soy

Viernes, 11 de marzo de 2011

UFA

SIC

“Estaba en el cálculo de mis posibilidades, pero no tan rápido ni con tanta dureza. Me han condenado y expulsado por opinar distinto. Y tenga en cuenta usted que esa misma Iglesia ni siquiera le ha puesto una sola amonestación a sacerdotes pederastas como el obispo (Edgardo Gabriel) Storni, que vive cómodamente aquí en La Falda, en las sierras de Córdoba; o a (Julio César) Grassi: ambos con condenas judiciales por abusar de menores. Tampoco hubo sanción para (Christian) von Wernich, condenado por delitos de lesa humanidad. Da la impresión entonces de que esta iglesia tolera a torturadores y violadores en sus filas; pero no a quien piense diferente y se anime a decirlo en público.

¿Por qué cree usted que es así? Porque el núcleo del poder en la Iglesia es y ha sido el ocultamiento. El ‘de eso no se habla’. Yo me animé a decir las cosas que creo que deben cambiar. Y eso se paga de esta manera. Con la expulsión. Les molestó que hable porque la Iglesia es maestra en ocultar. En manejar la impunidad del silencio. Lo del matrimonio gay, encima, aborda un tema que les incomoda y está ligado a la sexualidad. Ellos siguen considerando enfermas o perversas a las personas gay.”

Nicolás Alessio, el cura de 53 años que el año pasado apoyó con sus opiniones la sanción de la ley del matrimonio homosexual y que acaba de ser expulsado de la Iglesia por la curia cordobesa, en un juicio canónico que no tiene antecedentes por su velocidad ni por la gravedad de su veredicto.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.