UNIVERSIDAD › CONFLICTO ENTRE LAS UNIVERSIDADES DE RíO NEGRO Y DE CUYO

Pulseada por dictar una carrera

El Instituto Balseiro, dependiente de la UNCu, iba a ofrecer desde este mes la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones. La UNRN se opone porque se superpondría con su oferta y logró una medida cautelar que suspendió el inicio de la cursada.

Los lazos académicos que unen a las universidades nacionales de Río Negro y de Cuyo no pasan por su mejor momento. Ambas casas de estudio mantienen una disputa por la formación de ingenieros en telecomunicaciones, una demanda prioritaria para el desarrollo de conectividad nacional que plantea el Ministerio de Planificación Federal. La controversia se instaló con la creación de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones que la UNCu procuraba dictar desde este mes en el prestigioso Instituto Balseiro (con sede en Bariloche). La UNRN se opuso al dictado de la carrera, al considerar que tendría “ventajas extraordinarias” y que se “superpondría” con Ingeniería en Electrónica que ofrece la casa rionegrina. La objeción llegó en papel al Ministerio de Educación, solicitándole que intercediera en el asunto. Además, la UNRN interpuso una medida cautelar para suspender la apertura de la carrera, que fue concedida por la Justicia federal de Río Negro, por lo que el conflicto terminó por dispararse.

“La creación de la Ingeniería en Telecomunicaciones nos afecta gravemente en nuestra carrera de Ingeniería en Electrónica, que tiene una clara orientación a las telecomunicaciones”, le dijo a Página/12 el rector de la UNRN, Juan Carlos Del Bello: “En la Argentina, las carreras en telecomunicaciones tendieron a fusionarse con las ingenierías electrónicas, tanto que comparten un 80 por ciento de sus planes de estudios. La Universidad de Río Negro intentó infructuosamente llegar a un acuerdo con la Universidad de Cuyo durante más de dos meses, pero Cuyo decidió avanzar, convocando a la inscripción de alumnos –relató Del Bello–. Entonces, la UNRN ejerció su derecho, interpuso un recurso ante el Ministerio de Educación, señalando que se han violentado las normas vigentes. Cuando una universidad quiere crear una carrera fuera de su territorio, debe pedir autorización al Cpres (Consejo de Planificación Regional de la Educación Superior) correspondiente”, cosa que no ha sucedido, según sostuvo Del Bello.

El rector de la UNCu, Arturo Somoza, sostuvo ante la consulta de este diario “que no hay incumplimiento. La carrera de Electrónica de la UNRN es de tipo tecnológica, orientada hacia radares y satélites, mientras que la del Balseiro es más científica. La de la UNRN recluta alumnos en el área de influencia de Bariloche; la del Balseiro, que fue creada por una solicitud expresa del Ministerio de Planificación, toma alumnos de universidades de todo el país. El ministerio necesitaba una formación de excelencia, por eso se eligió al Instituto Balseiro”. Somoza declinó el pedido de la UNRN de dictar la carrera en conjunto, argumentando que “la cotitulación en la Argentina no existe, no se puede hacer porque directamente no está reglamentada”, y llamó a la intervención del Ministerio de Educación. “Entiendo que es un tema eminentemente técnico, así que el ministerio deberá dirimir la situación de fondo.”

Lo que aparece, en principio, como una rencilla entre dos universidades por la apertura de una carrera podría desembocar en un debate sobre planificación académica nacional, en este caso alrededor de la formación en telecomunicaciones. Al menos en esto coincidieron las autoridades de ambas casas de estudios. Indicaron que la cuestión formal –la judicialización del conflicto– no resolverá el desacuerdo, y que es necesario resolver la “cuestión de fondo”. Indicaron que las carteras de Educación y de Planificación evalúan convocar a los actores en juego para avanzar en una salida estratégica. Mientras, el enfrentamiento continúa.

“Los beneficios del Balseiro son históricos, sus estudiantes son de dedicación completa, con vivienda y alimentación –dijo Del Bello–. Los alumnos más brillantes de nuestra carrera en Electrónica podrían ser hipotéticamente seleccionados para terminar sus estudios allí, y no podemos privarnos de eso.” Para el rector de la UNRN, “resistirse a un caso asociativo implica una mirada mezquina. La asociatividad genera sinergias, multiplica las fortalezas que tiene cada parte y permite superar las debilidades”.

“Hay que bajar los decibeles –contestó Somoza–. Lo que aparece claro es que (la UNRN) no puede hacerlo sola. Al desatar este conflicto, Del Bello generó una reacción muy fuerte en la comunidad del Balseiro.” Dentro de la comunidad académica del instituto corrieron rumores de que la UNRN pretendía absorber bajo su órbita al Balseiro, que además de la UNCu depende de la Comisión de Energía Atómica. Del Bello desestimó los versiones: “Nunca planteamos eso, ni se nos ocurre, ni corresponde, no vamos a negar su historia ni su pertenencia a la Universidad de Cuyo”.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.