EL PAíS › OPINIóN

Un período difícil para la ciudad

 Por Daniel Filmus *

La ciudad de Buenos Aires está atravesando uno de los períodos más difíciles de los últimos años. Al procesamiento del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por parte de la Justicia –hecho inédito en nuestra historia–, se suma una sensación creciente de retiro por parte del Estado de sus obligaciones, lo cual trae como consecuencia un clima de descontrol y caos en la ciudad.

El avance del trabajo de la Justicia en torno de las responsabilidades que le corresponden a Macri respecto de la conformación de una organización delictiva dedicada a las escuchas ilegales y la reciente creación de una comisión investigadora por parte de la Legislatura con el objeto de analizar las responsabilidades políticas que se derivan de la causa, colocan en los otros dos poderes del Estado la misión de delimitar las culpabilidades que pudieran caber en los órdenes político y judicial. Por supuesto, la situación institucional se encuentra agravada por la irresponsabilidad de la ex vicejefa de Gobierno Gabriela Michetti, que abandonó su cargo para ser candidata a diputada nacional en las elecciones pasadas.

Ahora bien, la necesidad de que avancen estas investigaciones no nos tienen que hacer perder de vista el principal problema por el que está pasando la ciudad de Buenos Aires: la existencia de un gobierno que por apostar al retiro del Estado de sus responsabilidades, por estar sumido en la ineficiencia y la improvisación, por no tener ninguna sensibilidad social hacia quienes menos tienen y por tener un jefe de Gobierno preocupado solamente en la próxima contienda electoral, desatiende los problemas que cotidianamente atravesamos los porteños.

El derrumbe del gimnasio de Villa Urquiza con sus trágicas consecuencias, el fracaso de la Policía Metropolitana en las pocas funciones y espacios que tiene asignados y la desconfianza que generan quienes tuvieron la tarea de crearla, las muertes en las calles, la sensación de falta de control en el desarrollo urbano, el nulo avance con respecto a las promesas de subtes y viviendas, la carencia de insumos y de tecnologías en los hospitales, la falta de trabajo de infraestructura y de calefacción en las escuelas –aun en las de educación especial–, la ausencia de estrategias para igualar las condiciones en que viven los porteños de la zona sur con los del norte, la necedad y negación frente a los reclamos de los vecinos en cada avallasamiento que se realiza a los espacios públicos, entre otros, son algunos de los principales indicadores de esta situación.

Cabe destacar que estas condiciones se viven en un contexto donde el presupuesto de la ciudad es el más alto de toda su historia y donde las principales alternativas del oficialismo se han desarrollado en torno del aumento de los impuestos.

Frente a esta situación, hemos reafirmado que de ninguna manera intentaremos crear una crisis institucional que impida que sea el voto de los porteños y las porteñas quien reemplace al actual jefe de Gobierno. Que no propiciamos para Mauricio Macri el juicio político y la destitución, como él sí lo hizo con el anterior jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra.

Unicamente le exigimos que asuma su responsabilidad como jefe de Gobierno. Que deje de viajar y de tomarse vacaciones mensuales cuando la ciudad necesita atención permanente, que deje de trasladar las culpas al gobierno nacional, a sus funcionarios, a los profesionales y a los vecinos de los problemas que él mismo debe resolver. Que deje de pensar obsesivamente en ser presidente el próximo año y que gobierne con transparencia, eficiencia y responsabilidad social. Porque para ello lo eligieron los porteños que consideran que ser jefe de Gobierno exige dedicar todo el esfuerzo y la pasión en mejorar las condiciones de vida de quienes viven en la ciudad y no como un trampolín transitorio para acceder a otros cargos.

* Senador - Frente para la Victoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.