soy

Viernes, 18 de noviembre de 2011

SOY POSITIVO

La otra orilla

 Por Pablo Perez

Hace unos meses me agregaron a un grupo de Facebook: Médica uruguaya niega medicación a un paciente con hiv. Lo primero que me vino a la mente fue una médica loca, gritándole a su paciente. Leyendo más, me enteré de que Médica Uruguaya es uno de los servicios de salud prepagos más importantes del Uruguay. Atando cabos me di cuenta de que el paciente en cuestión era quien me había agregado, primero como amigo de FB y luego al grupo. Busqué su primer mensaje: “Yo también soy PVV desde hace casi dos décadas. Será un gusto compartir una amistad con vos”.

Es difícil comprender y mucho más criticar la realidad de otro país, un país que además siempre había considerado mucho más humanitario y serio que el nuestro: “Estabas equivocado, te vendieron una farsa sobre la ROU”. A lo largo de los chats con mi nuevo amigo, además de una realidad ni tan seria ni tan humanitaria como yo pensaba, se iban desplegando siglas que desconocía: “PVV” es “persona viviendo con VIH”; que lo que en Argentina denominamos “cóctel de drogas” en la otra orilla son los “TARV” (tratamientos antirretrovirales) y que según el departamento de ITS (infecciones de transmisión sexual) del Ministerio de Salud, en la lista de grupos de riesgo liderada por gays y trans, figuran los UDIs (Usuarixs de drogas intravenosas), lxs privadxs de libertad y trabajadorxs sexuales.

En cuanto a la médica uruguaya, mi lectura no había sido tan errada: “No era una buena persona –cuenta mi amigo–, estaba solo para cuidar su cargo y no se la jugaba. Además era muy soberbia y le molestaba que la cuestionaran. Chocábamos siempre porque yo tengo mi carácter. Ella estaba recomprada por los laboratorios y recetaba los fármacos que la bancaban. “Mi amigo tuvo que venir a vivir a Buenos Aires para conseguir la medicación adecuada que en Uruguay no le dan. Acá no tiene problemas; se atiende en un hospital de la ciudad, y le dan la medicación que en la ROU le niegan, Truvada y Atazanavir.” A pesar de las demandas judiciales y de que ya perdió el cargo en la Facultad de Medicina, la Dra. Hernández sigue atendiendo en Médica Uruguaya a los pocos pacientes con VIH que todavía no se le fueron. Ahora el juicio está en su etapa decisiva. No es sólo contra la prepaga sino principalmente contra el Estado uruguayo; es el MSP el que regula los medicamentos y debería incluir estos nuevos TARV en la lista. Y yo me pregunto por qué el presidente Pepe Mujica no puede firmar un DNU para que esta situación se regularice.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.