UNIVERSIDAD › LA FEDERACION ESTUDIANTIL RENUEVA SUS AUTORIDADES

A votar en la FUBA


La Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) renovará mañana sus autoridades y, pese a que no se prevén cambios, las acusaciones de un lado y de otro auguran al menos una tarde agitada. La izquierda irá junta y conseguirá su reelección, según prevén todas las fuentes consultadas. El bloque reformista, integrado por radicales y aliados, buscará ratificar su segundo lugar, que hasta ahora le permite gestionar la secretaría general de la federación. Los dirigentes de las fuerzas peronistas y kirchneristas mantienen conversaciones en busca de conformar una lista de unidad.

El congreso de la FUBA incluye paneles, charlas temáticas y comisiones que desde ayer se llevan adelante en varias facultades de la UBA. Todo confluirá en el plenario general convocado para mañana, a las 15, en la Facultad de Medicina, de donde saldrán las nuevas autoridades. Con quórum pleno, la elección reúne a 130 delegados estudiantiles. La mitad surge de la representación fija de los centros de estudiantes de las trece facultades, mientras que los otros 65 se reparten entre las distintas agrupaciones según la cantidad de votos que hubieran obtenido en las elecciones.

“Iremos al congreso a ratificar la conducción, a afianzar un rumbo –dijo el copresidente de la FUBA, Ignacio Kostzer (La Mella)–. Tenemos un apoyo muy grande y esperamos poder ampliar aún más las diferencias”, estimó el dirigente estudiantil. La campaña por el boleto educativo nacional y un pronunciamiento a favor de la reestatización de YPF serán temas de debate, según Kostzer, durante el congreso. El frente Por otro 1918 está integrado por el PO, La Mella, Libres del Sur, La Cepa (PCR) e IS. Sus candidatos a copresidir la FUBA son Igal Kejsefman, por La Mella, y Julián Asiner, por el PO.

“El valor del congreso es la definición de un plan de lucha –destacó el copresidente de la FUBA, Alejandro Lipcovich (PO)–. La federación tiene que asumir su responsabilidad. Con el vaciamiento de la FUA (Federación Universitaria Argentina), quedamos como el órgano gremial estudiantil más importante del país. Y contra el discurso oficial, nosotros creemos que la educación pública no está bien. Por eso convocamos a una jornada nacional el 18 de mayo, ya acordada con otras federaciones y con la Conadu Histórica.”

Denuncias de “fraude”, de “prácticas antidemocráticas y antiestatutarias” irrumpieron a lo largo de la semana desde el bloque reformista. A través de una carta pública, de comunicados y afiches, su referente y secretario de la FUBA, Juan Manuel Oro (Nuevo Espacio), cuestionó así la “irregularidad” de las dos presidencias y dos vicepresidencias de la federación, la “ausencia de balances”, la “falta de un criterio único de becas” y la convocatoria a elecciones “de manera casi secreta”.

“Me parece un chiste”, respondió Kostzer. “Estos comunicados a la prensa son una manifestación de impotencia política”, golpeó Lipcovich. A Oro, sin embargo, le llama “poderosamente” la atención que “dos agrupaciones de signo político definitivamente opuesto” hayan acordado “repartirse la FUBA y los millones de pesos generados por la venta de apuntes, como si se tratara de un botín”.

El fraseo tuvo contracara: “La Franja Morada fue expulsada y repudiada por todos los estudiantes de las universidades nacionales. Son el emblema de la violencia, de la corrupción generalizada, de la degeneración de la política estudiantil”, se despachó Kostzer. Oro gambeteó la acusación: “Nuevo Espacio no es la Franja Morada. Dentro de nuestro bloque hay socialistas, peronistas, radicales y pibes que hacen política universitaria y que no se dedican a la política nacional”, dijo.

Con todo, el dirigente de Nuevo Espacio consideró que “la FUBA pierde fuerza política al tener dos discursos totalmente antagónicos. En los debates sociales no tenemos una federación con una postura definida”, dijo. Esta vez lo cerró Lipcovich: “Nuestra legitimación es total, y se garantiza en las urnas. Nosotros convocamos al congreso con la participación de todos los centros de estudiantes de la UBA. La Franja ha sido derrotada, ha perdido terreno”.

Menos explícitas se mostraron las agrupaciones peronistas y kirchneristas –La Cámpora, la UES y otras–, que prefirieron mantenerse al margen de esta discusión. Pese a que se entablaron negociaciones, no hubo definiciones que indiquen que habrá un armado único. “Intentaremos llevar una discusión con una lógica programática, más allá de las listas –dijo un referente estudiantil peronista–. La idea es proyectarnos en la construcción de un espacio propio entre las dos fuerzas que vienen hegemonizando los espacios gremiales y universitarios de la universidad.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.