CIUDAD › NUEVOS PAROS EN EL SISTEMA DE SALUD PUBLICA

Un conflicto que no se cura

Los profesionales autoconvocados de la salud pública municipal ratificarion ayer su plan de lucha, que incluye un paro para el miércoles y jueves y presencia a los lugares de trabajo con campaña de difusión de su situación conflictiva hoy martes y el viernes. Paralelamente, los trabajadores sanitarios de la salud provincial realizarán un paro de 72 horas desde hoy y hasta el jueves.

"No hubo ningún contacto y las medidas para estos cuatro días se mantienen", ratificó Lucía De Vincenti quien recordó que el miércoles a la mañana los profesionales marcharán al Palacio de los Leones para solicitar una audiencia con el intendente Miguel Lifschitz.

"Tengo la sensación de que bajo una medida de fuerza el intendente no dará ninguna entrevista", conjeturó el secretario de Salud, Miguel Capiello para después reforzar la idea que difundió la Municipalidad la semana que pasó. "Desde lo económico la conversación está agotada, podemos avanzar en mejoras que hacen a la profesión", aseguró.

En ese sentido, De Vincenti dijo que hoy se comunicará con el secretario de Salud para acordar un encuentro con el fin de retomar la discusión sobre la carrera sanitaria. "Espero su llamado, no tengo problemas en que nos sentemos a trabajar en serio para realizar las modificaciones que hagan falta", apuntó el funcionario municipal.

Este último plan de lucha de los municipales se definió el viernes, luego de que el secretario de Salud se comunicó telefónicamente con los representantes de los trabajadores para suspender la reunión que estaba pactada alegando que no tenía ninguna novedad para comunicar.

Según dijo una vocera del grupo, Laura Medina, "no tiene nada que proponernos y una vez más es él quien suspende la negociación mientras que los trabajadores quedamos expectantes. Lamentablemente no hay de qué tomarse para terminar con las medidas de fuerza. El gobierno municipal fue el que originó el quiebre dejando afuera de la recomposición salarial a 1.400 trabajadores, enfermeros, técnicos y trabajadores sociales que merecen lo mismo que obtuvimos los 1.600 profesionales restantes".

Según la vocera de los trabajadores, este quiebre "se podría resolver con un adicional en negro a los trabajadores. Esto no hubiera implicado un cambio pero hubiera funcionado como un piso para seguir trabajando pero el gobierno se manejó con mucha inequidad, dejando aparte a trabajadores que forman parte de la carrera sanitaria".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.