CIUDAD

Cada retiro de arzobispo

Fue una de esas veladas religiosas que se registran -valga la expresión- cada jubilación de arzobispo. Monseñor Eduardo Mirás celebró anoche su última misa en la Catedral Mayor de la ciudad, después de doce años de estar al frente del Arzobispado de Rosario, y pronto a pasar a retiro el próximo sábado, para ser sucedido en el cargo por José Luis Molloaghan.

Mirás dirigió un mensaje estrictamente religioso a los feligreses que colmaron las naves de la Catedral, exento de tintes políticos o sociales, como solía hacerlo en otras oportunidades. Ante una grey católica integrada en su gran mayoría por mujeres de la tercera edad, el purpurado agradeció a "los laicos que me han acompañado en estos doce años de ministerio episcopal" y reconoció que "sé que habrá muchas cosas que habrán dolido (en su gestión), por lo cual les pido disculpas en el seno de la misercordia del padre".

La ceremonia contó con la participación en primera fila de todos los sacerdotes de la diócesis local, desde los más mediáticos, como los padres Ignacio Peries y Tomás Santidrián, hasta los menos conocidos curas de iglesias de barrios. Al final de la misa, todos participaron de un brindis en homenaje al arzobispo que se retira, en la casa parroquial ubicada en calle Juan Manuel de Rosas 825.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.