía, los tres dedicaron no más de quince minutos a la única actividad a cielo abierto en Santa Fe: una recorrida por las obras del Metrobus - que comenzó en el gobierno anterior- en la rotonda de Blas Parera y Gorriti, en la zona norte, que estaba rodeada por vallas. El cerco mantuvo a distancia a unos pocos vecinos que intentaron acercarse, aunque no impidió que uno de ellos colgara su reclamo en una bandera amarilla dedicada a Corral.

Más tarde, el blindaje se repitió en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Sauce Viejo, militarizado por la Gendarmería. Antes de entrar, había que sacar los objetos metálicos de los bolsillos y sortear el cacheo y después, ya adentro del recinto, tampoco se podía preguntar. Sólo lo pudieron hacer seis periodistas elegidos por el equipo Corral, entre ellos uno con el que Macri intercambió bromas futboleras.

Ya en Reconquista, Macri había promocionado su "alegría". "Lo bueno es que siempre pensemos que nos podemos superar" y "todos los días hacer un avance". "Ese pequeño paso es lo que transforma nuestra vida en virtuosa, en una vida de alegría. Y esa felicidad la da el hecho de saber que lo hacemos con nuestro propio esfuerzo. Ese esfuerzo nos unifica, nos reencuentra con la autoestima", abundó. En Santa Fe, y en el mismo tono, dijo que había "encontrado mucho entusiasmo y energía positiva para construir la Argentina que soñamos".

Acerca de la súper promesa, dijo que "al final de nuestro gobierno vamos a invertir 48 mil millones de pesos. Nunca en la historia se invirtió tanto en la provincia. Son rutas, accesos a puertos" para "una Santa Fe que se ha puesto en movimiento". En la conferencia de prensa del aeropuerto de Sauce Viejo le volvieron a preguntar sobre el asunto. "Es la inversión más importante que haya hecho un gobierno nacional. En estos cuatro años vamos a invertir 48 mil millones de pesos, sólo en transporte y a eso hay que sumarle las obras de saneamiento, que es un tercio más". Lo que rondaría los 65 mil millones. Y mencionó dos obras: el puente Santa Fe- Paraná y un aeropuerto único para ambas capitales. "Habrá que encontrar el mejor sitio para hacer un aeropuerto único de Santa Fe y Paraná, que va a ser algo espectacular", prometió.

- ¿Este encuentro con Lifschitz cierra la grieta con el socialismo?- ,le preguntó una movilera de Radio Nacional.

- Grieta me suena a mucho. Cortocircuito respondió Macri.

- Chispazos lo corrigió Lifschitz.

- Sí, chispazos- , aceptó Macri.

"Tuvimos una reunión positiva con Miguel hace algunas semanas atrás en la que le planteé que nosotros queremos trabajar en equipo con todos los gobernadores, que las cosas que nos decimos en privado sean las mismas que nos decimos en público. Los hombres públicos valen por lo que dicen públicamente, no por lo que dicen en privado. Y en esos términos estamos para construir y hacer. A partir de ahí, nos hemos comprometido, nos hemos dado una oportunidad, arrancando de cero. Creo que los resultados han sido positivos porque cada cosa que planearnos, cada uno se compromete a una cierta parte de la responsabilidad y si ambos cumplen, la confianza crece. Entonces, uno asume más compromisos. Y eso hay que realimentarlo, no sólo entre el presidente, el gobernador y el intendente, sino también entre cada argentino", filosofó.

Compartir: 

Twitter
 

Macri dedicó no más de quince minutos a una recorrida por las obras del Metrobus.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.