ECONOMíA › LA MESA DE ENLACE MARCHA A LA SEDE DE LA CGT AZUL Y BLANCA

Lockout con Barrionuevo a la cabeza

El cese de comercialización de carne culminará hoy con una movilización por Constitución. Es en solidaridad con los trabajadores de la carne afectados por el freno de las exportaciones, pero los gremios del sector no asistirán.

Llambías, Barrionuevo y Apaolaza en un acto el año pasado. Hoy vuelven a confluir en una protesta.
Imagen: DyN.

El lockout ganadero de 48 horas impulsado por la Mesa de Enlace culminará hoy con una movilización hacia Constitución. Los productores y empresarios eligieron esa zona para confluir en la sede de la CGT Azul y Blanca, conducida por Luis Barrionuevo. Los ruralistas esperan reunir a más de 2000 personas, aunque será difícil porque los trabajadores del Sindicato de la Industria de la Carne del Gran Buenos Aires y la Zona Sur (Sicgba), conducida por el “delegado interventor” Miguel Angel Otero, no participarán de la manifestación. Tampoco lo hará la Federación de los Trabajadores de la Carne, liderada por el cegetista José Alberto Fantini. Para realizar la convocatoria, la Mesa de Enlace apeló a la mancomunión de productores y trabajadores, a partir de la figura de Silvio Etcheún, un ex gremialista de Sicgba, desplazado de la conducción del sindicato por una resolución del Ministerio de Trabajo fechada el pasado 23 de abril.

“Esto es consecuencia de la nefasta política ganadera de este gobierno, que afecta tanto a trabajadores como a productores y consumidores”, afirmó ayer Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural, durante la primera jornada del lockout. La Mesa de Enlace decidió adherir al lockout ganadero el pasado 21 de abril. Primero lo había convocado Pedro Apaolaza, titular de Carbap, una entidad que pertenece a CRA, liderada por Mario Llambías. Los ruralistas llamaron al cese de comercialización de ganado para faena en nombre de los trabajadores del sector, afectados por el freno a las exportaciones de carne.

Más allá de las dificultades que puedan tener los obreros de la industria cárnica, la marcha convocada para hoy esconde una puja interna entre gremios. Los ruralistas aseguraron en reiteradas oportunidades que de la movilización participarían los trabajadores de Sicgba, liderados por Silvio Etcheún, un hombre ligado a Luis Barrionuevo. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo dictó una resolución el pasado 23 de abril –dos días después del pronunciamiento de la Mesa de Enlace– que instaba a Etcheún a dejar el gremio. Por eso se designó al delegado interventor, Miguel Angel Otero.

“Etchehún fue desplazado de su cargo luego de haber sido intervenido el gremio por no haber respetado la carta orgánica de la Federación y por el voto unánime de todos los sindicatos del país. Fue un proceso que llevó más de un año y se definió ahora”, expresó el interventor del sindicato. Sin bien los trabajadores de la carne no participarán de la marcha, aseguran que si para la semana que viene el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, no les garantiza a los obreros las 200 horas de trabajo mensuales, tomarán medidas de fuerza. Es decir, Otero reconoce los problemas en el sector pero aseguran que “no quieren ser manipulados por la Mesa de Enlace”.

Ayer ingresaron al Mercado de Liniers 38 vacunos. Sin embargo, los jueves no cuentan para medir el acatamiento de una media de fuerza de estas características, al menos en el Mercado de Liniers, ya que ese día no suelen entrar cabezas de ganado. “Este es un paro simbólico, donde no se afectará en nada al consumidor, mientras que el traslado de hacienda de un campo a otro no cesará. Sólo se paraliza lo que va a frigoríficos”, afirmó Alfredo Rodes, director de Carbap.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Productores de Carnes Santafesinos, Luis Moreno, reclamó que se ponga en vigencia un Plan Ganadero Nacional a diez años. “El ministro de Agricultura habla del precio actual de la carne, pero nada dice de la descapitalización que arrinconó a la actividad”, señaló Moreno.

Sin embargo, el Ministerio de Agricultura ya publicó hace dos semanas en el Boletín Oficial los lineamientos principales de ese plan, donde se promoverá un aumento del precio de faena, un cambio en el sistema de compensaciones a los feedlots –donde sólo se subsidiará la producción de novillos de más de 430 kilos por cabeza– y el compromiso de tener este año un piso mínimo de exportación de 350.000 toneladas de carne.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.