CIUDAD

Surgieron nuevas vinculaciones sobre el asesinado de Razzetti

Es el dirigente peronista asesinado por la Triple A en Rosario, en 1973. El rol del Sindicato de la Carne de esa época.

 Por Alicia Simeoni

La causa por la que se investiga el asesinato del dirigente peronista Constantino Razzetti, registró en las últimas semanas dos testimonios que plantean la posible vinculación a la entonces dirección del Sindicato de la Carne y a quien se señala como su jefe político, el ex senador nacional Luis Rubeo con el hecho. Se trata de las declaraciones que ante el procurador fiscal de la Unidad de Asistencia para causas por Violaciones a los Derechos Humanos Ricardo Vásquez hicieron el periodista Carlos del Frade y el ex diputado provincial Juan Luis Lucero, este último amigo y compañero de militancia de Razzetti desde mucho antes de su asesinato. Como se recordará el crimen de Razzetti es considerado de lesa humanidad porque resulta verosímil, así se expidió la Justicia, que haya sido cometido en octubre de 1973 por la Triple A, una organización ligada a la estructura estatal.

El fiscal Vásquez recibió el testimonio del periodista Carlos del Frade quien narró ante la Justicia los relatos que, según dijo, le hizo en varias oportunidades el ex vicegobernador ingeniero Gualberto Venesia a través de las que surgía que el asesinato de Razzetti "tenía relación con la conducción del gremio de la carne". Del Frade narró ante la Unidad de Asistencia por Causa de Violaciones a los Derechos Humanos que después de la muerte de Razzetti y según lo que le manifestó Venesia hubo una reunión en una unidad básica ubicada en calle Corrientes y Cochabamba en donde se juntaron los representantes de los que grupos "que expresaban a la izquierda y a la derecha del peronismo para pactar una tregua, cosa que no duró", dijo del Frade que también narró que Venesia le explicó que los repesentantes de la llamada "derecha peronista" eran los representantes del gremio del vidrio y de la carne y de la "izquierda" eran los integrantes de la juventud. La reconstrucción testimonial ante la Justicia indica que desde ese momento el ingeniero Gualberto Venesia empezó a tener custodia policial ya que su nombre había aparecido, junto al de Razzetti y al del ex funcionario provincial y ex legislador Angel Baltuzzi en un volante firmado por el Comando José Ignacio Rucci en el que se los amenazaba de muerte. Uno de los datos que aparece como más significativo en el testimonio de del Frade es el que sostiene que Venesia le dijo que tenía ese anónimo en su poder aunque nunca se los mostró y por otro lado el señalamiento constante de Carlos Razzetti, el hijo menor de Constantino y querellante en la causa, quien reclama porque ese anónimo desapareció del expediente primario que se sustanció en la Justicia provincial.

En los últimos días de abril había llegado ante el procurador fiscal Ricardo Vásquez el ex diputado provincial Juan Luis Lucero quien describió algunas alternativas de la noche en que concurrió a la misma cena que Razzetti en la zona de Alberdi y justo cuando terminó y se regresaba a su casa fue asesinado. Lucero quien sufrió varios atentados contra su vida le pidió esa noche a Razzetti que se cuide, le ofreció acompañarlo y hasta un arma por la presencia de algunos asistentes que se comunicaban entre sí y entre quienes observó la "seña que vulgarmente se asocia con la frase 'te voy a bajar el hacha'", mientras Razzetti hablaba. Quien había sido designado poco tiempo antes como vicepresidente del Banco Municipal de Rosario no aceptó la companía ni el arma que le ofreció Lucero. Rato más tarde fue asesinado en la puerta de su casa en calle San Lorenzo 2450

El ex legislador Juan Lucero nombra a algunas personas en su testimonio: un diputado 'calvo' del que no recordó el nombre, a otra persona de apellido López Quiroga, y dijo que el primero estaba relacionado con el Sindicato de la Carne, "de quien era jefe político Luis Rubeo". Rubeo un hombre de la ciudad de Rosario también se señaló como quien había pedido a Razzetti un crédito en el Banco Municipal que el vicepresidente no le dio porque se supuso, dijo el testigo, que no estaba destinado a fines "sociales" sino personales. Lucero agregó que quien era vicepresidente del Municipal había sido amenazado por "la gente del Sindicato de la Carne y que se había planteado una lucha justamente por quien dirigía la entidad bancaria. También aportó como dato que López Quiroga tenía relación con el represor Walter Pagano y con otro hombre de apellido "Salegas" que está en la ciudad.

Cuando Juan Lucero testimonió en la causa Feced y en ese marco en el expediente por el que investiga el secuestro y la muerte de Daniel Gosorito, fue amenazado. Este ex diputado que no vive en la Argentina desde muchos años atrás dijo ante el fiscal Vásquez que él no quiere "ser otro Julio López".

Lucero formó parte de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados que siguió el llamado caso Angel Brandazza -el chico de 23 años asesinado hacia fines de 1972- pero aunque pretendió investigar no pudo hacerlo porque la comisión se disolvió cuando era presidente de Diputados Rubén Dunda. El ex legislador detalló aspectos del accionar de la Triple A, dijo que después del crimen del bioquímico la familia fue custodiada por sus compañeros de militancia pero no por la policía: "Aunque destaco que en aquél momento no queríamos custodia policial porque pensábamos que eran los mismos que nos perseguían, como Walter Pagano".

Compartir: 

Twitter
 

El dirigente peronista Constantino Razzetti, en un acto. Fue asesinado una noche que regresaba a su casa con su mujer.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.