00:20 › GIRA PAPAL

Francisco dio misa en Guayaquil

En medio de un intenso calor, cerca de 600.000 personas participaron de la misa campal que encabezó el papa Francisco en su segundo día en Ecuador. El pontífice viajó luego a Quito, donde volverá a reunirse con el presidente Rafael Correa.

Los 33 grados, que se sintieron más fuerte por la humedad de la ciudad balnearia, redujeron la expectativa de cantidad de fieles, pero no impidieron a muchos de ellos acampar en el lugar desde que se habilitó el ingreso, ayer al mediodía. A las 11.45 (13.45 de Argentina) Jorge Bergoglio ingresó al parque en su papamóvil para ser saludado por los fieles, algunos con banderas de Ecuador, otros con paraguas para buscar sombra.

A las 12.40 de Ecuador, y en momentos en que los bomberos tiraban agua a los asistentes, el Santo Padre inició la misa dedicada a la familia, a la que calificó como “una escuela donde la oración recuerda que hay un rostro, que hay un prójimo patente: vive bajo el mismo techo, comparte la vida y está necesitado”.

“La familia es el hospital más cercano, la primera escuela de los niños, el grupo de referencia imprescindible para los jóvenes, el mejor asilo para los ancianos”, dijo, y explicó que el núcleo familiar “constituye la gran ´riqueza social´ que otras instituciones no pueden sustituir”.

Aún durante el mensaje de Francisco, muchos feligreses ingresaron a último minuto al parque por alguna de las nueve entradas habilitadas a lo largo de una ancha avenida en la que se montó un cerco perimetral, resguardado por una importante cantidad de policías (4700 según indicó el gobierno ecuatoriano).

En su interior, el espacio verde fue a su vez subdividido en bloques en forma de cuadrícula con vallas para que los fieles no se amontonaran y lograr así una evacuación fluida al terminar la misa. Para ello unos 4000 voluntarios se distribuyeron en todo el lugar, contó uno de sus coordinadores, Ricardo Mejía, y precisó que desde hace un mes y medio “realizan capacitaciones y preparaciones porque se trata de un acontecimiento muy especial”.

También hubo 480 voluntarios médicos y enfermeros que en las primeras 24 de habilitado el ingreso tuvieron que atender a 80 personas, la mayoría por desmayos debido al calor, indicó el presidente provisional de la Cruz Roja en Ecuador, Manuel Felipe Bazán Montenegro.

Las afueras del parque, en tanto, se convirtieron en epicentro del marketing papal: banderas con la cara de Francisco por 1,50 dólares, cadenas por 0,50 centavos, mismo valor los afiches y hasta un par de ecuatorianos llevaron una estatua en tamaño real del pontífice hecha de cartón a la que ofrecían para sacarse una foto por un billete verde. También se podían comprar rosarios blancos, sombreros, mochilas, todos con el rostro del pontífice, y remeras con algunas de sus frases.

Tras la misa, Francisco almorzó con 20 padres jesuitas del colegio Javier, en cuyas aulas estudiaron varias personalidades del país. El almuerzo al que no tuvo acceso la prensa incluyó cebiche de camarón, pollo y carne y los famosos plátanos ecuatorianos El pontífice tendrá a su disposición una habitación para descansar antes de emprender el regreso a Quito, donde volverá a reunirse con el presidente Correa a las 19 en el Palacio de Carondelet y, finalmente, visitar la Catedral de la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.