UNIVERSIDAD › EL CONFLICTO ENTRE LA UBA Y EL COLEGIO NACIONAL DE BUENOS AIRES

Los padres piden una respuesta

Una asamblea de padres de alumnos acordó ayer rechazar “la intervención del colegio efectuada por el Consejo Superior” y reclamarle a la universidad una “respuesta pública y comprensible” para superar la crisis desatada por la remoción de la rectora.

 Por Julián Bruschtein

Cerca de doscientos padres de alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires realizaron una asamblea ayer, frente a las puertas del edificio, en Bolívar 263. Allí consensuaron una carta que entregarán hoy en el rectorado de la UBA, en la que manifiestan que repudian “la intervención del colegio efectuada por el Consejo Superior” de la universidad, hacen “responsables” a las autoridades de la UBA “del desorden institucional y sus consecuencias” en el colegio, además de acusarlas de presentar “causales diferentes y engañosos” de la crisis desatada por la destitución de Virginia González Gass como rectora, a mediados de julio.

“Nos han acusado de que somos muy pocos y que decimos falacias y esto no es así, los que dicen falacias son ellos”, aseguró Ruth Axenfeld, madre de un alumno del Buenos Aires, en alusión a la declaración firmada por el Consejo Superior de la UBA, la semana pasada, titulada “Un conflicto artificial sustentado en falacias”.

Los padres de los estudiantes del colegio que depende de la universidad se autoconvocaron en asamblea para apoyar las medidas que sostienen alumnos y docentes en rechazo a la remoción de González Gass antes de la finalización de su mandato, que vencía en mayo de 2011, y de la designación de autoridades interinas, a las que la comunidad escolar consideran “una intervención”.

En la carta que acordaron ayer, los padres destacan su “preocupación por la grave crisis institucional que atraviesa el colegio” y ubicaron el origen del conflicto en la resolución que destituyó a González Gass, una decisión que “más allá de las formas legales, tiene un carácter claramente intervencionista”. A su vez, acusaron al Consejo Superior y al rector Ruben Hallu de evidenciar “un total desconocimiento y falta de respeto por la participación democrática de la comunidad educativa” y también de poner “de manifiesto una conducta autoritaria que pervierte el cargo con el que fueron honrados”. Además, apuntan que Hallu “falta a la verdad al hablar de un colegio tomado” por los alumnos, “situación que nos consta falsa”. Finalmente, solicitan una “respuesta pública y comprensible” para “solucionar esta crisis lo antes posible”.

Mientras, los estudiantes mantienen su postura de no admitir en la escuela a Rosa López de Del Aguila, la profesora nombrada por la UBA como rectora interina; con una sentada, cotidianamente impiden el ingreso en la rectoría, así como en los despachos de los vicerrectores Eduardo Montes y Roberto Rodríguez. “Si en el rectorado de la UBA no convocan al diálogo de forma real, no vamos a reconocer a las autoridades designadas”, aseguró Nicolás Pascuale, integrante del centro de estudiantes. Esta semana, agregó el dirigente estudiantil, “se van a priorizar las clases por sobre las asambleas, aunque todavía continuamos en estado de asamblea permanente”. Docentes y estudiantes mantienen de manera precaria el dictado de clases, pero las mesas de exámenes y el curso de ingreso se encuentran suspendidos.

Compartir: 

Twitter
 

Unos doscientos padres se autoconvocaron frente al colegio.
Imagen: Télam
 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.