20:30 › HONDURAS

Las elecciones de los golpistas se desarrollarán en un clima de tensión

Honduras celebrará mañana las controvertidas elecciones convocadas por el gobierno de facto, en un marco de alta conflictividad, con llamados a los votantes a la concurrencia masiva a las urnas por parte del régimen y a la abstención por parte de la resistencia, denuncias sobre falta de transparencia y boicot, calles militarizadas y el anuncio de no reconocimiento del proceso de la mayoría de los países de la región.

El Frente Nacional de Resistencia en Honduras, opuesto al régimen de facto, y principal sostenedor de la restitución del mandatario depuesto, Manuel Zelaya, reiteró hoy su convocatoria a los ciudadanos a sumarse al "toque de queda" popular para que mañana la mayor cantidad de votantes se quede en sus casas y no vaya a votar.

Miembros del movimiento pidieron, en declaraciones al canal Telesur, reproducidas por la agencia de noticias Prensa Latina, desconocer los comicios al considerarlos fraudulentos y "un juego del golpismo que abona la debilidad política y la inestabilidad nacional".

Los dirigentes del Frente aconsejaron a los hondureños "quedarse en casa haciendo un asadito" y advirtieron que "no hay condiciones para salir a la calle a votar este domingo".

La abstención es una de las cartas que jugará Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil desde hace dos meses, para impugnar los comicios e insistir con su restitución, una de las condiciones del acuerdo Tegucigalpa-San José, propiciado por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, rechazada por el gobierno de facto en todo el proceso de mediación desde el golpe del 28 de junio.

En la norteña ciudad de San Pedro Sula, la segunda del país y su emporio industrial, las organizaciones del Frente convocaron a una marcha este domingo para expresar el repudio a los comicios.

Juna Barahona, uno de los líderes de esta alianza, aseguró que la resistencia hará patente, de formas diversas, pero pacíficas, el rechazo del pueblo a los comicios.

En tanto, los voceros del régimen y los medios de difusión propiedad de los grupos de poder que apoyan el golpe, mantenían hoy una intensa campaña para lograr la afluencia de los votantes a las urnas, con lo que el gobernante de facto, Roberto Michelleti, espera lograr el reconocimiento de la comunidad internacional al resultado de los comicios.

Pese a la veda electoral, la televisión difunde anuncios oficialistas con preguntas tales como "¿Chávez o tu?" o "Para que Chávez no destruya lo tuyo, vota por vos".

Los mensajes hacen clara alusión al presidente venezolano, Hugo Chávez, en cuya "injerencia" en la política interna hondureña se basan algunos sectores políticos y sociales hondureños para justificar el derrocamiento de Zelaya.

Micheletti aseguró hoy que existen "influencias enormes" lideradas por Chávez, tratando de boicotear las elecciones, según reprodujo la agencia de noticias DPA.

"Don Hugo Chávez no se va a detener en este momento, él va a continuar tratando de boicotear el derecho que tenemos los hondureños a ser libres, todo esto es a través del presidente de Nicaragua, (Daniel) Ortega, a través de otros mandatarios de los países de América del Sur que están bajo su línea", expresó el gobernante a Radio HRN.

El mandatario de facto hizo referencia de esta manera a la ya anunciada decisión de los gobiernos de Brasil, Argentina, Nicaragua, Paraguay, Bolivia y Venezuela de no reconocer el proceso electoral y sus resultados.

A esta postura se sumó hoy Guatemala, cuyo canciller, Haroldo Rodas, reiteró que su gobierno no reconocerá el resultado de las elecciones mientras no se reinstale a Zelaya en el poder, informó la agencia de noticias ANSA.

Por su parte, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, indicó que "la posición salvadoreña es que si en este proceso electoral hay un problema de libertades democráticas, de expresión, de violación a los derechos humanos sería difícil considerar como legítimo a este proceso electoral".

En el resto de la región centroamericana, Costa Rica y Panamá figuran en la lista de países dispuestos a aceptar los resultados de los comicios, también en el caso de que se realicen de manera "justa, libre y transparente".

La posibilidad de una evaluación seria del proceso se alejó a partir de la decisión de la Organización de Estados Americanos, en donde Honduras está suspendido, de no enviar observadores, a lo que se sumó idéntica determinación por parte de la Unión Europea y del prestigioso Centro Carter.

Amnistía Internacional advirtió ayer a través de su asesor especial Javier Zúñiga que "las garantías electorales no están dadas" para llevar a cabo los comicios.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.