soy

Viernes, 10 de abril de 2009

LUX VA > A SOPLAR VELITAS CON MOSQUITO Y ARIANA CANO

Celebration

Aprovechando el ímpetu celebratorio que desató el primer cumpleaños de SOY, nuestrx cronista se dejó homenajear en la Fiesta de Puta Madre realizada especialmente para la ocasión. Recogió papel picado suficiente como para tirar en las próximas fiestas de cumpleaños que se irán reproduciendo en los meses sucesivos. Sí, muchas fiestas, ya que a la hora de cumplir, no conviene regirse por el calendario.

Ni placa conmemorativa ni busto descubierto al son de una fanfarria. Nada de eso. En todo caso, si hubo algún busto fue el mío, acomodado presurosamente tras bambalinas, luego de que un chongo alcoholizado apareciera de la nada y me avanzara descaradamente, queriendo saber si lo mío era de verdad o de relleno. Y yo, en lo oscuro, a los manotazos con el chongo, queriendo salvaguardar mi honra —sacrificada en el altar de luxuria en Semana Santa de años ha— sino el machete de mi discurso para cuando me tocara subir al escenario y que llevaba escondidito en el escote. Porque SOY cumplió un año y ¡ya llegó el tiempo de homenajes! Para empezar, el sábado pasado, en la cada vez más concurrida Fiesta de Puta Madre, los anfitriones Mosquito Sancineto y Ariana Cano nos soplaron las velitas. Pero ¿por qué empezar por la frutilla de la torta? Digamos antes que pasada la medianoche me anuncié con un repiquetear de tacos en la puerta del Teatro Antesala, sede de las últimas dos fiestas. Pocos de los que estaban allí me conocían la cara pero la estridencia del “¡Lux!” dicho por la chica de la entrada hizo que dos floggers que estaban en la cola blandieran sus camaritas digitales en lo que terminó siendo una sesión de fotos al mejor estilo celebrity de ronda. Discretx como estaba, vestidx de negro de los pies a los pies, una vez dentro me camuflé sobre los oscuros cortinados que cubrían las paredes. Y, por culpa de los nervios (años de terapia no me han permitido superar el pánico escénico que arrastro desde la primaria), ahí nomás me dieron unas ganas terribles de ir al baño. ¡Y eso que yo me había estudiado el discurso en casa! Cosa que volví a hacer, presa del miedo al papelón, aposentadx en el inodoro y repitiendo en voz alta con intervalos breves debido a mis dientes apretados en señal de lucha contra el tránsito lento. Pero la cosa no pasó a mayores y salí del baño con la certeza de que lxs que habían sido testigos de mi flatulenta oratoria, mientras esperaban su turno para entrar, tampoco eran, por fortuna, conocidos. Entonces me abrí paso entre la gente (chicas y chicos modernos, travestis que se habían echado todo el ropero encima, chongos a la caza de travestis, y alguno que otro nerd chic con anteojos de marco grueso), y fui al encuentro de Mosquito y Ariana, quienes a esa altura ya contoneaban sus caderas al compás del punchipunchi del DJ de turno. Y bastó que les hablara de mis nervios —ahorrándome detalles, obviamente— para que Ariana —que estaba con un vestido elegantísimo en strapless y su melena rubia electrizada por el brushing— me enchufara un whiscola para la calma. En medio de la nube etílica, vi el desfile de zapatillas de la marca “Rabia” (espero por lo menos un par de regalo por el chivo) y bailé y gocé con el show de locura electro-pop de la banda Hiperimpulso. A todo esto, las guirnaldas que adornaban el salón y un cartel alargado que decía “Feliz cumpleaños” ya le daba a la soirée tónica de fiestita. Y entrada la madrugada le llegó a SOY el turno de soplar la vela. En cuya representación subí yo al escenario y, como era de esperar, me olvidé el discurso, por lo que no me quedó más que improvisar y agradecerles a Ariana y a Mosquito los elogios que no escatimaron. “¡Así que vos sos Lux!”, me interrumpió uno desde el público. “Sí, SOY”, le contesté decidida y enigmática como siempre, lo cual de-sató una lluvia de aplausos y besos. Agradecí lo primero y retribuí con creces lo segundo.

4ª FIESTA DE PUTA MADRE
[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.