ECONOMíA › SE RECUPERO LA MITAD DE LOS EMPLEOS FORMALES PERDIDOS DESDE FINES DE 2008

La vuelta al trabajo tras la crisis

Las cifras del primer trimestre confirman la tendencia a la recuperación del empleo registrado. Según el relevamiento oficial, la creación neta de empleo se centraliza en las categorías de menor calificación.

 Por Tomás Lukin

La mitad de los puestos de trabajo formales destruidos durante la desaceleración del nivel de actividad registrada desde fines de 2008 se recuperaron en los últimos dos trimestres. El incremento en la cantidad de asalariados registrados se concentró en la construcción y el sector de servicios. Los empleos que comenzaron a recuperarse son los de menor calificación, precisamente aquellos que estuvieron más expuestos a la volatilidad del ciclo económico. La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que elabora el Ministerio de Trabajo, verificó un alza en la cantidad de asalariados registrados del 0,9 por ciento en el primer trimestre del año en relación con los tres meses previos y 0,5 por ciento en términos interanuales.

La contracción en el empleo registrado comenzó a finales de 2008, se profundizó a mediados de 2009 y recuperó una dinámica positiva el último trimestre del año pasado. “Se confirma una tendencia de recuperación en el empleo decente que había comenzado a fines del año pasado. No es casualidad, hay una decisión política de poner al empleo y el mercado interno como eje del modelo y las políticas del gobierno nacional”, afirmó el responsable de la cartera laboral, Carlos Tomada.

Según Trabajo, durante la crisis se registró una contracción neta de 81 mil empleos entre el cuarto trimestre de 2008 y el tercero de 2009. Durante los últimos seis meses se observó la creación neta de 41 mil puestos de trabajo, recuperándose el 51 por ciento de esos empleos perdidos. “El crecimiento en el empleo registrado tiene carácter extendido. Se recupera en la mayoría de los sectores, en todos los conglomerados relevados y abarca todas las calificaciones, pero fundamentalmente en aquellas tareas operativas o menos calificadas”, apuntó el ministro.

La mejora se verificó en todas las ramas de actividad encabezadas por construcción, servicios e industria. La excepción, a pesar de la excelente temporada de verano, fue el sector que agrupa comercio, restaurantes y hoteles, que cayó 0,4 por ciento. Si bien el empleo registrado creció en los cuatro aglomerados urbanos relevados por la EIL, Gran Córdoba y Gran Mendoza fueron los más destacados: subieron 2,3 y 1,1 por ciento respectivamente. Al igual que en el trimestre anterior, el incremento en el empleo formal se registró en todos los tamaños de empresa, aunque el alza se observó con mayor intensidad en las firmas que emplean entre 50 y 199 trabajadores. La encuesta del Ministerio de Trabajo alcanza a 1500 empresas del sector formal con más de 10 asalariados registrados.

A pesar de las mejoras evidenciadas entre enero y marzo, la comparación con la fotografía del empleo formal antes del inicio de fase contractiva del ciclo continúa arrojando un resultado negativo. A su vez, la evolución de la EIL dista de la situación observada en 2006-2007, cuando el indicador mostraba un incremento trimestral de alrededor del 7 por ciento. En tanto, el desempleo se ubica en el 8,4 por ciento en el último trimestre del año pasado y la tasa de informalidad ronda el 36 por ciento, aunque supera el 41 por ciento en el Nordeste y Noroeste del país.

Si bien reconoció ese escenario, el ministro Tomada resaltó que “el número de trabajadores con empleos de calidad es uno de los más elevados de la historia reciente del mercado de trabajo argentino”. A su vez, el funcionario se mostró optimista al referirse a la mejora en las expectativas de los empresarios encuestados con respecto al incremento de la cantidad de trabajadores.

Durante la conversación que mantuvo con periodistas en el Ministerio de Trabajo, Tomada destacó la evolución de la dinámica del mercado laboral argentino en relación con el resto de los miembros del G-20. “El comportamiento del empleo registrado confirma el limitado impacto de la crisis financiera en la cantidad de empleos decentes en el país. A la inversa de lo que ocurre en la mayoría de los países del G-20, llevamos ya el segundo trimestre de crecimiento de empleo registrado”, señaló el funcionario. Desde mediados de 2008 hasta fines de 2009, el empleo registrado se contrajo 2 por ciento en Argentina, mientras en España e Irlanda la caída rondó el 10 por ciento y en Estados Unidos, el 7 por ciento. En tanto, en Brasil el empleo formal no varió durante el primer trimestre del año.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tomada, ministro de Trabajo. “No es casualidad, el empleo es un eje del modelo.”
Imagen: Daniel Dabove
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.