UNIVERSIDAD › SOCIALES NEGOCIA UNA SOLUCION AL CONFLICTO ENTRE LA UBA Y ALUMNOS

Una salida para el comedor

El centro de estudiantes de Ciencias Sociales realizó ayer un bloqueo y clases públicas en el estacionamiento, en rechazo a la causa abierta por el rectorado. El decanato de la facultad propuso una cesión precaria del predio y el cierre de la querella.

 Por Julián Bruschtein


El conflicto por el comedor estudiantil de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA) volvió a estar ayer en el ojo de la tormenta. “Hubo doce clases públicas a lo largo del día y el bloqueo que estaba votado hasta el mediodía siguió por la cantidad de estudiantes que apoyaron la jornada de protesta”, contó a Página/12 el copresidente del centro de estudiantes Jair Zolotow. El comedor fue instalado por los alumnos, hace más de un año y medio, en una parte del estacionamiento que se encuentra a un lado del edificio de Marcelo T. de Alvear, y el rectorado de la UBA inició una querella contra un dirigente estudiantil por “usurpación”. En ese contexto, las autoridades de la facultad buscan una salida negociada: el decano Sergio Caletti propuso una cesión precaria del predio, el fin de la causa judicial y un convenio para la administración del comedor.

La jornada empezó al alba para los alumnos del centro de estudiantes de Sociales. Desde bien temprano comenzaron a bajar de las aulas para sostener la protesta contra la causa abierta contra Germán Feldman, ex presidente del centro: los estudiantes impidieron ayer el ingreso de autos al estacionamiento que se encuentra pegado al edificio, con acceso por Azcuénaga.

“Con una querella del rector (Ruben Hallu) de por medio y una causa abierta es muy difícil sentarse a dialogar, entendemos que es una extorsión”, señaló Zolotow (La Mella, izquierda independiente). En la playa se podía ver a cantidad de alumnos sentados en sus bancos, escuchando con atención una clase pública; al mediodía, un grupo reducido compartía un “almuerzo colectivo”. La protesta fue decidida por una asamblea de estudiantes realizada el miércoles pasado.

El conflicto por el espacio donde los estudiantes construyeron el comedor ya lleva más de un año y medio. “El rector acusó al movimiento estudiantil por ocupar un espacio que los estudiantes venimos reclamando ante la crisis edilicia histórica que sufre la facultad”, dijo Lautaro Iglesias (Prisma, izquierda independiente), también integrante de la presidencia compartida del centro. La toma de un sector del estacionamiento se produjo tras una medida de fuerza realizada por los estudiantes en 2008, en reclamo de un edificio único para Ciencias Sociales –la facultad dicta sus carreras en tres sedes diferentes, mientras se termina de refaccionar la que será la sede única, sobre la calle Santiago del Estero al 1000–. Los alumnos comenzaron a usar ese sector como comedor mientras se realizaban clases públicas, durante una toma, y luego decidieron delimitar un perímetro con canteros. Además de almuerzos a precios especiales para estudiantes, allí se hacen eventos culturales, proyecciones de películas y debates.

El martes se realizó en la facultad una sesión especial del consejo directivo, convocada por el decano Sergio Caletti, para informar sobre el tema. Caletti explicó las tratativas que estaba llevando ante el rectorado para intentar destrabar la situación, así como el diálogo que promovía con los estudiantes. Según explicó, la fórmula que propuso a las autoridades de la UBA consiste en una “cesión precaria de la porción de la playa de estacionamiento”. El resultado de la gestión podría ir en el sentido de que la UBA “cierre la causa por no ser ya más objeto de usurpación y, a la vez, acordar entre la facultad y el centro de estudiantes un convenio de uso que salvaguarde las responsabilidades legales” de la unidad académica.

Mientras en el rectorado señalaron que se estaba “apoyando y facilitando la iniciativa del decano Caletti”, los alumnos de Sociales recibieron positivamente las gestiones, pero ayer mantenían las medidas de fuerza “hasta tanto no se levante la causa iniciada contra Feldman”, afirmó Zolotow. Así, en la semana los alumnos volverán a reunirse para evaluar los pasos a seguir teniendo en cuenta el “gran éxito de la jornada en la que por lo menos pasaron más de mil alumnos y docentes apoyando la medida”, agregó Iglesias.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.