17:14 › RATIFICACIóN

Timerman: "Apelar a la autodeterminación es una excusa para no negociar"

El canciller argentino reiteró "la importancia del diálogo" entre el Reino Unido y la Argentina sobre la cuestión Malvinas y refutó las afirmaciones de su par inglés, William Hage, quien habló de respetar la voluntad de los colonos de las islas para discutir la soberanía. Para Héctor Timernan, este argumento "no es aplicable" porque "como lo reconoce la ONU, se trata de población implantada, conforme lo indicado en una decena de resoluciones de la Asamblea General desde 1965", que toma en cuenta la población originaria argentina en el archipiélago. Además, descartó que -tal como Londres lo señala- Argentina sea "un país amenazante" y consideró que este calificativo es un intento de "justificar así una exhibición ostentosa de poder militar británico en Atlántico Sur".

En un artículo publicado en un diario chileno, Timerman dejó claro que resulta "irrefutable" que el 3 de enero de 1833 Gran Bretaña atacó "a las legítimas autoridades y a la población argentina de las Islas Malvinas", en lo que calificó "un acto de agresión no provocado, en el marco de la política expansionista desarrollada globalmente por el Imperio Británico en el siglo XIX". Añadió que negarlo es no tomar en cuenta "la presencia de 32 gobernadores españoles en las Malvinas entre 1774 y 1811 y que una vez establecido el gobierno patrio en la Argentina, reconocido en 1825 por el Reino Unido, se continuó la política de enviar gobernadores a las islas".

"Luego de tomar las islas por la fuerza -prosiguió, Gran Bretaña- inició una política de colonización consistente en implantar población británica en Malvinas e impedir sistemáticamente el asentamiento de habitantes nacidos en el territorio continental argentino." Por este motivo consideró que Inglaterra no tiene "argumentos jurídicos que respalden su posición" y por ello "recurre al principio de autodeterminación de los pueblos, porque le resulta funcional para dos aspectos claves de la disputa: intentar legitimar la ocupación de Malvinas y desoír la insistente convocatoria de la ONU a negociar una solución a la cuestión".

También recordó que "la ONU y Argentina respaldan activamente el principio de autodeterminación", pero sostuvo que "lo que olvidan referenciar los ingleses es que este principio no es aplicable a la 'Cuestión de las Islas Malvinas' porque como lo reconoce las Naciones Unidas se trata de población implantada, conforme lo indicado en una decena de resoluciones de la Asamblea General desde 1965 y lo expresado todos los años por el Comité Especial de Descolonización".

Entonces, la apelación inglesa a la autodeterminación de los colonos, interpretó, "carece de fundamento, siendo inclusive contradictoria con los antecedentes de otras disputas territoriales que involucraron a los ingleses", dijo en alusión a los casos de Hong Kong o Diego García.

En su nota, Timerman remarcó que Argentina "basa su política exterior en el fortalecimiento del multilateralismo, el respeto al Derecho Internacional, la promoción de los Derechos Humanos, la integración regional y la lucha por un mundo más justo". "Solamente a través de la negociación podremos superar un conflicto colonial del siglo XIX. Es por ello que invitamos, una vez más, al Reino Unido a una negociación franca y creativa como única vía para superar esta casi bicentenaria disputa", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El gobierno inglés "recurre al principio de autodeterminación de los pueblos, porque le resulta funcional para dos aspectos claves de la disputa: intentar legitimar la ocupación de Malvinas y desoír la insistente convocatoria de la ONU a negociar una solución a la cuestión".
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.